En el ojo del huracán: la revelación del Abierto de Australia, acusado de racista y homofóbico

Sandgren en su mejor actuación, en el Abierto de Australia
Sandgren en su mejor actuación, en el Abierto de Australia Fuente: Reuters - Crédito: Edgar Su
José Luis Domínguez
(0)
27 de enero de 2018  • 01:06

Hasta hace pocas semanas, Tennys Sandgren era un desconocido fuera del circuito tenístico, más allá de la curiosidad que despierta su nombre, casi idéntico al deporte que abrazó desde pequeño por impulso familiar. Pero, a los 26 años, Sandgren saltó a la fama con una magnífica actuación en el Abierto de Australia , donde trepó hasta los cuartos de final. Así, el jugador de la Universidad de Tennessee, que empezó el primer Grand Slam de la temporada en el puesto 97°, subirá más de 40 puestos y desde el próximo lunes se ubicará en el 55° escalón del ranking mundial, la mejor ubicación de su carrera.

Ahora, el salto a la notoriedad, obligó a rastrear el pasado de Tennys Sandgren. Así se supo que heredó el nombre de pila de su bisabuelo, un estadounidense de Michigan y de origen sueco. Pero la pasión por la raqueta vino de parte de sus padres y su hermano. Profesional desde hace siete temporadas, no había cosechado grandes resultados, y su carrera estuvo en riesgo por la operación del labrum de la cadera, con seis meses de ausencia que lo hicieron retroceder hasta el puesto 714°.

Al margen de lo deportivo, pronto comenzaron a quedar expuestas sus opiniones políticas y comentarios en las redes sociales. Y allí se descubrió su simpatía hacia la extrema derecha y los movimientos supremacistas estadounidenses; también se lo acusó de pertenecer a organizaciones ultraconservadoras, como el Alt Right Movement. "No, esto no es así. Encuentro interesantes algunos de sus contenidos, pero no soy un seguidor en absoluto. Como cristiano ferviente no apoyo esa clase de cosas. Sólo sigo y apoyo a Cristo".

También se acusa de seguir a Tommy Robinson, líder de la English Defence League, una organización británica de extrema derecha que se opone a la difusión del Islam y la construcción de mezquitas en territorio británico. También se lo acusó de homofóbico, por un tuit de 2012 en el que expresó: “Tropecé con un club gay anoche, mis ojos todavía están sangrando..."

Uno de los tuits más controvertidos del tenista estadounidense
Uno de los tuits más controvertidos del tenista estadounidense

"El hecho de seguir a alguien en Twitter no quiere decir que uno está de acuerdo con todas sus ideas. Si ves un canal de noticias tampoco significa que estás a favor de todo lo que emite. Pueden preguntarme por mis creencias, pero no pueden decir: sigues a esta persona. No soy racista, como cristiano no puedo serlo. Encuentro interesantes algunos contenidos de la teoría de la derecha, pero no lo soy", declaró luego. Pero Sandgren ya estaba en el centro de una tormenta, proveniente con más razón desde los Estados Unidos, un país del que han salido tenistas que dedicaron buena parte de su carrera a la lucha por la igualdad y los derechos civiles, como Billie Jean King, Martina Navratilova, y más cerca en el tiempo, Serena Williams .

Ausente del Abierto de Australia por no estar recuperada por completo luego de dar a luz a su primera hija, Serena no pasó por alto lo sucedido con Sandgren. A la distancia, la exnúmero 1 del mundo, tuiteó cuando iba a empezar el partido entre su compatriota y el coreano Hyeng Chung: "Turns channel (cambio de canal)". No conforme con eso, al día siguiente Serena fue más directa: subió una foto a Twitter con el mensaje: "La madurez es estar dispuesto a pedir disculpas cuando uno está equivocado, porque sabes que los errores no te definen". Y con una mención directa a Sandgren, escribió: "Yo ni quiero ni la necesito, pero hay un grupo de personas que merecen una disculpa. No puedo mirar a mi hija y decirle que me senté y me quedé callada. ¡No! Ella sabrá cuándo debe luchar por sí misma y por otros a través de mi ejemplo".

Otro de los posts por los que Sandgren fue acusado de racismo
Otro de los posts por los que Sandgren fue acusado de racismo

Serena no fue la única que reaccionó ante la polémica por el pasado de Sandgren. Del lado masculino, quien alzó la voz fue otra leyenda: John McEnroe , actualmente comentarista de BBC y Eurosport. El célebre BigMac, en su programa The Commisioner (El Comisionado del tenis), le dedicó tres minutos a Sandgren, tiempo en el que ensayó un monólogo a modo de consejo:

"Hoy voy a comenzar hablando en serio, por la inmensa conmoción que generó un tenista estadounidense como no habíamos visto antes. Tennys Sandgren: tu gran actuación en el Abierto de Australia ha sido tristemente ensombrecida por las publicaciones de tu actividad en las redes sociales. Mira, no estoy aquí para juzgarte, ni siquiera te conozco y no sé de dónde vienes o la clase de educación que has recibido, pero escuché que has dicho: 'Quiero aprender. Sólo tengo 26 años'. Por eso, quiero contarte algunos hechos ocurridos en la historia de este deporte", señala McEnroe en la introducción de una auténtica lección.

"En 1937, el gran tenista alemán Gottfried Von Cramm recibió una llamada telefónica de Adolf Hitler, justo antes de un partido en Wimbledon para desearle buena suerte. Sólo unos meses después, fue perseguido y encarcelado por los nazis porque era homosexual. Entiendo, debes estar pensando: '¿por qué ha ido tan lejos en el tiempo?' Déjame decirte que en el tenis, hay mucho para aprender del pasado".

Y prosigue: "En 1969, a Arthur Ashe le negaron la visa para jugar en Sudáfrica porque era negro. Entonces, él comenzó una lucha contra el apartheid que acabó con nuestro país expulsado de la Copa Davis. Al mismo tiempo Billie Jean King luchaba por la igualdad en el deporte y también la sociedad. ¿Lo ves, Tennys? En aquellos días, ellos no podían tuitear sus opiniones. Ellos realmente tuvieron que hacer algo para poder ser escuchados".

"¿Y qué con los doblistas, el paquistaní (Aisam Ul Haq) Qureshi y el indio (Rohan) Bopanna, que jugaron juntos para intentar llevar la paz entre sus dos países? ¿Oíste hablar de Althea Gibson, Martina Navratilova, Venus y Serena Williams entre otros? Son guerreras implacables que lucharon durante años por estas causas nobles. ¿Oíste hablar de la igualdad en premios? ¿Sabés que el tenis fue el primer deporte en hacerlo realidad?", le pregunta.

McEnroe le dedicó un discurso histórico a Sandgren
McEnroe le dedicó un discurso histórico a Sandgren

Y finaliza su discurso: "Todos estos hechos le dieron forma a nuestro deporte y es una herencia que debemos cuidar. Eso nos da una responsabilidad. Como viajantes por el mundo, debemos mandar un mensaje: 'Aceptemos nuestras diferencias'. Te lo prometo, te hará diez veces más rico que cualquier victoria en un Grand Slam. Depende de ti, Tennys".

Decidido a cambiar, Sandgren eliminó varios de sus tuits más polémicos, y también pidió disculpas por los dichos sobre aquel club gay al expresar que "usé palabras pobres y duras para describir una mala experiencia y no es algo indicativo de lo que siento por la gente de esa comunidad. A quien se sienta ofendido por eso, le ofrezco mis disculpas". El tiempo dirá si Tennys Sandgren realmente ha dejado atrás sus posturas controvertidas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?