Suscriptor digital

The Post: los oscuros secretos del Pentágono, o la épica del periodismo en un clásico moderno

Tom Hanks y Meryl Streep como Ben Bradlee y Katharine Graham, deje de Redacción y dueña del Washington Post
Tom Hanks y Meryl Streep como Ben Bradlee y Katharine Graham, deje de Redacción y dueña del Washington Post
Diego Batlle
(0)
31 de enero de 2018  • 19:27

Nuestra opinión: excelente. The Post: los oscuros secretos del pentágono. ( The Post, Estados Unidos/2017). Dirección: Steven Spielberg. Guion: Liz Hannah y Josh Singer. Fotografía: Janusz Kaminski. Música: John Williams. Edición: Sarah Broshar y Michael Kahn. Diseño de producción: Rick Carter. Elenco: Tom Hanks, Meryl Streep, Bob Odenkirk, Bruce Greenwood, Tracy Letts, Alison Brie, Carrie Coon, Jesse Plemons, Michael Stuhlbarg y Sarah Paulson. Distribuidora: UIP (Universal). Duración: 116 minutos. Calificación: apta para todo público

En un cine dominado por historias efímeras, superficiales y pasatistas, The Post surge como una película no solo importante, sino también imperecedera. Dentro de muchos años, cuando se hable de clásicos sobre cuestiones como la libertad de prensa o se analice un género como el thriller político, allí estará seguramente este nuevo trabajo de Steven Spielberg junto a, por ejemplo, Todos los hombres del presidente, de Alan J. Pakula, con la que guarda más de un punto en común.

El adjetivo importante suele generar más resquemor que interés en el cine, pero en el caso de The Post no hay excesos de solemnidad ni de autoconsciencia a la hora de abordar temas trascendentes en las altas esferas de los medios y la política. Spielberg -se sabe- es un brillante narrador clásico (uno de los últimos de su especie junto a, por ejemplo, Clint Eastwood) y sabe cómo construir el suspenso, mantener la tensión, abordar las dimensiones afectivas o el costado sentimental (incluso cursi) y dosificar todo con finos toques de humor. Porque de eso se trató desde siempre el arte mayor de Hollywood: entretener sin banalizar ni bastardear el resultado final.

Trailer de The Post

02:32
Video

No conviene adelantar demasiado de la trama por si el lector no ha "googleado" los hechos reales en los que se inspira, pero el film se centra sobre todo en la batalla de dos de los principales diarios de Estados Unidos (The New York Times y The Washington Post) contra la administración de Richard Nixon para poder publicar en 1971 una serie de documentos secretos (los llamados Papeles del Pentágono) sobre los secretos, mentiras y manipulaciones en la Guerra de Vietnam durante cuatro gestiones presidenciales.

Spielberg -imbuido de una épica, una mística y un tono que remiten a grandes directores clásicos como John Ford y Frank Capra- elige como héroes del film a Ben Bradlee ( Tom Hanks ), jefe de redacción del Post, y sobre todo a Katharine Graham ( Meryl Streep ), la dueña del diario en tiempos de fuerte machismo y en momentos en que el periódico estaba en crisis económica y luchaba por salir a cotizar en bolsa, dentro de una estructura coral que incluye notables personajes secundarios.

Steven Spielberg habla sobre The Post

02:23
Video

El film es emocionante (en especial para quienes nos dedicamos al periodismo), sin caer jamás en el golpe bajo. La nobleza de los personajes -incluso de aquellos que se oponen a profundizar la investigación por motivos que también resultan atendibles- la convierte en un antídoto contra el cinismo y la ironía canchera que predominan en el cine contemporáneo. The Post es, también, una reivindicación de aquellos tiempos de un periodismo más bohemio, ritual, artesanal (y probablemente más serio, riguroso e influyente) que esta era vertiginosa, impaciente y digital ha arrasado por completo.

Tom Hanks y Meryl Streep hablan de The Post

05:21
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?