Simona: comedia, música y romance, para adolescentes

Ricardo Marín
(0)
26 de enero de 2018  

Autores: Claudio Lacelli, Lily Ann Martin / Elenco: Ángela Torres, Gastón Soffritti, Juan Darthés, Ana María Orozco, Romina Gaetani, María Rosa Fugazot, Federico Olivera, Marcelo Mazzarello, Darío Barassi, Patricia Echegoyen, Yayo Guriddi, Christian Inglize / Dirección: Rodolfo Antúnez, Sebastián Pivotto / Canal: Eltrece / Horario: lunes a viernes, a las 21.30 / Nuestra opinión: buena

Ángela Torres y Christian Inglize
Ángela Torres y Christian Inglize Crédito: Ignacio Sánchez

Simona es Ángela Torres. Pero no en la afirmación obvia respecto del personaje que interpreta, sino en lo referente al programa que lleva el nombre del mismo. El atractivo de esta propuesta descansa en las cualidades de esta artista que no cumplió aún las dos décadas de vida. ¿Cuáles son? Una simpatía natural, que llena de chispas las acciones del personaje al que interpreta, y un talento innegable para el canto, el baile y el desplazamiento en el escenario. Todo el resto, que no es poco -un elenco de casi medio centenar de actores y actrices, entre los que hay cerca de una veintena de figuras de primera línea y una producción que apunta a estándares de calidad de exportación-, prácticamente parece existir solamente para acompañar los destellos de la pequeña estrella en ciernes.

El nuevo programa apuesta a una fórmula que tiene sus riesgos: la de la doble línea argumental, con historias y situaciones de comedia romántica dirigidas hacia el público adolescente y otra vertiente, más lacrimógena, que responde al melodrama tradicional, orientado a televidentes de mayor edad. Simona es la hija de Marilina (Orozco), una mujer que mató a su marido en defensa propia y para proteger a su hija que era una bebé. El episodio -confuso- la llevó a la cárcel. De la niña se hizo cargo Rosa (Fugazot), una mujer humilde que la crió rodeada de amor. Cuando la salud de Rosa, que es una persona mayor, se resiente, Simona no duda en reemplazarla como mucama en casa de Diego (Darthés) para cuidar su puesto. En ese ambiente se desplegará el mundo de las historias para adolescentes, con los sobrinos de Diego a los que la chica conoce desde la infancia. El otro abanico de historias se desenvuelve a partir de la llegada de Marilina, que acaba de recuperar la libertad y se presenta a solicitar trabajo en el instituto de traumatología que dirige Diego, a quien deslumbra enseguida esta mujer y lo que conoce de su pasado.

Quienes diseñaron el relato, no escatimaron personajes a los cuales recurrir en diferentes situaciones. Entre los mismos no faltan aquellos que permitirán desarrollar romances apasionados ni los que seguramente tejerán traiciones para conseguir sus fines, o los que simplemente protagonizarán situaciones graciosas para entretener a la audiencia y disolver tensiones. En el universo de los jóvenes está la música y el deseo de Simona de convertirse en una artista famosa como motor principal que impulsa las acciones. En el de los adultos, la lucha de Marilina por reivindicarse y recuperar a su hija. El desafío de la propuesta será equilibrar eficazmente estas dos opciones para mantener cautivo a ambos públicos. Aunque probablemente la carta de triunfo que trae consigo las cualidades de la protagonista sea la mejor garantía de eficacia para ello.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.