De la cumbre al ocaso: la caída de James Franco

En pleno auge de The Disaster Artist: Obra Maestra, la carrera del actor hacia los Oscar se detuvo frente a las acusaciones de acoso de distintas mujeres
En pleno auge de The Disaster Artist: Obra Maestra, la carrera del actor hacia los Oscar se detuvo frente a las acusaciones de acoso de distintas mujeres Fuente: Archivo
(0)
26 de enero de 2018  • 19:27

El camino hacia la "buena fama" puede ser un proceso largo, de décadas de trabajo, inversamente proporcional a la rapidez con que puede forjarse una mala reputación. Un hecho repudiable, a la luz pública, tiene la fuerza para cambiarlo todo y eso es lo que ha ocurrido en las últimas semanas a la carrera del actor y polifacético artista estadounidense James Franco , acusado de acoso por varias mujeres.

El dulce momento del que el artista disfrutaba por su elogiada película The disaster artist: obra maestra, que protagonizó y dirigió, se vio empañado de la noche a la mañana al salir a la luz el testimonio de actrices como Violeta Paley y Sarah Tither-Kaplan, entre otras, que lo acusan de conductas sexuales inapropiadas para con ellas y otras mujeres.

La misma noche en que Franco se hizo con el Globo de Oro al mejor actor de comedia por su participación en este film, fue la actriz Ally Sheedy quien lo acusó de abuso a través de las redes sociales y lo tagueó bajo el hashtag #MeToo. Paradójicamente, el actor y director subió a recoger el galardón con el pin emblema de este movimiento en su solapa, lo cual fue repudiado por diversas personalidades del espectáculo.

El discurso de James Franco en los Globos de Oro 2018

2:08
Video

Junto a otras voces de mujeres que afirman haber sido sus víctimas, se unió la voz crítica de Scarlett Johansson. En la Marcha de las Mujeres celebrada días atrás en Los Angeles, la actriz dijo: "¿Cómo puede alguien posicionarse públicamente a favor de una organización creada para apoyar a las víctimas del acoso sexual, mientras, en privado, abusa de gente indefensa?", cuestionó en referencia a Franco, y añadió: "Por cierto, quiero que nos devuelva el pin".

Esta clima de escándalo también propició que el diario The New York Times cancelara días después un evento en el que estaba previsto que el actor hablara de su película.

Este punto de inflexión fue solo el comienzo del declive de lo que prometía ser una etapa de fecunda cosecha de reconocimientos por su trabajo en el film, ganador, asimismo, de la máxima distinción en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

A raíz de las acusaciones, las acciones de repudio hacia su conducta no se hicieron esperar a nivel institucional y mediático. Días atrás, Franco quedaba fuera de las candidaturas de los premios Oscar, al conseguir la comedia solo una nominación (la de mejor guión adaptado) .

Franco también fue excluido del listado de celebridades elegidas por Vanity Fair para ilustrar su clásica tapa previa a la entrega de los premios Óscar . La portada original lo contemplaba entre sus estrellas destacadas, pero las acusaciones en su contra hicieron que la revista revisara otra vez su decisión y decidiera sacar su imagen de la tapa.

Ante las acusaciones, el actor salió inicialmente a defenderse en una entrevista con Stephen Colbert en el programa The Late Show. Dijo que no estaba seguro de haber cometido esas acciones abusivas y aseguró: "Estoy aquí para aprender y cambiar mi perspectiva donde es errónea, y estoy completamente dispuesto y quiero hacerlo".

James Franco responde a críticas sobre acoso sexual

3:32
Video

Sin embargo, el repudio generalizado hacia su persona no deja de incrementarse y se suma al manifestado por otras mujeres cuyos testimonios ensanchan la larga lista de famosos acusados de abusos sexuales sistémicos destapados tras el caso de Harvey Weinstein.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios