Newell's-Arsenal, Superliga: el rojinegro sufrió, pero festejó con el último aliento

Argentina Superliga
  • 2
Newell's Old Boys

Newell's Old Boys

  • Luis Leal /
  • Joaquín Varela
  • 1
Arsenal de Sarandí

Arsenal de Sarandí

  • Alejo Antilef
Pablo Casazza
(0)
27 de enero de 2018  • 16:47

ROSARIO.- De sutilezas, atajadas y de pifias. Así podría llamarse la historia que escribieron Newell's y Arsenal, en la victoria del primero por 2 a 1.

La primera sutileza de la tarde llegó con el toque de cabeza de Leal, para abrir el marcador a los 15 minutos del segundo tiempo, al peinar un centro de Fértoli tras una buena jugada colectiva. El gol no traducía lo hecho por el equipo de Llop. No se terminó de acomodar el Rojinegro, cuando el equipo de Rondina llegó al empate. Todo gracias a una pifia de Bruno Bianchi, que dejó la pelota mansita en el área, para que Alejo Antilef, mas despierto que todos, haga gritar a los suyos.

¿Atajadas? Todas corrieron por cuenta del experimentado Nelson Ibáñez, que hizo su debut con una actuación fundamental en el segundo tiempo, atajando dos remates consecutivos de Sebastián Lomónaco en el área chica, a los 37.

Quedaba un capítulo más. Cuando el partido se extinguía y el empate mucho tenía que ver con la justicia deportiva, lo ganó el local. Tras un córner, la pelota le quedó a Lomónaco, el mismo de los goles errados, y falló el despeje con otra pifia. Joaquín Varela abrió su pie derecho y, con otra sutileza, venció a Santillo. Final feliz para el local, impotencia total para Arsenal.

El resumen del partido

La emoción de Joaquín Varela, autor del gol del triunfo

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.