El bautismo de Bebelo Reynoso en Boca: un pase gol, sintonía cordobesa y un nuevo apodo

Reynoso tuvo su primera práctica en Boca
Reynoso tuvo su primera práctica en Boca Crédito: Prensa Boca
Franco Tossi
(0)
30 de enero de 2018  • 15:44

La vida tomó un nuevo rumbo para Emanuel Reynoso . De hecho, se trata de un enorme cambio en su día a día y un importante paso hacia adelante en su carrera futbolística: la semana pasada se había oficializado su llegada a Boca desde Talleres. Sin embargo, debió esperar hasta hoy para poner en marcha su sueño y recién esta mañana tuvo el primer entrenamiento al mando de los Mellizos Barros Schelotto. ¿Cómo fue su primer día? ¿Con quiénes se juntó?

Aunque placentera, su transferencia no es fácil para él. Luego de 22 años viviendo en el Barrio Chino, como se conoce popularmente al barrio Almirante Brown del sur de la ciudad de Córdoba, ahora debió instalarse en Buenos Aires, dejando allí a su familia y sus amigos de siempre. Pero Córdoba no está tan lejos para él. De hecho, lo tiene adentro del vestuario: en su estreno en el complejo Pompilio estuvo bien cerquita de Julio Buffarini y Ramón Ábila, cordobeses de ley. Sin timidez, los tres juntos, sumados a Emmanuel Mas, protagonizaron una charla distendida luego de la práctica con Gustavo Barros Schelotto, Ariel Pereyra (ayudante de campo) y Juan José Romero (entrenador de arqueros).

Reynoso ya conocía las instalaciones boquenses. Ansioso por interiorizarse rápido sobre el Mundo Boca, el día que se realizó la revisión médica pasó por el club y saludó al plantel. Cómo líder y, momentáneamente capitán hasta las vueltas de Pablo Pérez (puede ser el domingo, ante San Lorenzo) y Fernando Gago, Carlos Tevez lo recibió y le presentó, uno por uno, a sus nuevos compañeros.

En medio de los primeros movimientos con su ropa de entrenamiento se pudo oír de qué manera lo conocen en el plantel. Si bien su apodo principal es Bebelo, tal como lo bautizó uno de sus hermanos cuando él era pequeño, dentro del grupo toma mayor fuerza el grito de "Rey", el apócope de su apellido. Además, el propio Buffarini, que también jugó en la T, lo dejó en claro cuando está mañana subió una foto con el enganche en su cuenta de Instagram: "¡Con el Rey!", escribió.

En cuanto a lo futbolístico, el ex hombre de Talleres se movió suelto durante el fútbol reducido, aunque lo mejor de él se vio por la derecha, con la cancha cambiada por ser zurdo: recuperó, hizo una pared con Agustín Almendra y le cedió nuevamente la pelota al juvenil para que convirtiera. En esa misma jugada quedó plasmada su personalidad para jugar. Porque cuando la pelota puede llegarle o está en su posición, grita permanentemente para que el resto entienda su intención. El chico, parece, está dispuesto a mostrar rápido sus credenciales.

La asistencia de Reynoso a Almendra

El plantel de Boca está casi completo, a la espera de lo que pueda suceder con Gustavo Gómez, la última búsqueda del xeneize en el mercado. Pero ya tiene al Rey de Córdoba entre sus filas, que utilizará la camiseta N° 30 en la Superliga. Entonces habrá que ver si está a la altura de las circunstancias y, así, intentar expandir su reinado al barrio de la Ribera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.