La Justicia intervino el sindicato de Balcedo por afiliaciones apócrifas

La detención de Balcedo en Uruguay derivó en la intervención del gremio
La detención de Balcedo en Uruguay derivó en la intervención del gremio Fuente: Archivo
El Soeme recibía $2 millones mensuales por aportes compulsivos e irregulares; el juez Kreplak dispuso que un cuerpo colegiado conduzca la entidad
María José Lucesole
(0)
30 de enero de 2018  

LA PLATA.- El Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), conducido por Marcelo Balcedo durante las tres últimas décadas, quedó intervenido ayer por orden del juez federal Ernesto Kreplak. Tras la intervención judicial, el sindicato que administró Balcedo desde 1993 -y antes su padre- quedará a cargo de un cuerpo conformado por un representante del Ministerio de Trabajo de la Nación y otro de la cartera laboral bonaerense.

El gremio habría fraguado miles de afiliaciones apócrifas en los últimos tiempos: 12.000 afiliaciones dobles, según precisó la Dirección General de Escuelas. A cada afiliado se le descontaban $195 por mes. Y el sindicato habría recibido en forma irregular un flujo de $2 millones mensuales por afiliaciones compulsivas e irregulares.

El juez ya había ordenado allanamientos en tres de las sedes del sindicato en la ciudad de Buenos Aires y en esta capital, a principios de año, cuando el titular del gremio fue detenido ante la sospecha de que sacó $80 millones en efectivo del gremio, entre 2012 y 2013.

La semana pasada el juez Kreplak firmó un pedido para que Balcedo y su esposa, Paola Fiege, sean extraditados desde Uruguay. Incluyó en su escrito la repatriación de los bienes, que por ahora incluyen automóviles de lujo y US$7,5 millones encontrados en cajas de seguridad en Punta del Este y en Montevideo.

El magistrado brindó un detalle de 62 bienes que Balcedo habría adquirido con dinero negro proveniente de lavado. Entre ellos se mencionan 40 vehículos alta gama (automóviles, camionetas, cuatriciclos, lanchas y hasta una casa rodante) y 21 propiedades, tres de ellas en Uruguay.

Kreplak menciona en su escrito las maniobras de extracción que Balcedo y su socio Mauricio Yebra realizaron de los fondos del Soeme durante 2012 y 2013, por $80 millones. Y advierte que existen elementos para pensar en "lavado de activos procedentes de la comercialización de estupefacientes" de la banda Los Monos.

El gremialista y su esposa, Paola Fiege, todavía permanecen en Uruguay. Los bienes que detectó hasta ahora la Justicia incluyen dos chacras en Uruguay, casas de lujo en los bosques de Cariló, campos, una casa en Tigre, otra en San Fernando y otra en el country Abril, un departamento en Puerto Madero y varios inmuebles en La Plata. Solo el valor fiscal de los inmuebles argentinos supera los $60 millones, aunque el valor de mercado es muy superior. La fortuna total puede superar los US$30 millones.

La lujosa chacra en la que detuvieron al gremialista Marcelo Balcedo, vista desde un drone

00:57
Video

La sospecha de la Justicia es que Balcedo blanqueó dinero opaco con la compra de esos lujosos activos, una defraudación al gremio que encabeza. Todos los bienes fueron inhibidos por orden del juez

La intervención del sindicato llego poco antes del inicio de la negociación paritaria estatal y docente, donde Soeme tenía representación gremial. El Ministerio de Trabajo deberá designar ahora un interventor y regularizar el sindicato.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?