Coutinho es caro, pero está hecho a la medida del Barça

Santiago Segurola
Santiago Segurola PARA LA NACION
Philippe Coutinho, la nueva apuesta de Barcelona
Philippe Coutinho, la nueva apuesta de Barcelona Fuente: AFP
(0)
29 de enero de 2018  

El mercado de invierno apenas genera noticias importantes desde enero de 2007, fecha de la llegada de Gago, Higuaín y el brasileño Marcelo al Real Madrid, que por entonces parecía destinado a sufrir el hegemónico dominio del Barça. Eran los tiempos del sensacional Ronaldinho, acompañado por Eto'ó y un juvenil prometedor: Leo Messi. Fabio Capello dirigía aquel Madrid de aire envejecido. Ronaldo estaba a la puerta de su despedida, con más kilos de los aconsejables y pocas ganas de correr. El italiano Cassano también tenía problemas de apetito. Aunque el club quería mantenerle a dieta, Cassano tenía un excelente dealer de pasteles en el hotel donde residía. La relación de Beckham con Capello se deterioró hasta la ruptura. El técnico italiano retiró al jugador inglés del plantel durante algún tiempo. Cuando llegaron aquellos tres casi desconocidos -ya había algunas noticias de Gago en España-, no merecieron especial atención en la hinchada madridista. Sin embargo, su impacto fue relevante. El Real Madrid, que estaba lejos del Barça en la clasificación, remontó y ganó la Liga en el último partido, a pesar del desdén del Bernabéu por Capello, despedido un día después de terminar el campeonato. Desde entonces, el impacto de los fichajes de invierno ha sido tan leve que la llegada del brasileño Coutinho al Barça ha generado una expectación inusitada.

El Barça ha adquirido a Coutinho por 147 millones de euros, el tercer traspaso más importante en la historia del fútbol. Sólo lo superan las operaciones que el París Saint Germain efectuó el pasado verano para adquirir a Neymar (222 millones de euros) y Mbappé (175 millones), transacciones que han revolucionado el mercado del fútbol. Los precios se han duplicado en una escalada feroz. Hace siete meses, antes del caso Neymar, el Barça presentó al Liverpool una oferta de 75 millones por Coutinho. El club inglés la rechazó. Sospechaba, con razón, que el interés del Barça por el jugador era muy especial. Así era. Se trataba de un pase estratégico para el futuro del equipo, y eso se paga mucho más caro que los caprichos frecuentes en los clubes ricos.

El interés persistió. Coutinho quería cambiar de equipo. El Liverpool es una gran institución mundial, pero el Barça es más. Por si acaso, Messi ejerce de imán. Jugar junto al argentino es el sueño de cualquier futbolista con calidad y pretensiones. El Liverpool se resignó a la pérdida del jugador, pero elevó el precio hasta un límite insospechado. Con el dinero fresco que había recibido por Neymar y con la necesidad de recuperar su prestigio en el mercado mundial, el Barça accedió a pagar una cifra colosal.

El Barça ha adquirido a Coutinho por 147 millones de euros, el tercer traspaso más importante en la historia del fútbol. Hace siete meses, antes del caso Neymar, había presentado al Liverpool una oferta de 75 millones. El club inglés la rechazó.

Coutinho debutó el pasado jueves en el partido de Copa con el Espanyol, donde jugó una temporada, cedido por el Inter de Milán, un club acostumbrado a perder jugadores excepcionales. Desaprovechó hace tres décadas al holandés Denis Bergkamp, que luego se convirtió en una figura de proporciones históricas en el Arsenal. Poco después prescindió de un joven media punta que no convencía a los técnicos. Se llamaba Pirlo. Reconvertido en medio centro, Pirlo dirigió después al Milán, la Juve y la selección italiana. Un jugadorazo. Coutinho tenía 18 años cuando fichó por el Inter. Era una de las dos estrellas de una espléndida generación de jóvenes brasileños. Neymar era el otro.

El debut de Coutinho en Barcelona

Aquel Coutinho imberbe dejó buen recuerdo en el Espanyol, pero su consagración se produjo en el Liverpool. El traspaso se produjo en enero de 2013, por una cifra que ahora parece irrisoria: 13 millones de euros. El cambio fue radical. Liberado del corsé italiano, Coutinho recuperó todas las cualidades que le habían definido como juvenil. Hábil, gambeteador, excelente en el juego corto, vertical y certero rematador de media distancia, Coutinho sucedió a Luis Suárez como gran estrella de los reds del Mersey. En el Barça vieron que empezaba a emerger el jugador más parecido a Iniesta, que se enfrenta al último aliento de su formidable trayectoria.

Iniesta cumplirá 34 años en mayo. Todavía conserva algunos de sus deslumbrantes recursos, pero se habla de su cercana despedida del Barça. Coutinho, 25 años, dispone de todas las condiciones para sucederle. "Tiene el perfil Barça", se dicen en la calle. Eso del perfil Barça es una etiqueta adscrita al refinado estilo del equipo, caracterizado por la posesión, el juego corto, el dinamismo, la presión instantánea y una pureza técnica casi imposible de igualar. Las condiciones de Coutinho parecen las más adecuadas para el Barça, con otra particularidad: su zona preferida de influencia, cerca del costado izquierdo del campo, es la que ocupa Iniesta.

Frente al Espanyol, sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo, con 14 a la espalda, el número que ha dejado vacante Mascherano y, sobre todo, el mítico dorsal de Johan Cruyff en los años 70. No faltaron los simbolismos en su debut, ni el entusiasmo de la hinchada barcelonista. Coutinho transmitió buenas vibraciones desde la primera jugada. Tiró de repertorio y jugó con la personalidad que se requiere en un equipo como el Barça. Pareció tan cómodo que el Camp Nou emitió un veredicto instantáneo: el chico está hecho a la medida del Barça.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?