0

Un descarrilamiento en Milán dejó tres muertos

0
26 de enero de 2018  

ROMA (De nuestra corresponsal).- Personas atrapadas entre los hierros, helicópteros yendo y viniendo de hospitales, socorristas llegados desde toda Italia, tres muertos y 45 heridos, cinco muy graves, fue el balance del accidente ferroviario que ayer conmovió a Italia.

A las 6.57 de la mañana de ayer, en las afueras de Milán, un tren procedente de Cremona con destino a la estación Milano Porta Garibaldi, sufrió un descarrilamiento. La formación se encontraba repleta de pasajeros que viajan a diario hasta la que se considera la "capital financiera" de Italia, a trabajar o a estudiar.

Según una primera reconstrucción de la Red Ferroviaria Italiana (RFI), el tren, que viajaba a una velocidad de 100 km/h, recorrió dos kilómetros con las ruedas fuera de las vías hasta que uno de los vagones centrales chocó contra un poste de la electricidad. RFI indicó la existencia de una "falla estructural" de unos 20 centímetros en las vías, dos kilómetros antes del lugar descarrilamiento.

Según testigos, se vivieron momentos terribles. Un pasajero del tren contó que hubo una vibración fortísima antes del accidente. "Poco antes de Pioltello, el tren empezó a temblar y entendimos que estaba por pasar algo", dijo a La Repubblica Gianmarco, un joven de 25 años. "El tren estaba lleno, tembló durante 3 o 4 minutos y después impactó". Es el accidente más grave desde la catástrofe ferroviaria que causó 23 muertos en julio de 2016.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.