Suscriptor digital

El descargo de Cacho Castaña: "¿Quién va a decir qué se puede decir y qué no se puede decir?"

El cantante rompió el silencio y aseguró que la polémica desatada por sus dichos terminó afectando su salud
El cantante rompió el silencio y aseguró que la polémica desatada por sus dichos terminó afectando su salud Fuente: Archivo
(0)
30 de enero de 2018  • 18:48

Hace algunas semanas, durante una entrevista con el programa Involucrados, aquí y ahora, Cacho Castaña lanzó una muy desafortunada frase mientras hablaba sobre lo mucho que le costaba comprender a las mujeres. "¡Relájense! Si la violación es inevitable, relájate y goza", había pronunciado el cantante. Si bien enseguida salió a pedir disculpas, estas no fueron suficientes para contrarrestar el efecto de sus palabras.

Las polémicas declaraciones de Cacho Castaña

03:36
Video

En una nueva entrevista con Luis Ventura, Cacho volvió a hablar al respecto. "Fue algo que se me escapó, que dije sin querer. Fue un dicho callejero; tengo muchos más de esos, porque en mi época se hablaba de eso", dijo. Inmediatamente, cuando el periodista le preguntó si pensaba que había que dejar de utilizar la frase, le contestó que nadie debería decidir sobre las palabras del otro. "¿Quien va a decir qué sacamos y qué ponemos? Eso es lo más importante. Bueno hay que cambiar, vamos a cambiar, pero ¿quién va a decir qué se puede decir y qué no se puede decir? ¿Qué puede decir un cómico, qué no puede decir? Alguien va a tener que dirigir eso o es a la buena de Dios", expresó.

A pesar de que a causa de sus dichos terminó suspendiendo dos shows en Mar del Plata y fue citado por el Instituto de la mujer, el cantante confesó que está pasando una linda temporada. "No sé, es muy raro, yo estoy pasando un muy buen verano, a pesar de todo lo que pasé, a pesar de que pedí disculpas y me mataron. Me la banco. Son las reglas del juego y me las banco", vociferó. " A mí un show no me salva la vida, a esta altura del partido, no me salva la vida. Yo quiero hacer dos shows para divertirme, nada más".

Cacho Castaña pide disculpas tras su desafortunada frase

00:59
Video

Pero más allá de eso, aseguró que la angustia por las repercusiones negativas que tuvo terminaron afectando su salud. "Estaba sin necesidad de oxígeno antes de esto, y después de todo este disgusto tuve que agarrar nuevamente el oxígeno. Me cuesta mucho respirar porque tengo EPOC, es una enfermedad bastante jodida en los pulmones. Tuve que volver al oxígeno, al bastón que ya lo había dejado también. Todo este disgusto me repercutió en la salud", apuntó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?