Suscriptor digital

De los lectores: cartas & mails

Basta de retenciones; El espejo de Illia; Asesinatos selectivos; Zaffaroni; Palacio de Aguas
(0)
24 de enero de 2018  

Basta de retenciones

En la sección Economía del 15 del actual, Fernando Bertello señala que Brasil volverá a duplicar la cosecha de soja de la Argentina. Proyecta para la campaña agrícola 2017/2018, 112 millones de toneladas, contra 53 millones locales, y con riesgo que caiga a 48 millones por la sequía que afecta a nuestro país. Como dato ilustrativo, Brasil en 2006/2007 cosechó 59 millones de toneladas y la Argentina, 48,8 millones de toneladas. Apenas 10,2 millones de toneladas separaban un país de otro. Estos datos permiten ver el efecto pernicioso de las retenciones sobre el campo en particular y sobre la economía en general. Las retenciones a la soja del 30%, con una rebaja del 0,5 por mes (a diciembre de este año estarían en 24%), siguen siendo confiscatorias y perjudiciales con el objetivo de generar más exportaciones, y con esto más trabajo y más bienestar para todos los argentinos. Ningún país competidor de la Argentina tiene retenciones. Pedimos al presidente Macri elimine este año las retenciones a la soja. El campo, "motor de la economía", como él lo define, dará la respuesta como siempre, con el respaldo de la tecnología, la genética y su internacionalmente reconocida eficiencia en la gestión. Solo hace falta una política de Estado agropecuaria integral a largo plazo.

Marcelo J. Louge Juárez

mjlouge@gmail.com

El espejo de Illia

A 35 años del fallecimiento de Arturo Illia, y en esta época en que la República está inundada por los inmensos casos de corrupción e irregularidades institucionales, su figura ha sido poco recordada. Muy poco se habló de su vida expresada en su trayectoria y en sus actos. Fue expulsado por la fuerza una madrugada de la Casa de Gobierno, acompañado por sus colaboradores y unos centenares de correligionarios que estuvimos en el lugar. Se fue caminando por la calle Rivadavia y en la esquina de Reconquista se tomó un taxi. Había llegado con un patrimonio de un plazo fijo, un auto y su consultorio y vivienda en Cruz del Eje, Córdoba (donada por los vecinos). Esto último fue lo único que le quedó. Se fue a vivir a Martínez, a la calle Pergamino casi Sargento Cabral, donde no tenía teléfono. Se hizo amigo de la vecina de la esquina, doña Pierina, dueña de una mercería y almacén: como el local tenía línea, se instalaba de 16 a 19, donde se sentaba en la vereda, conversando y rodeado de vecinos. Cuando tenía que venir a la Capital y no podían ir a buscarlo caminaba unas cuadras y en la avenida Maipú, para asombro de transeúntes y pasajeros, tomaba la línea 60. No hablaremos de su gestión de gobierno, como muchos otros radicales estamos a disposición de contar área por área su extraordinario gobierno. Hay una explicación para el poco recuerdo de su figura; en la leyenda de Felipe el Hermoso nos contaba que no se quería poner frente al espejo porque la imagen que le devolvía destrozaba su falsa valorización. ¿A cuántos actores de la vida pública argentina de hoy en día, ante la figura de don Arturo en un espejo no le pasaría lo mismo?

José María García Arecha

Exsenador nacional (UCR)

josemgarciaarecha@yahoo.com.ar

Asesinatos selectivos

Matemos padres de familia, jubilados, niños, trabajadores, etcétera, pero no maestros, médicos, jueces ni fiscales. Parece que en estos casos, las penas serán más graves (según un proyecto de ley en danza promovido por ?jueces, entre otros). Insólito.

Pablo J. Fortin

DNI 8.037.940

Zaffaroni

La reciente manifestación del político Eugenio Zaffaroni, aspirando a reducir el tiempo del actual gobierno, actualiza las apreciaciones que el abogado Miguel Radrizzani Goñi hizo el 12 de julio de 2003. Dicho profesional, dedicado a la defensa de los derechos humanos, impugnó ante el Ministerio de Justicia la postulación del entonces penalista Zaffaroni como futuro miembro de la Corte Suprema "por falta de idoneidad". "Zaffaroni no está habilitado para integrar el Tribunal", pues prestó "juramento de fidelidad a doctrinas violatorias de los derechos humanos como la de la seguridad nacional, dio conferencias en el extranjero sobre derechos humanos siendo juez del Proceso y silenciando en forma absoluta la realidad de ese momento en nuestro país", agregó Radrizzani Goñi, un abogado que defendió a integrantes de la agrupación guerrillera Montoneros. Recordó entonces que en 1975, Zaffaroni fue designado juez federal con el "beneplácito" del exministro del tercer gobierno de Perón, y "a la sazón jefe de la Triple A", José López Rega. En marzo de 1976, cuando el golpe militar instauró la dictadura, "Zaffaroni no renunció a su cargo y no solo continuó en sus funciones, sino que, ante la posibilidad de su relevo, negoció con el poder militar un cambio de jurisdicción pasando a ocupar el cargo de juez nacional de sentencia". Para ocupar ese cargo, "todos los jueces debieron jurar por el "estatuto legal" que el régimen imponía, que no era más que la expresión jurídica y criolla de la doctrina de la seguridad nacional. Prestó juramento de acatarla pese a que anteponía las normas del Proceso a las de la Constitución y su sistema de garantías y derechos", añadió el impugnante.

Finalmente, Radrizzani Goñi califica a Zaffaroni como "un expositor de la doctrina de Hans Welzel", profesor de Derecho Penal en la Universidad de Bonn de 1939 a 1945, a quien atribuye "simpatías por el nazismo" y por "el derecho penal autoritario". Zaffaroni es "un expositor y especialista en una doctrina ajena a nuestra legislación constitucional y partidario de la aplicación de una legislación penal autoritaria, incompatible con las garantías constitucionales. Es coherente con el juramento prestado a la doctrina de la seguridad nacional, más allá de las charlas que pueda dar sobre derechos humanos y derecho penal garantista", concluyó Radrizzani Goñi en su impugnación ante la cartera de Justicia.

Salvador María Lozada

salvadorlozada72@gmail.com

Palacio de las Aguas

Los detalles del Palacio de las Aguas Corrientes descriptos en La Nacion ilustran la importancia de las obras de saneamiento realizadas en nuestro país tras las epidemias de cólera y de fiebre amarilla de la segunda mitad del siglo XIX. Al respecto, en una encuesta organizada en 2007 por la British Medical Journal para determinar los principales avances en materia de salud de los últimos 140 años, los servicios cloacales y de agua potable ocuparon el primer lugar, por delante de los antibióticos, la anestesia y las vacunas.

Claudio H. Sánchez

claudiofisicamente@yahoo.com.ar

En la Red

facebook

Robos en casas durante las vacaciones

"Si utilizaran la viveza que tienen para robar en trabajar, qué país tan distinto tendríamos"

Cristina Amigucci

"¡Castigos severos y ejemplares a sus autores!"

Isabel Benítez

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección:Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?