0

Cuánto se pagó en recompensas para capturar a prófugos en 2017

En 2017 cinco personas cobraron recompensas por haber dado información que permitió capturar a personas buscadas por la Justicia
En 2017 cinco personas cobraron recompensas por haber dado información que permitió capturar a personas buscadas por la Justicia
Sol Amaya
0
6 de febrero de 2018  • 18:44

Entre mediados de 2016 y fines del año pasado se destinaron 1.850.000 pesos al pago de recompensas a personas que aportaron información fehaciente que permitió dar con el paradero de prófugos de la Justicia. Así lo informaron a LA NACION fuentes del Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia (Buscar), que dependió del Ministerio de Justicia nacional hasta mediados de 2016 y hoy funciona bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Según explicó María Emilia Marti, coordinadora del Programa, desde el organismo se establece el marco legal para que los ciudadanos puedan aportar datos que permitan colaborar con la Justicia en la captura de prófugos, la búsqueda de personas extraviadas y la resolución de casos. El Programa cuenta con un fondo propio destinado específicamente al pago de las recompensas.

A través de un pedido de acceso a la información pública, LA NACION obtuvo la lista de los casos que pudieron ser resueltos gracias al aporte de quienes ayudaron a localizar a personas buscadas por diversas causas. Según esos documentos, entre junio de 2016 y fines del año pasado se pagó recompensa en el marco de la detención de las siguientes personas:

El cuñado de Julio De Vido fue detenido el 6 de agosto del año pasado. Se había dado a la fuga el 25 de octubre de 2016, luego de que el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky lo llamara a indagatoria por delitos vinculados al lavado de dinero. El magistrado ordenó en ese momento su captura nacional e internacional, a través de Interpol. En julio del año pasado, el Ministerio de Seguridad de la Nación publicó una ofrecimiento de recompensa de $250.000 "destinada a aquellas personas que, sin haber intervenido en el hecho delictual, brinden datos útiles que sirvan para dar con la aprehensión" de Minnicelli. Esa oferta fue clave para la detención del prófugo.

La maniobra delictiva por la que Minnicelli tenía captura internacional

12:26
Video

El coronel retirado, acusado de delitos de lesa humanidad, estaba prófugo desde 2015 y fue detenido en septiembre de 2016. Recio fue investigado por la masacre de Ituzaingó y Las Heras, ocurridas durante la última dictadura militar. Por su captura, se pagó una suma de 500.000 como recompensa a una persona que ayudó a dar con su paradero.

Formó parte del destacamento de Inteligencia 144 del Ejército en Mendoza y también fue acusado de delitos de lesa humanidad. Por su detención se pagaron 500.000 pesos de recompensa.

Se trata de un oficial inspector de la Policía Federal acusado de participar en varios homicidios y centenares de secuestros y hechos de tortura durante la última dictadura. Para dar con su paradero se habían ofrecido 100.000 pesos.

Tras permanecer nueve años prófugo, fue detenido en abril del año pasado. El abogado está acusado de ocho crímenes cometidos en 1975 y de haber realizado la inteligencia para señalar a los abogados desaparecidos en "La Noche de las Corbatas". Por su detención se pagaron 500.000 pesos de recompensa.

Pagos en trámite

En tanto, están en trámite los pagos de recompensas por la resolución de los siguientes casos:

Fue uno de los 13 presos que se escaparon del penal de Ezeiza en 2013 luego de cavar un túnel. Había sido recapturado y enviado al penal de Marcos Paz. Pero en 2015 volvió a escapar, esta vez junto a Gabriel "Larry" Figueroa (34), condenado por el crimen de Matías Berardi. Para huir, llenaron su cuerpo con crema y pasaron entre los barrotes de la ventana. Luego entraron a una casa de un barrio privado en Cañuelas, tomaron rehenes y los obligaron a sacarlos escondidos en una camioneta. Campos tiene una condena por homicidio agravado y también participó de un asalto a un banco en 2001. Fue recapturado en Ciudad Oculta en febrero de 2015. Por su captura se ofrecieron 200.000 pesos de recompensa, que están en trámite de pago.

Acusado del homicidio del modelo publicitario Diego Rodríguez (28), asesinado el 4 de octubre de 2010, estuvo prófugo durante casi siete años. Fue detenido en Paraguay en agosto del año pasado. Por datos sobre su paradero se había ofrecido una recompensa de 500.000 pesos. Ese pago se encuentra en trámite.

Estuvo prófuga durante nueve años, acusada de secuestrar a su hijo. El menor, que tenía dos años cuando su madre se lo llevó y 11 cuando lo encontraron, fue hallado por Interpol en Atyrá, a 60 kilómetros de Asunción, en Paraguay. Su madre quedó detenida por un pedido de extradición que emitió la Justicia argentina. Por datos sobre su paradero se habían ofrecido 100.000 de recompensa, que también están en trámite de pago.

Cómo se busca a un prófugo

Cuando una persona se da a la fuga, se desencadena una serie de medidas que involucran a distintos sectores del Estado. En primer lugar, el pedido de captura dispuesto por la Justicia debe ser registrado por todas las fuerzas de seguridad: la Policía Federal, las fuerzas provinciales, la Gendarmería, la Policía Aeroportuaria y la Prefectura. Todas ellas deben contar con la información básica del prófugo: datos personales, una fotografía reciente y el hecho por el que se lo busca.

En muchos de los casos, la Justicia suele disponer también un pedido de captura internacional. Cuando esto sucede, la distribución de la imagen y los datos del prófugo se amplían, incluyendo a entidades policiales internacionales como Interpol.

En tanto, quien lleve adelante la causa en la cual está imputado, debe buscar al prófugo y empieza por los lugares de su propiedad. Para esto se hace un relevamiento de todos los domicilios registrados por la persona buscada. Este rastrillaje se realiza a través de bases de datos privadas y públicas. Los domicilios de facturación de teléfonos celulares y tarjetas también son clave.

Además, se intervienen los teléfonos del prófugo y de las personas con las que más comunicaciones haya mantenido durante el tiempo anterior a darse a la fuga.

Otro paso importante para la búsqueda es determinar si el prófugo dispone de vehículos. De ser así, se identifican y se dicta una orden de secuestro de sus autos ante la Dirección Nacional de Registro de la Propiedad Automotor. También se difunde esta información a las fuerzas de seguridad. Si el vehículo posee un sistema de rastreo satelital, se activa mediante orden judicial.

El prófugo necesitará alguna forma de sustento económico, al no poder recurrir a las entidades bancarias . Por este motivo, los investigadores deben estar al tanto de los movimientos monetarios de las personas más cercanas, por si solicita ayuda.

¿Cuándo cesa la búsqueda? Lógicamente, el operativo para buscar a un prófugo no debería cesar hasta que se concrete su captura. Si bien corre la prescripción del delito, si se declara al prófugo en "rebeldía", la prescripción se suspende. Es que, en ese caso, la Justicia da por probado que el prófugo sabe fehacientemente que hay un pedido de detención en su contra y pese a ello no se presenta.

Pedido de acceso a la información: Romina Colman (LN DATA)

Por: Sol Amaya

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.