Luego de la ola de atentados contra policías, Santos suspende las conversaciones con el ELN

Tres ataques en el Caribe colombiano dejaron siete agentes muertos; el presidente pidió "coherencia" en las acciones de la guerrilla
Tres ataques en el Caribe colombiano dejaron siete agentes muertos; el presidente pidió "coherencia" en las acciones de la guerrilla Fuente: AFP - Crédito: José Torres
Daniel Lozano
(0)
30 de enero de 2018  

CARACAS.- El terrorismo parecía una pesadilla olvidada en Colombia , pero en las últimas horas el país revivió sus horrores. Las imágenes de las víctimas de los tres atentados durante el fin de semana en la costa, que se cobraron la vida de siete policías y que hirieron a medio centenar de personas, entre civiles y uniformados, golpearon duramente a una sociedad que había empezado a olvidar.

En respuesta a la nueva sacudida de la violencia, el presidente Juan Manuel Santos anunció ayer la interrupción de las negociaciones con la guerrilla marxista-leninista del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de conversaciones hasta que no vea coherencia por parte del ELN entre sus palabras y sus acciones", detalló el jefe de Estado.

Santos se escudó para armar su respuesta en la doctrina Rabin (Yitzhak, primer ministro de Israel, premio Nobel de la Paz como el propio presidente colombiano): se combate el terrorismo con toda contundencia como si no hubiese negociación de paz y se negocia como si no hubiese terrorismo. La mesa negociadora, instalada en Quito, Ecuador, no se volverá a reunir hasta que el ELN "haga compatible su conducta con la exigencia de paz".

El presidente Santos suspendió las negociaciones de paz con ELN

01:09
Video

La guerrilla había reconocido horas antes su participación a través de un comunicado en Twitter. El Frente de Guerra Urbano Nacional del ELN respondió con bombazos ante el actual "panorama", en el que el gobierno "se rehúsa a dar respuestas a las necesidades de la población, inventa excusas para no garantizar sus derechos y usa a la fuerza pública para reprimir al pueblo". Varias facciones del ELN se han mostrado contrarias a las negociaciones con el gobierno.

Mientras tanto, la fiscalía profundiza sus investigaciones, que arrojan un dato alarmante: un sospechoso detenido viajó hasta Barranquilla desde Cúcuta, la capital fronteriza que vive días muy difíciles por el éxodo masivo de los venezolanos. Precisamente los investigadores creen que Cristian Bellón, estudiante de Ingeniería Eléctrica de 31 años, habría permanecido en Venezuela antes de saltar a Cúcuta, según informaron medios locales.

La cancillería venezolana condenó "enérgicamente" los atentados y reiteró su repudio a "toda forma de violencia o terrorismo". El de Caracas es uno de los gobiernos promotores de las negociaciones entre el ELN y Colombia.

El joven será acusado de homicidio agravado, terrorismo agravado y uso de explosivos. La policía comprobó que desde un dispositivo en su poder se activó la bomba que provocó la explosión en la comisaría de San José, en el sur de Barranquilla, en la que murieron cinco agentes, además de herir a 40 personas, algunas de máxima gravedad.

También llevaba un cuaderno donde figuraban anotaciones sobre la estación policial. Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa colombiano, confirmó ayer los vínculos de Bellón con el ELN.

La bomba estalló en el patio del cuartel cuando los policías esperaban en formación el inicio de la jornada laboral, precisamente el mismo día en que Rodrigo Londoño, conocido por Timochenko, lanzó su candidatura presidencial al frente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Los antiguos guerrilleros repudiaron los atentados porque abonan el terreno para más odios y enfrentamientos. "Ojalá sean ubicados y obligados a responder ante la Justicia", aventuró el nuevo partido.

Las bombas contra la policía también estallaron sobre la precampaña presidencial que ya se vive en Colombia. La docena de candidatos apoyaron en su mayoría al presidente, aunque algunos también exigieron no retomar las negociaciones con los asesinos. El liberal Humberto de la Calle, jefe de los negociadores en La Habana para el acuerdo de paz con las FARC, reclamó un comunicado conjunto en apoyo al presidente.

El uso político de las duras imágenes de los agentes muertos reabrió el debate de los excesos en las redes sociales. Varios candidatos publicaron la foto de Barranquilla, que asemejaba una guerra, con cuerpos desparramados, heridos intentando huir y los cascos de todos desparramados por el suelo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?