Tiempo de manicura en Casa Galilea

Manos prolijas, corazones contentos
Manos prolijas, corazones contentos Crédito: Hernán Moreno
(0)
27 de enero de 2018  • 00:50

Cada mes, antes de organizar nuestra visita mensual a Casa de Galilea, charlamos con Edith Irahola (la coordinadora de esta ONG que deja el alma por las familias de La Cava) para pensar ideas y estar al tanto de lo que les está haciendo falta. Y esta vez nos quedó clarísimo por dónde teníamos que ir: "Las mamás adoran los mimos y los tratamientos de belleza", nos dijo.

Crédito: Hernán Moreno

Tratamientos de belleza para las mamás
Tratamientos de belleza para las mamás Crédito: Hernán Moreno

Hablamos entonces con el equipo de Cutex y organizamos la visita de dos manicuras, que se dedicaron toda la mañana a hacerles belleza de manos a las chicas, que, mientras esperaban su turno, leían las revistas que les llevamos, igual que en la peluquería. Lo más divertido es que fue imposible dejar afuera a las más chiquitas, que no solo nos pidieron que también las pintáramos a ellas, sino que mostraron una habilidad impresionante para hacernos las manos a nosotras.

Atenta y esperando su turno
Atenta y esperando su turno Crédito: Hernán Moreno

Las nenas se llevaron su esmaltado preferido
Las nenas se llevaron su esmaltado preferido Crédito: Hernán Moreno

Manos impecables

Las expertas de Cutex compartieron tips para tener las manos impecables
Las expertas de Cutex compartieron tips para tener las manos impecables Crédito: Hernán Moreno

Les pedimos a Cami y a Lau, las manicuras que nos acompañaron, que nos contaran qué deberíamos tener en cuenta para que la manicura quede perfecta.

  • Limá. En dedos anchos, queda mejor la forma redondeada.
  • No cortes las cutículas. Con crema, correlas para atrás.
  • Aplicá dos capas bien finitas de esmalte. No más.
  • Terminá siempre con un top coat, que suma brillo y seca.

Podés ver más de lo que hacemos con Casa Galilea en Fin de año ohlalero en Casa de Galilea

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?