Declan McKenna se planta contra el fascismo

Un adolescente británico construye su obra centrada en el activismo
(0)
26 de enero de 2018  • 12:04

Hace más o menos cuatro años, Declan McKenna subió a Bandcamp y SoundCloud un tema en el que denunciaba la hipocresía y la codicia de la dirigencia del Mundial de Brasil. Un par de meses después, el británico ganó la Competencia de Talentos Emergentes del Festival de Glastonbury, y la canción eventualmente trepó al Número Uno de las radios alternativas. Escrita cuando tenía 15 años, “Brazil” no sólo demostraba el destino de músico de McKenna, sino también su potente punto de vista lírico.

A los 19, McKenna ya construyó una obra centrada en el activismo, en la que explora la religión, la identidad sexual y otros temas igual de difíciles. “La música es una gran plataforma de protesta”, dice. “Ya sea a través de las letras o el sonido, el arte puede cambiar cosas.” Mientras subraya la desconexión entre sus pares adolescentes y la clase dominante, su pop audaz y experimental, adornado con sintes modulares y pedales de guitarra vintage, tiende un puente entre la generación de Bowie y la de Lorde.

Luego de que varios sellos se pelearan por él, firmó con Columbia y en julio pasado lanzó su debut, What Do You Think About the Car?. Con asistencia del productor James Ford (Florence + the Machine, Arctic Monkeys), el disco resulta inteligente, conmovedor y por momentos muy gracioso. “Creo que, cuando lo escuchás, se nota el nivel de confusión que me causó estar muy ocupado de repente, empezando una carrera en lugar de ir a la escuela”, dice. “Fue un disco que hice mientras maduraba más rápido que nunca antes en mi vida.”

Reed Fischer

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.