0

La Noche de las Ideas desbordó el museo MAR de Mar del Plata

En charlas y performances se mezclaron interesados en la filosofía y turistas; empezó en Ostende
En charlas y performances se mezclaron interesados en la filosofía y turistas; empezó en Ostende Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
0
28 de enero de 2018  

MAR DEL PLATA-. La revolución está en cada rincón del propio Museo de Arte Contemporáneo (MAR), activo ayer como pocas veces. Desde la planta baja y hasta el primero piso. También en el café, donde conviven clientes con interesados en una charla sobre identidades políticas, y enseguida otra referida a turismo social durante inicios del peronismo. Se animan en el hall principal, donde hay un micrófono para tomar la palabra. Y unos metros más allá con performances que, en sendas funciones, logran una platea familiar y diversa, con recién salidos de la playa y quienes llegaron con la agenda en mano. Todos unidos por la cultura y esta muy concurrida escala marplatense de La Noche de las Ideas.

Unas 6000 personas participaron aquí durante las dos jornadas plenas de actividades propuestas por la embajada de Francia y el Instituto Francés en la Argentina. La cifra asciende a más de 9000 si se suman los asistentes a la etapa inicial, que se desarrolló en la vecina localidad de Ostende. "Hemos logrado que el museo tenga movimiento con una simultaneidad de acciones que generó asistencia y mucha curiosidad", dijo a LA NACION el consejero de Cooperación y Acción Cultural de la embajada francesa, Yann Lorvo.

A media tarde, la hora en que al fin el sol terminó de asomar fuerte en un día que se insinuaba gris y con destino de tormenta, se podía decir que el MAR estaba tan concurrido como las playas que están ahí nomás, al otro lado de la Avenida Félix U. Camet. Una sorpresa grande que superó las mejores expectativas.

Hasta el anochecer hubo siempre entre dos y seis actividades simultáneas con no menos de 30 personas en cada una y hasta 200 -capacidad completa- en las del auditorio, como ocurrió anteayer con la propuesta de diálogos y shows acústicos que organizó aquí Radio Nacional. También, durante la víspera, con la charla del francés Eric Sadin sobre la automatización del mundo, que ya había atraído mucho público en Ostende.

"Vinimos por la muestra de Cuttica, pero nunca llegamos porque nos tentamos con las charlas, que eran muy interesantes", contó Luis Palmero, de la ciudad de Buenos Aires, que con su esposa se entusiasmó con el relato de la historiadora local Elisa Pastoriza sobre las políticas que hicieron de Mar del Plata un destino de veraneo para los trabajadores. Luego siguió la "Noche de Pie", que propuso el filósofo Alejandro Katz. "¿Consenso o controversia?" era el disparador para que cada uno, cualquiera y al paso, dijera lo suyo.

La Noche de las Ideas, que se realizó en medio centenar de países, cumplió su segunda edición. "¿La imaginación al poder?" fue el eslogan y desafío que acompaña esta nueva oportunidad para acercarse y reflexionar con destacados artistas y pensadores. El punto de partida y espacio natural de esta aventura cultural es el Viejo Hotel Ostende, en el partido de Pinamar. Este año repitió ese escenario y amplió al MAR, donde los organizadores apostaron a lo grande con la programación.

Sobre una de las paredes amplias del hall central del museo se exhibieron copias de afiches que, con distintos mensajes, alentaron aquella revuelta de 1968 que trascendió la historia como el Mayo Francés. Se trata de una serie de imágenes, curadas por Thierry Grillet, que pertenecen a la colección de la Biblioteca Nacional Francesa. Anteayer, Grillet participó en la charla "Mayo del 68: otra manera de escribir el mundo".

Aquellos diseños que agitaban la reacción popular convivieron con el escenario de la performance que presentó el dúo francés La Cellule. En Ostende, sobre la playa, habían propuesto una experiencia cultural integradora con juegos de verano y clase de gimnasia participativa en la arena. Aquí, sobre un frente que solo tenía una abertura de dos metros de ancho por no más de 30 centímetros de alto, su obra ofrecía tres pares de piernas que con sensualidad se movían y sincronizaban con una suave música de fondo. "Bathing beauties" se titula lo que ya habían presentado en Ucrania y París y que se inspiró en Esther Williams, nadadora que desde fines de los 60 se lució en el cine con sus habilidades en el agua.

"El público siempre está siendo interpelado por nuestras propuestas", contaron a LA NACION las artistas francesas Stephanie Sagot y Emanuelle Becquemin, llegadas desde su país para ser protagonistas de esta segunda edición de La Noche de las Ideas.

Además de las mesas redondas y charlas que se desarrollaron durante la tarde, hubo citas musicales. Ayer el recital en vivo estuvo a cargo de Brian Chambouleyron. Y a última hora fue el turno del cine, con la proyección de La artefacta, de Nicole Costantino.

Lorvo, a la cabeza de la organización del encuentro, reconoció su sorpresa por la fenomenal respuesta que lograron en ambas sedes, pero en particular en Mar del Plata, a la que, según dijo, quiere ver lucir como "el gran faro cultural de la costa". Por eso confirmó que el año próximo La Noche de las Ideas tendrá una nueva edición y, con seguridad, aún más fuerte aquí en cantidad de disertantes invitados y actividades programadas. "Lo que estamos viviendo con semejante concurrencia nos da la razón", dijo a LA NACION al considerar que no hay que tener miedo al público, sino que "hay que provocarlo y ofrecerle algo diferente".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.