Fernando Alonso rompe una vez más los límites de la Fórmula 1: correrá las 24 Horas de Le Mans, en busca de la Triple Corona

Alonso, durante las pruebas con Toyota en Bahrein, en 2017
Alonso, durante las pruebas con Toyota en Bahrein, en 2017 Crédito: Prensa Toyota
Pablo Vignone
(0)
31 de enero de 2018  

En procura de unos de los records más legendarios del automovilismo, la Triple Corona, Fernando Alonso intentará ganar las 24 Horas de Le Mans uniéndose a Toyota, en un año lleno de desafíos para el español, que además pretende retomar la senda del triunfo en la Fórmula 1 , ahora que McLaren dejó los motores Honda para utilizar los impulsores de Renault.

Todo un desafío, porque para Alonso será su debut en la clásica competencia francesa, que Toyota nunca ganó pese a competir allí de manera regular desde 1985. El asturiano será compañero de equipo del cordobés José María López no solo en Le Mans, sino a lo largo del campeonato mundial de resistencia, aunque conducirán autos distintos: Alonso piloteará el Toyota TS050 número 8 junto a otros dos expilotos de Fórmula 1, el suizo Sebastian Buemi y el japonés Kazuki Nakajima; el argentino tendrá los mismo copilotos que en 2017, el inglés Mike Conway y el nipón Kamui Kobayashi.

La Triple Corona involucra triunfos en el Gran Premio de Mónaco (que el bicampeón mundial de 2005 y 2006 ya ganó en dos oportunidades), las 500 Millas de Indianápolis (que Alonso lideró en 2017 antes de abandonar en su debut) y las 24 Horas francesas. Solo el inglés Graham Hill pudo alcanzar ese hito, venciendo cinco veces en Mónaco entre 1963 y 1969, ganando Indianápolis en 1966 y consagrándose en Le Mans en 1972. Hasta los años '70, los pilotos de Fórmula 1 alternaban en otras categorías, pero la administración de Bernie Ecclestone fue recortando esa versatilidad; desde los '80 hasta esta década, Ecclestone solía bloquear con el GP de Canadá el fin de semana en que se disputaba Le Mans.

"Nunca oculté mi deseo de ganar la Triple Corona. El año pasado lo intentamos en la Indy y estuvimos cerca, pero no lo conseguimos", comentó Alonso en el comunicado de McLaren. "Este año tengo la oportunidad de ganar en Le Mans gracias a McLaren. En ningún caso este desafío cambiará mi objetivo principal, que es la Fórmula 1".

Toyota es el último de los grandes fabricantes de automóviles que queda compitiendo en Le Mans, después de los retiros sucesivos de Audi en 2016 y de Porsche, vencedor de las últimas tres ediciones, a fines de 2017. La casa japonesa sabe muy bien que en las 24 Horas todo puede salir mal: en 2016, uno de sus autos abandonó la carrera cuando lideraba y solo quedaban cinco minutos para cumplir el esfuerzo.

El año pasado tampoco consiguió la victoria pese a presentar tres coches en competencia, y esa decepción privó a la marca de conquistar el título mundial, a pesar de haber ganado cinco de las nueve carreras del año.

Alonso compitió este fin de semana en las 24 Horas de Daytona, pero su auto sufrió problemas con los frenos y solo arribó 38°. Debutará con el equipo Toyota en las 6 Horas de Spa, el primer fin de semana de mayo, antes de las 24 Horas, los próximos 17 y 18 de junio. Aunque tendrá el mejor auto posible para disputar el clásico, sin grandes rivales en su categoría, eso no le asegura un buen resultado ni, mucho menos, la victoria.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.