"Prendimos una llama y el fuego se extendió por todo el país"

Recibió críticas de la oposición por reforzar la presencia del ala dura de derecha ,Un productor cuenta cómo empezó la rebelión del campo uruguayo
(0)
24 de enero de 2018  

SANTIAGO, Chile.- El presidente electo chileno, Sebastián Piñera, y sus 23 ministros asumirán el poder el 11 de marzo próximo, pero las designaciones ya provocaron crispaciones en el ambiente político, sobre todo en el oficialismo.

En el Congreso, Piñera entregó la nómina de su gabinete: serán siete mujeres y 16 hombres; "una combinación de experiencia y juventud", como dijo el sucesor de Michelle Bachelet. Seis de los que asumirán ya fueron ministros de Piñera (2010-2014).

De los que se repiten, cuatro formarán el equipo político del expresidente, lo que refuerza la presencia de la derecha dura: Andrés Chadwick (Interior), abogado y primo de Piñera; Alfredo Moreno (Desarrollo Social), excanciller y jefe del gremio empresarial más poderoso de Chile; Cecilia Pérez (Secretaría General de Gobierno), que fue vocera, y Felipe Larraín, que otra vez estará en Hacienda. Se suma a ese círculo político Gonzalo Blumel (39 años), coordinador de la campaña de Piñera y, desde marzo próximo, encargado de llevar la relación con el Parlamento.

Los jefes de los partidos que conforman Chile Vamos dijeron que el gabinete es equilibrado y que había conformidad con los nombramientos. El único que causó sorpresa fue el de Gerardo Varela, que será ministro de Educación. Es abogado en derecho corporativo y en sus columnas en el diario El Mercurio se opuso a la gratuidad universitaria y a la reforma educativa de Bachelet. También dijo que la educación es tanto un derecho como un bien económico, al igual que la salud y la seguridad. Varela fue el primero en recibir fuertes críticas desde el oficialismo.

"Nos ponemos en alerta con relación a cómo se abordará el tema educación desde ahora", dijo el diputado Rodrigo González. Se sumaron a él actores del mundo de la educación, como los líderes de algunas federaciones universitarias y el Colegio de Profesores.

Camila Vallejo, diputada comunista, calificó al gabinete de Piñera de "conservador y reaccionario", y dijo que Varela tiene "un alto nivel de ignorancia".

Tras las críticas, Piñera salió a respaldar a su ministro: "Vamos a asegurar la gratuidad para todos los alumnos que la necesiten y que la merecen".ß

MONTEVIDEO (de nuestro corresponsal).- Fue el que inspiró un movimiento que asomó de la nada y terminó por sacudir al país entero, pero se conformó con un tramo corto de la oratoria del acto de ayer en el que el campo de Uruguay expresó su descontento con el gobierno por considerar que ignoran sus problemas.

El productor uruguayo Federico Holzmann no acepta que le pongan una etiqueta política y afirma que su inspiración está en la defensa del trabajo en el agro. Se emociona cuando recuerda que su padre lo abrazó con frustración al ver que el negocio familiar no rendía para que él y su hermana quedaran con la economía familiar solucionada.

"Cuando vi a mi padre con lágrimas diciéndome eso, se me sacudió todo", contó Holzmann a LA NACION, al explicar su motivación "por hacer algo" y sacudir la modorra de los productores del campo uruguayo.

"Prendimos una llama y el fuego se extendió por todo el país", exclamó Holzmann desde el estrado del acto de ayer en la ciudad de Durazno. Y es que este fenómeno se desató por un grupo de WhatsApp que él mismo armó en diciembre de 2015, con el nombre "Contratistas del Norte". Estaba enojado por un anuncio sobre controles de los servicios de fumigación.

"Yo dije: ?¿Cómo puede ser que nos quieran hacer eso?'. Como si no cumpliéramos las reglas, con desconfianza, metiéndose para espiarnos", dijo Holzmann.

Fueron 47 los contactos de su celular los que sumó a ese grupo, con productores y comerciantes de las ciudades de Paysandú y de Río Negro, limítrofes con las argentinas Colón y Gualeguaychú.

El tiempo pasó y con esos amigos hicieron gestiones ante Federación Rural y el gobierno, pero fue a fin del año pasado cuando decidieron encarar gestiones antes las gremiales del sector, para reclamar que se hicieran respetar por las autoridades y exigir más que esperar soluciones.

El grupo se agrandó y se generaron decenas de otros grupos similares en todo el país, con un empuje tal que Holzmann debió asumir el liderazgo, aunque sumó a otros conocidos a esa tarea.

La protesta rural tuvo mayor intensidad y agresividad en los mensajes grabados por esas redes que en el acto y proclama de ayer, porque Holzmann y otros se encargaron de unificar criterios para los discursos y evitar expresiones que deslegitimaran su protesta.

¿Y ahora cómo siguen? El productor le dijo a LA NACION que pasado mañana irán a la sede de la presidencia para entregar su proclama y pedir una audiencia. Además, señaló que del 31 de enero al 1° de febrero al mediodía harán una "vigilia" para exponer su reclamo en busca de soluciones ante el recambio turístico. "Y luego se verá", agregó Holzmann.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.