Suscriptor digital

Tras las acusaciones de su hija, un teatro estadounidense cancela un musical de Woody Allen

El autor y director vuelve a estar en el centro de la polémica tras las declaraciones de su hija adoptiva, Dylan Farrow
El autor y director vuelve a estar en el centro de la polémica tras las declaraciones de su hija adoptiva, Dylan Farrow Fuente: AP
(0)
26 de enero de 2018  • 01:13

En un contexto en el que Hollywood habla y condena abiertamente los abusos de toda índole de los que han sido víctimas las mujeres, las declaraciones de Dylan Farrow tomaron una dimensión diferente. La hija adoptiva de Mia Farrow y Woody Allen brindó une entrevista en la que volvió a contar el modo en que su padre abusó sexualmente de ella cuando tenía apenas 7 años, y la figura del director de La rueda de la maravilla quedó en el centro de la polémica.

Luego de que varios actores se expresaran arrepentidos de haberse puesto bajo sus órdenes en el pasado - y algunos otros salieran en su defensa -, ahora es un influyente teatro estadounidense el que decidió tomar partido. Se trata del Goodspeed Opera House de Connecticut, que acaba de anunciar la cancelación del musical Bullets Over Broadway, una adaptación la película que Allen estrenó en 1994.

"En vista de lo conversado sobre acoso sexual y mala conducta, el autor de Bullets Over Broadway, Woody Allen, ha sido objeto de un escrutinio creciente", dijo el director ejecutivo del teatro, Michael Gennaro, en un comunicado que replica la agencia AFP. "Los reportes en la prensa hicieron la situación aún más difícil y complicada, y esto nos llevó a reconsiderar lo adecuado de producir el show".

De este modo, el Goodspeed Opera House -conocido como una suerte de trampolín hacia Broadway- decidió reemplazar el musical por otra obra.

Dylan Farrow, la hija que Allen adoptó con su expareja Mia Farrow, reiteró en su primera entrevista televisiva la semana pasada que fue abusada por su padre en 1992, cuando ella tenía siete años.

Allen, de 82, negó enfáticamente estas denuncias, asegurando que una investigación ya lo absolvió en este asunto en su momento. También, acusó a Farrow de "lavar el cerebro" de su hija luego de que él la dejara para casarse con Soon-Yi Previn, una joven que había sido adoptaba por la actriz durante un matrimonio anterior.

Pero la entrevista de Dylan Farrow, junto al creciente movimiento #MeToo contra el abuso sexual en la industria por parte de hombres poderosos, ha puesto en problemas a Allen, que hasta hoy era uno de los cineastas más aclamados del mundo. Actores como Colin Firth, Ellen Page y Natalie Portman se distanciaron del director en las últimas semanas, y aseguraron que no volverían a trabajar con él en el futuro.

Y eso no es todo: según trascendió esta semana, Amazon Studios estaría evaluando la posibilidad de dejar inédito el más reciente film de Allen, A Rainy Day in New York, que actualmente se encuentra en plena posproducción. De acuerdo a una información publicada por el sitio Vulture, el estudio siente la presión de manifestar que "no se tolera el abuso sexual " mediante la cancelación del estreno de la película.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?