La canciones de Luis Alberto Spinetta tomaron vuelo anoche, en el homenaje en Konex

Ricardo Mollo, León Gieco, Lito Epumer y David Lebón, entre otros, recordaron al músico
Ricardo Mollo, León Gieco, Lito Epumer y David Lebón, entre otros, recordaron al músico Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Mauro Apicella
(0)
24 de enero de 2018  • 02:29

"Está bueno el lugar; me gusta", dice él, frente a la novedad. Y ella pone cara de: "claro que está bueno, si vengo siempre". Media hora después ella dice que las canciones son buenas, que le gustan. El sonríe con cara de "obvio, si son las canciones de Spinetta , las que escucho desde que era chico". Ahí están padre e hija, cada uno con su novedad. Él llega por primera vez a este espacio del barrio del Abasto; ella escucha por primera vez en vivo las canciones de Spinetta.

Spinetta fue homenajeado con un concierto en el Konex a 68 años de su nacimiento

5:12
Video

Desde que se abrieron las puertas hasta que comenzó el concierto pasó casi una hora y media. El público tuvo tiempo para entonarse con los tragos y las cervezas de la barra. En bambalinas del escenario montado en el patio de Ciudad Cultural Konex hay una lista de 25 canciones que comienza a sonar. Varios hits de "El Flaco": "Fermín", "Ana no duerme", "Durazno sangrando", "Todas las hojas son del viento", "Despiértate nena" y "Rutas argentinas". Pero no son mayoría en este espectáculo de homenaje en el día de su cumpleaños (y a dos semanas de cumplirse seis años de su muerte). Como el concierto está producido artísticamente por un músico (uno que fue bajista de su banda), la lista contiene temas que no serán considerados rarezas por los fans de Spinetta, pero tampoco son de los que suelen sonar en vivo, o los que más se recuerdan de sus discos. "Era de Uranio", "Yo miro tu amor" o "Hiedra al sol" nunca estuvieron entre los más difundidos, sin embargo, son parte de selección realizada por Javier Malosetti, que atraviesa la obra del homenajeado.

El show tarda en encontrar su pulso. Pasan seis o siete canciones hasta que la banda y los invitados comienzan a ensamblar. "Tu vuelo al fin", que tiene al frente a Baltasar Comotto, uno de los invitados, es la bisagra; la canción con la que, realmente, el homenaje comienza a tomar vuelo. Comotto enciende la chispa y la banda estable se ajusta (Mono Fontana, Claudio Cardone, Lito Epumer, Sergio Verdinelli, Malosetti y un casi estable, Dhani Ferrón) y se reacomoda cada vez que entran otros invitados, como el bajista Machi Rufino, el tecladista Leo Sujatovich, los bateristas Gustavo Spinetta, Daniel Rawsi y el ex Almendra Rodolfo García, que en varias oportunidades hace dupla con otro ex Almendra, Emilio Del Guercio.

Javier Malosetti fue el director del espectáculo
Javier Malosetti fue el director del espectáculo Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Los aplausos del público también son el termómetro que indica que con "Tu vuelo al fin" todo comienza a encajar. Enseguida llega en la voz del ex Invisible Machi "Durazno sangrando" y luego otras gemas del repertorio spinetteano. ¿Hace cuánto que no sonaban en vivo temas como "A esos hombres tristes", "Cristálida", "Amor amarillo" o "Cementerio Club"? Entre todas suman 25, casi un abecedario en forma de música, y con la sofisticación de Spinetta, nada fácil de cantar. Varios de los que se plantan frente al micrófono dejan lo mejor de sí, aunque no en todos los casos hacen justicia con la obra poética de Luis Alberto Spinetta. La falta de un cantante con oficio (justamente) de cantante, no permite que algunas canciones terminen de lucirse. En cambio, cuando suben al escenario señores intérpretes, como Rubén Goldín, los temas adquieren otro brillo. Goldín, que en su juventud tenía un timbre de voz parecido al de Spinetta, aunque con mayor definición y potencia canora, ahora no se parece tanto; sin embargo, interpreta los temas de "El Flaco" magníficamente. De los trazos más finos de este concierto surgen músicos como Goldín y ese prodigio de la viola llamado Lito Epumer, que se refugia en el fondo del escenario, como para pasar inadvertido.

David Lebón y RIcardo Mollo en un tramo del recital
David Lebón y RIcardo Mollo en un tramo del recital Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

El repertorio avanza y se encamina al final, cuando los contrastes emocionales se adueñan de la noche: una versión demoledora de "Despiértate nena", timoneada por las guitarras David Lebón y Ricardo Mollo le da paso al tema "8 de octubre", en las voces de Mollo y León Gieco, que está dedicado a los chicos que perdieron la vida en un accidente de tránsito (lo que se conoce como la tragedia del colegio Ecos). Luego, "Todas las hojas son del viento", "Quedándote o yéndote" y "Rutas argentinas".

Mollo se lució con un impresionante solo de guitarra en

0:59
Video

El hecho de que no se escuche "Muchacha ojos de papel" ni siquiera al momento de los bises es señal de que se puede recordar a Spinetta de una manera diferente.

El público festejó cada una de las canciones de su ídolo
El público festejó cada una de las canciones de su ídolo Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.