Suscriptor digital

Roberto Pettinato, sobre el caso Calu Rivero: "Una palabra mal metida armó todo un escándalo"

En diálogo con LA NACIÓN, el conductor quiso poner paños fríos sobre las acusaciones en su contra, tras su polémica opinión sobre Calu Rivero y Juan Darthés
En diálogo con LA NACIÓN, el conductor quiso poner paños fríos sobre las acusaciones en su contra, tras su polémica opinión sobre Calu Rivero y Juan Darthés Crédito: Archivo
(0)
29 de enero de 2018  • 20:40

Roberto Pettinato habló con LA NACION luego de la polémica que desató su frase sobre las acusaciones de acoso que realizó Calu Rivero contra Juan Darthés. El músico y conductor había afirmado en una entrevista con Perfil: "A veces pienso que el acoso sucede porque la otra persona tarda mucho tiempo en decirte que no quiere coger con vos. Si la otra persona lo dijera rápidamente, el 50% de los hombres se achicarían".

Pettinato afirma, tras la polémica que despertaron sus declaraciones: "Yo no quise usar la palabra acoso cuando estaba hablando de Calu Rivero y Darthés. Estaba hablando de ellos pensando en que el tipo se la quería levantar. Entonces dije bueno, a veces cuando éramos chicos... es verdad si una chica te cortaba el rostro, vos decías bueno y te dabas media vuelta y te ibas. Punto final".

Y agregó: "Quería intentar explicar cómo -en un mundo tan difícil, en una Argentina tan pero tan compleja como en el libro La broma, de Milan Kundera- una palabra mal metida armó todo un escándalo".

A poco de que su opinión trascendiera, mujeres del espectáculo y excompañeras de Pettinato dieron a entender que tenía comportamientos inadecuados con ellas."Si sos mujer y trabajaste con Pettinato sabés de lo que habla. Ninguna nos salvamos de un manoseo de más. A mí me mordía el cuello, además del bullying fuera del aire con cosas como ser adoptada, nivel 5to grado. Un cerdo. Oyentes saben de lo que hablo porque ustedes saben todo. Lo he contado. Aprendí mucho. Haz tu camino lejos de la mierda mientras puedas", escribía la comediante Señorita Bimbo, en su cuenta de Twitter.

No fue la única. La locutora Mariana de Iraola sumó en la misma red social: "Esto lo dice Pettinato. El tipo, que siendo el conductor de un programa, tira la boca, la lengua, te agarra fuerte de los brazos, si te descuidás se baja los pantalones. Y algunos compañeros y jefes cuando te quejas, te dicen Vos sos más viva que él, no le des bola. ASCO".

A lo que Malena Pichot, mucho más categórica, agregó: "¿Petinatto sale a hablar mal del feminismo? Jajaja, ¿posta se quiere meter ahí? ¿¿¿Justo él???? ¿Hay alguien con más fantasmas que él? Creo que no tengo más anécdotas desagradables de ningún otro. Jajaajaja arranquen chicas. Llegó el momento. Años esperando este momento. Sabemos mucho de muchos. Solo hay que sentarse a esperar. Estos días me dan la vida", escribió la guionista.

Con respecto a las mujeres que se hicieron eco de sus declaraciones y salieron a cuestionarlo, Pettinato se manifestó sorprendido: "En cuanto a estas chicas que saltaron a decir cualquier barbaridad, seguramente, porque no les gustó mi opinión... Realmente mi apena mucho, porque la verdad a las tres las consideraba unas minas bárbaras. Especialmente a la taurina [Iraola], la locutora, híper copada; Bingo [Señortia Bingo, con quien compartió trabajo en Rock &Pop], súper talentosa, hasta la Pichot que es muy graciosa en su estilo, es la referente de las estandperas, como sería en Estados Unidos Ellen DeGeneres, muy buena y muy divertida. La verdad es que no entiendo, no sé. Yo también soy un tipo muy divertido, estamos entre comediantes, gente más o menos graciosa".

Antes, el conductor había intentado despejar los fantasmas en un móvil del ciclo Los ángeles de la mañana. "Llamé al periodista que me hizo la nota y le dije Che, me parece que me equivoqué, porque justo lo hablé con mi novia, que es joven por suerte, y ella me alertó: Te van a matar, la palabra no es acoso y a partir de ahí comenzó todo un debate sobre esa palabra", dijo.

Y sumó: "Pedí que lo aclare porque no quería terminar en medio de un quilombo. Yo considero que las mujeres tienen que vivir, no hay que matarlas, no hay que pegarles. Las feministas están muy bien, pero no la Gestapo feminista. No entremos en la locura de que todo el mundo acusa a todo el mundo porque yo empiezo a acusar a Guido Kaczka de maltratar animales".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?