Lula da Silva: "Cuanto más me persiguen, más subo en las encuestas"

El expresidente advirtió que los fallos judiciales hacen más fuerte su candidatura para las elecciones
El expresidente advirtió que los fallos judiciales hacen más fuerte su candidatura para las elecciones Fuente: Archivo - Crédito: DPA
Alberto Armendáriz
(0)
28 de enero de 2018  

RÍO DE JANEIRO (De nuestro corresponsal).- Luego de que la Justicia le impidió salir de Brasil por la ratificación de su condena por corrupción, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva advirtió ayer que los esfuerzos por bloquear su candidatura para las elecciones de octubre solo lo harán más fuerte.

"No quieren que sea candidato porque cuanto más me acusan, cuanto más me persiguen, más subo en las encuestas", dijo el líder máximo del Partido de los Trabajadores (PT) en una videoconferencia transmitida durante el congreso contra el hambre al que tenía planeado asistir en Adis Abeba, Etiopía, este fin de semana, antes de que se le prohibiera viajar fuera del país y le fuera confiscado su pasaporte.

La causa por la que un juez federal de Brasilia le impidió salir de Brasil no está relacionada con la confirmación de su condena en una corte de apelaciones en Porto Alegre esta semana por haber recibido como soborno un departamento tríplex en San Pablo de la constructora OAS, sino que se trata de una investigación sobre supuesto tráfico de influencias en la compra de los aviones bombarderos Gripen a Suecia durante el gobierno de su ahijada política, Dilma Rousseff.

Para el magistrado en el Distrito Federal Ricardo Leite, sin embargo, tras la ratificación de la sentencia contra el exmandatario en el otro caso existía el riesgo de fuga de Lula.

En tanto, fuentes del despacho del juez federal Sergio Moro, en Curitiba -que fue el que condenó a Lula en primera instancia por el tríplex de OAS- estiman que ya para finales de marzo el magistrado juzgará otras dos las seis causas en las que el expresidente está procesado: una por presuntamente haber recibido de Odebrecht un terreno para el Instituto Lula en San Pablo, y otra por una chacra en Atibaia que fue supuestamente reformada por Odebrecht y OAS a cambio de favores.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.