La salud presidencial: Macri mandó a comprar resucitadores y un respirador artificial para equipar la Quinta de Olivos

Pablo Fernández Blanco
(0)
25 de enero de 2018  • 22:09

Mauricio Macri está bien de salud, dicen en su entorno, y quiere seguir estándolo. Al menos así se desprende de las últimas compras que mandó a hacer el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, a cargo de atender las necesidades cotidianas de la familia presidencial, que también está compuesta por Juliana Awada y la hija de ambos, Antonia.

Por pedido de la Unidad Médica Presidencial (UMP), a cargo de Simón Salzberg, el Gobierno busca hacerse de una gran cantidad de aparatos e insumos médicos para equipar la Quinta de Olivos y dos ambulancias que les permitan a los profesionales atender a la familia tanto en caso de emergencias como ante situaciones de menor trascendencia.

La parte más gruesa de las compras irá a instalar un Shock Room en un espacio de la Quinta Presidencial. El lugar estará preparado para tratar pacientes con patologías agudas y estabilizarlos hasta una eventual derivación a una institución de mayor complejidad.

Entre los equipamientos más llamativos está la compra de un resucitador manual, un carro de paro y emergencia, un respirador artificial portátil para uso en adultos y pediátrico, un sistema de ventilación no invasiva y tres desfibriladores externos automáticos con capacidad para analizar el ritmo cardíaco y proporcionar una descarga eléctrica a las víctimas de paros cardíacos súbitos para restablecer el ritmo normal del corazón, que también sirva para adultos y niños.

Macri mandó a comprar resucitadores y un respirador artificial para Olivos

5:43
Video

En el paquete a adquirir hay collares cervicales de inmovilización, muletas de aluminio y camillas para traslado en helicóptero, en caso de una urgencia extrema.

Otros elementos apuntan al manejo cotidiano de la salud presidencial. Son menos glamorosos, preocupantes y onerosos. Por caso, la Unidad Médica busca hacerse de agujas, dos cajas de 100 unidades de bajalenguas, que se suele utilizar para revisar la garganta, bolsas colectoras de orina, camisolines descartables, catéteres de drenajes torácicos, bisturíes, jeringas y máscaras para oxigenoterapia.

La unidad médica presidencial está conformada por 18 médicos. Por decreto, tienen la obligación de cumplir tareas de prevención y tratamiento para Macri, Juliana y Antonia. Está obligada a que haya siempre un médico cerca del Presidente, las 24 horas de cada día del año.

La historia clínica del Presidente

Sus médicos sostienen que Macri es algo así como el paciente ideal. "No tiene sobrepeso, hace deporte, tiene una buena dieta alimentaria, no fuma y no bebe", sostuvo Salzberg en 2016 a Télam. "Todo lo que nos gusta a nosotros como médicos, él [por el Presidente] lo hace".

Pese al optimismo, el Presidente suele rodearse de guardapolvos blancos. En esa ocasión, el jefe de la UMP se refirió a la arritmia que había tenido Macri en junio de 2016, cuando fue de urgencia a la Clínica Olivos.

Una de las polémicas que se generaron en torno de eso fue la incorporación de un total de 9 cardiólogos al equipo presidencial.

En mayo del año pasado Macri tuvo una leve descompensación por la altura en Ecuador. Y el 16 de agosto del año pasado Macri se sometió por tercera vez a una operación en la rodilla derecha, producto de su actividad deportiva.

En diciembre de 2016, el Presidente había sido operado de las cuerdas vocales.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios