Suscriptor digital

Premios Grammy 2018: la historia detrás de la canción que hizo llorar a Kesha

La cantante y sus colegas protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la noche, un canto a las reivindicaciones de las mujeres
La cantante y sus colegas protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la noche, un canto a las reivindicaciones de las mujeres Crédito: Agencias
(0)
29 de enero de 2018  • 10:18

En otro contexto, quizás la actuación de Kesha podría haber sido un show más de una entrega de premios. Pero la historia reciente de la artista hizo que su aparición en el escenario estuviera cargada de significado y junto a Cyndi Lauper , Andra Day y Camila Cabello protagonizó anoche uno de los actos más emotivos de los Grammy 2018 . Vestidas de blanco, entonaron la canción "Prayer" y todo en la performance sumó para dar un mensaje poderoso: el nerviosismo y la emoción evidentes en la voz de Kesha, la elección de un número sólo de mujeres, sin mucha piel a la vista, con el rostro trastocado, como contando cada una una experiencia diferente. Pero claro, cuando el cansancio por las inequidades laborales, por los acosos y por los abusos se transformó en millones de voces femeninas que se ven representadas por el "Time´s Up", por el #MeToo o incluso por el #NiUnaMenos local, ese show que realizaron las cantantes norteamericanas adquirió otro valor.

Así fue la actuación de Kesha y su #TimesUp junto a otras figuras

04:11
Video

"Trabajemos para crear lugares de trabajo seguros para las mujeres y una nueva cultura libre de acoso sexual. Mujeres, productoras, madres, hijas, hermanas, seres humanos: somos algo serio, y, para quienes quieren detenernos, les decimos dos palabras: ya basta, basta del abuso de poder, que, al igual que ocurre en Hollywood, ocurre aquí", dijo Janelle Monae al presentar la canción "Praying", de Kesha.

La cantante y sus colegas hicieron una especie de rezo colectivo como reivindicación de los derechos de las mujeres en tiempos en los que las acusaciones por abusos de poder están a al orden del día tanto en el ámbito de Hollywood como en el mundo de la música. Así, el acto de Kesha fue el homenaje de los Grammy a las mujeres que luchan por sus derechos y por un cambio real en la industria.

"La música resuena con frecuencia más que la palabra", dijo tras esa presentación el conductor James Corden y alentó a todos a unirse a "este movimiento que demanda nuestra atención y nuestro apoyo".

La historia detrás de la canción Praying

Kesha - Praying (Video oficial)

04:59
Video

Anoche, Kesha se veía realmente conmovida. Su voz se escuchaba a veces nerviosa, a veces con arrebatos, siempre impetuosa. Es que la canción que entonó es el resultado del peregrinaje de la cantante por tribunales, medios e incluso por su propio ostracismo luego de denunciar en 2014 a su productor por acoso sexual, verbal y psicológico.

"Prefiero dejar que la verdad arruine mi carrera que mentir por un monstruo", había dicho Kesha cuando resolvió denunciar a su productor, Dr. Luke. La denuncia incluía detalles de las humillaciones que sufría con regularidad y hasta una violación.

Dr Luke es un exitoso productor y responsable de innumerables hits para decenas de artistas y es el creador de temas para grupos como Backstreet Boys. El hombre siempre negó los cargos y alegó que todo se trataba de una mentira con la que Kesha quería evadir un contrato que la obligaba a editar seis discos más con él bajo el sello Sony. Así, Kesha estuvo años sin poder editar nuevas canciones. Ella llevó el caso a la Justicia y un juez falló en su contra, ratificando el contrato.

No obstante, en 2016 fue liberada de sus obligaciones contractuales y el año pasado grabó "Praying", con video inlcuido, canción en la que decantó todo el dolor e impotencia que sintió en su experiencia con Dr. Luke. Si bien el proceso judicial contra él sigue en pie, la artista no deja de anunciar su verdad y muchos artistas como Lady Gaga y Ariana Grande la han apoyado desde el principio.

Esta es la letra de la canción que ayer fue gran protagonista en los Grammy 2018:

Bueno, casi me has engañado.

Me han dicho que no era nada sin ti.

Pero después de todo lo que has hecho

te puedo agradecer por lo fuerte que me he vuelto.

Porque trajiste las llamas y me hiciste pasar por el infierno

tuve que aprender a luchar por mí misma.

Y ambos sabemos toda la verdad que puedo decir.

Solo diré que esto es un ´Te deseo un adiós´

Espero que estés en algún lugar orando, rezando.

Espero que tu alma esté cambiando, cambiando.

Espero que encuentres tu paz,

que caigas de rodillas, rezando.

Estoy orgullosa de quién soy.

No hay más monstruos, puedo respirar de nuevo.

Y dijiste que todo había terminado.

Bueno, estabas equivocado y ahora lo mejor está por venir.

Porque puedo hacerlo sola

y no te necesito, encontré una fortaleza que nunca había conocido.

Traeré truenos, traeré lluvia.

Cuando termine, ni siquiera sabrán tu nombre.

trajiste las llamas y me hiciste pasar por el infierno

tuve que aprender a luchar por mí misma.

Y ambos sabemos toda la verdad que puedo decir.

Solo diré que esto es un ´Te deseo un adiós´

Espero que estés en algún lugar orando, rezando.

Espero que tu alma esté cambiando, cambiando.

Espero que encuentres tu paz,

que caigas de rodillas, rezando.

A veces, rezo por ti en la noche.

Algún día, tal vez verás la luz.

Algunos dicen: ´en la vida, vas a obtener lo que das´,

pero algunas cosas solo Dios puede perdonar.

¡Sí! (Espero que estés en algún lugar orando, orando)

Espero que tu alma esté cambiando, cambiando.

Espero que encuentres tu paz,

que caigas de rodillas, rezando.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?