Nahitan Nández les generó a los mellizos un problema inesperado

Nandez con ganas de seguir siendo titular
Nandez con ganas de seguir siendo titular Crédito: Boca Juniors
Pablo Lisotto
(0)
31 de enero de 2018  

Si Pablo Pérez hubiese estado recuperado del desgarro en los gemelos de la pierna derecha, probablemente Nahitan Nández no habría tenido lugar en la formación titular del primer compromiso oficial de Boca en el año, frente a Colón. Pero el Nº 8 no llegó a tiempo para ese compromiso y el uruguayo fue la figura en la Bombonera, un golazo incluido.

Esa actuación del volante de 22 años generó un problema impensado para Guillermo y Gustavo Barros Schelotto. Recuperado Pérez, que trabajará a la par de sus compañeros para el choque del domingo con San Lorenzo (19.15), la cuestión es si el indicado para salir del equipo es Nández.

Aunar despliegue físico y criterio táctico es irresistible para los hinchas y de alta valoración para los entrenadores. Esa conjunción expuso el ex jugador de Peñarol en el 2-0 a Colón, y ya la había mostrado en otras ocasiones desde su llegada a Boca.

El uruguayo fue la figura porque participó en cada faceta del juego. Se involucró en la presión al rival para la recuperación, formó parte del circuito de pases, corrió a espaldas de sus compañeros para relevar posiciones y supo proyectarse en el ataque, como en la jugada en la que anotó el segundo gol con una fina resolución por encima del arquero. Fue el segundo tanto que marcó con la camiseta xeneize, tras el que había conseguido en la octava fecha para el triunfo sobre River en el Monumental.

Utilizado por los Barros Schelotto como volante central y también como mediocampista interno, Nández sonrió antes de responder con picardía a una consulta por la posición en la que se ubicaría si fuera director técnico: "De arquero".

La lesión de Fernando Gago le abrió la puerta a la titularidad el año pasado. Su lugar fue el costado derecho de la línea media en el 4-3-3 que caracterizaba a Boca. Desde entonces mostró con consistencia lo que había dejado entrever en las fechas en las que había ingresado como suplente. Frente a Colón, él y el colombiano Wilmar Barrios fueron pivotes centrales de enorme dinamismo entre los defensores y los atacantes.

Si bien Guillermo Barros Schelotto aseguró que no hay indispensables en su equipo y que cada uno de los 30 jugadores del plantel es importante, Boca debería sentir la ausencia de Nández cuando empiece su camino por la Copa Libertadores. Sobre el oriental pesa una suspensión de tres partidos remanente de una sanción de la Conmebol por cinco fechas a raíz de una gresca generalizada en Peñarol vs. Palmeiras, del año pasado. En Boca aún confían en lograr una reducción de esa sanción.

Muy aplaudido en el anuncio de la formación antes del encuentro del sábado en La Bombonera, tuvo un reconocimiento aun mayor cuando fue reemplazado a los 31 minutos del segundo tiempo por Gonzalo Maroni. Esa fue la primera vez en que no completó el encuentro entre los ocho partidos que lleva como titular en la Superliga.

Hasta hace menos de un año, pocos en el mundo Boca sabían de Nández. Sin embargo, su contratación apunta a resultar un gran acierto. A sus 22 años, Nández ya fue capitán de Peñarol, tiene grandes chances de protagonizar el Mundial en Rusia y se ganó un lugar en Boca con su entrega. No por casualidad su cláusula de rescisión es de 25.000.000 de dólares.

Frente a esa situación, queda por ver si los Barros Schelotto mantendrán en el equipo al mejor del partido con Colón -ya aceptado por hinchas, como lo reveló la ovación del sábado-, ya sea retrasando el regreso de Pablo Pérez o modificando el esquema y sacrificando a otra pieza del conjunto para aprovechar el buen momento de Nández, o si, en cambio, el capitán en ausencia de Gago termina desplazando al propio uruguayo.

AFP y DPA

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.