Música negra y poder femenino en la noche de los Premios Grammy

El rapero Kendrick Lamar fue uno de los grandes ganadores; muchos asistentes llevaron una rosa blanca en adhesión a #MeToo
Cecilia Martínez
(0)
29 de enero de 2018  

Fuente: AFP

Fue la gran noche de la música negra, con Kendrick Lamar y Jay-Z como grandes estrellas. Fue, también, la corroboración de que la lucha de las mujeres, que tuvo uno de sus epicentros en la última entrega de los Globo de Oro y promete tener una nueva edición en la próxima ceremonia de los Oscar, se ha extendido a toda la industria norteamericana: muchas de las mujeres que asistieron anoche a la 60» edición de los Premios Grammy, la gran fiesta de la industria de la música de los Estados Unidos, celebrada en el Madison Square Garden de Nueva York, llevaron en sus solapas una rosa blanca como muestra de su adhesión a la lucha por la igualdad de derechos.

La gala comenzó con una impactante puesta en escena de Lamar, ganador de varias estatuillas y considerado en la actualidad una de las principales voces de la América negra. Irrumpió en el escenario secundado por un ejército de bailarines con vestimenta militar y minutos después se unieron al grupo Bono y The Edge, de U2, y el comediante David Chapelle pronunció unas palabras de reivindicación a favor de la igualdad de razas.

Entre los principales premiados en el comienzo de la ceremonia figuraron ya dos de los grandes esperados de la noche, Lamar y Bruno Mars, con estatuillas tan importantes como las concedidas a mejor álbum de rap y mejor álbum de R&B, respectivamente.

El comienzo de la ceremonia vivió su momento más dulce con una primera interpretación de una angelical Lady Gaga (uno de los loo ks más llamativos de la noche), que dedicó un tema de su álbum Joanne a su familia, sentada a un piano cubierto por unas enormes alas blancas. La canción y el disco están dedicados a una tía que no conoció.

Entre quienes acudieron con una flor en su solapa estuvieron el cantante británico Sam Smith y la estadounidense Cyndi Lauper, la comediante Sarah Silverman y Nick Jonas.

A continuación se subió al escenario Tonny Bennett, quien ganó su primer Grammy en 1962 y que ayer obtuvo el reconocimiento al mejor álbum de pop tradicional por Tony Bennett Celebrates 90, y entonó brevemente algunas estrofas de "New York, New York". Una sucesión de grandes momentos musicales incluyó a Jon Batiste, Kesha, Bruno Mars con Cardi B, Sam Smith, Dj Khaled y Luis Fonsi junto a Daddy Yankee, que entonaron el hit "Despacito".

El irlandés Ed Sheeran ganó en la categoría mejor álbum de pop vocal con ÷ (Divide); Shakira, en mejor álbum pop latino por El Dorado .

Leonard Cohen obtuvo póstumamente su primer Grammy por "You Want It Darker", título del tema de su álbum homónimo.

Entre los ganadores, el pianista argentino Pablo Ziegler se alzó con el máximo reconocimiento en el rubro de jazz latino. Ziegler obtuvo la distinción por su álbum Jazz Tango, producido por Kabir Sehgalen y en el que también participaron los músicos Héctor Del Curto y Claudio Ragazzi. Ziegler fue miembro del quinteto de Ástor Piazzolla.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.