Suscriptor digital

River sufre por Marcelo Larrondo: el delantero volvió a lesionarse y podría dejar el fútbol

Larrondo sufre un edema por stress óseo en la rodilla izquierda
Larrondo sufre un edema por stress óseo en la rodilla izquierda Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa River
Gustavo Yarroch
(0)
25 de enero de 2018  • 11:48

El futuro de Marcelo Larrondo en el fútbol profesional está en crisis como nunca antes. El delantero sufre un edema por stress óseo en la rodilla izquierda, la séptima lesión desde que llegó a River a mediados de 2016. Así, su recuperación vuelve a experimentar un freno que preocupa a todo River. La mala nueva representa además un fuerte golpe anímico para el delantero, quien tiene 29 años y apenas jugó 455 minutos con la camiseta de la banda roja. En el cuerpo médico de River nadie se anima a aventurar una fecha para una posible vuelta a las canchas de Larrondo, que además fue intervenido quirúrgicamente en tres ocasiones desde su desembarco en Núñez un año y medio atrás , a cambio de 3.300.000 dólares.

En noviembre del año pasado le habían realizado una artroscopia en la rodilla izquierda, la misma donde arrastra una osteocondritis y que hoy le da un nuevo dolor de cabeza. Mortificado, en aquel momento Larrondo llegó a confesarle a su círculo íntimo que se estaba replanteando qué hacer de su vida profesional ante la seguidilla de lesiones y contratiempos. "La va a seguir peleando, pero todo lo que le pasa es muy doloroso porque por ahora la salida no aparece. Por suerte, cuenta con todo el apoyo de Marcelo Gallardo y de sus compañeros", comentó a LA NACION una persona de confianza del ex Rosario Central.

En River jugó catorce partidos: fue titular en cuatro de ellos y anotó dos goles. Su último encuentro fue el 4 de julio de 2017 ante Guaraní, en Asunción, en el choque de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores, e hizo un gol. El otro que anotó en River fue el 18 de junio de 2017, en la caída 3 a 2 ante Racing en el Monumental.

En septiembre de 2016 sufrió una sinovitis en la rodilla derecha y en diciembre de ese año le realizaron una artroscopia en esa rodilla. En marzo de 2017 padeció un desgarro en el aductor derecho y al mes siguiente le surgió una molestia en esa misma zona. En mayo le apareció un problema en la otra pierna: sobrecarga en el aductor izquierdo. Dos meses después, un esguince en la rodilla izquierda frenó su recuperación. Y al mes siguiente el parte médico indicó una sinovitis en la rodilla izquierda. En agosto del año pasado fue operado de un síndrome meniscal en la rodilla izquierda y en noviembre le realizaron una artroscopia en esa misma rodilla.

Durante la pretemporada en Miami, se lo notó un paso detrás de sus compañeros en el aspecto físico e ingresó quince minutos, en lugar de Rodrigo Mora, en un ensayo informal que los suplentes de River le ganaron por 4-0 a un equipo de la Universidad Internacional de Florida. Ahora, Larrondo vuelve a sentirse como quien está perdido en una ciudad gigante y sin entender el idioma del lugar.

Los goles de Larrondo en River

El gol de Larrondo a Racing

01:41
Video

El gol de Larrondo a Guaraní por la Copa Libertadores

01:31
Video

En el cuerpo médico de River se muestran entre dolidos por las desventuras que atraviesa el jugador y cautos por su futuro deportivo: nadie se atreve a vaticinar un plazo para su posible regreso a las canchas. "Las lesiones del cartílago son bastante impredecibles. Algunos futbolistas conviven bien con ellas y otros las sufren y a veces no las superan. Marcelo viene conviviendo bien con su otra rodilla, pero en la izquierda le está costando encontrar equilibrio", afirmó una fuente del departamento médico.

Las dificultades físicas de Larrondo comenzaron cuando estaba en Central: en marzo de 2016 sufrió la rotura del menisco externo de la rodilla derecha. Aquel semestre no pudo volver a jugar ya que luego sufrió un edema óseo en el condillo femoral interno de la rodilla. Al llegar a River, en sus primeros días de entrenamiento realizó trabajos diferenciados luego de superar la revisión médica, en julio de ese año. Debutó el 28 de agosto, en una goleada 4-1 ante Banfield por la primera fecha del torneo de Primera División. Ingresó también en la tercera fecha, ante Talleres, y a partir de entonces comenzaron a aparecer los nubarrones más grandes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?