Tabaré excluye a los indignados rurales de un diálogo

Convocó solo a los gremios para analizar el sector

25 de enero de 2018  

MONTEVIDEO.- El presidente Tabaré Vázquez convocó a las gremiales rurales para concretar la instalación de grupos de trabajo sobre problemas para la producción agropecuaria, pero sin integrar a esa mesa a los productores "autoconvocados" que anteayer protestaron contra el gobierno y el sistema político.

La carta para la reunión del próximo lunes fue enviada por el mandatario a la Asociación Rural del Uruguay, Federación Rural, Cooperativas Agrarias Federadas, Comisión Nacional de Fomento Rural, Asociación de Cultivadores de Arroz y a la Asociación Nacional de Productores de Leche, y la movida obliga a esas instituciones a tomar una decisión. ¿Aceptan participar de este diálogo y convalidan la exclusión de los productores rebeldes? ¿Rechazan la invitación a una reunión que habían reclamado con urgencia?

El día después de la movilización rural que dijo "basta" a los altos costos de producción y a la presión tributaria, estuvo marcado por una fuerte polémica política respecto del alcance del acto y sus consecuencias.

Los productores se enojaron con los que relativizaron la protesta, porque la concurrencia fue menor a la esperada y las imágenes mostraban demasiados espacios vacíos, y ratificaron su decisión de exigir una audiencia con el presidente y de realizar movilizaciones en las rutas para la fecha de recambio de turistas de fin de mes.

El gobierno sintió alivió con los datos del Ministerio de Interior sobre la cantidad de camiones, ómnibus y vehículos, que estimaron una asistencia menor a 15.000 manifestantes, así como la transmisión en vivo que hicieron los canales de TV abierta, con imágenes de menor impacto al que temían.

La vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky, dijo que los "autoconvocados" sí podrán ser recibidos en el Parlamento para que expresen sus preocupaciones, como lo hacen todas las representaciones que van a opinar sobre proyectos, pero relativizó las posibilidades de llegar a un acuerdo. La esposa de José Mujica opinó que no es fácil que el gobierno pueda atender los planteos de productores sobre baja de tarifas o dólar más alto, porque eso tiene incidencia negativa en las cuentas fiscales y la inflación.

Dirigentes de la oposición criticaron al gobierno con el argumento de que no acepta planteos de sectores que están en problemas, mientras que desde el oficialista Frente Amplio decían que los productores no se preocupan de las ganancias de terratenientes, que consideran excesivas.

La expectativa queda ahora en la respuesta de las gremiales a Vázquez y en la nueva movilización que anuncian los ruralistas.

TEMAS EN ESTA NOTA