0

Días kid friendly

Hay muchas actividades para que los chicos descarguen energías y se diviertan
Hay muchas actividades para que los chicos descarguen energías y se diviertan
0
31 de enero de 2018  • 17:16

El verano todavía tiene algunas sorpresas bajo la manga. Están quienes recién arrancan sus vacaciones y quienes ya volvieron, y en todos los casos hay tardes y fines de semana de calor que incitan a vivirse disfrutando la mejor temporada al aire libre. Pero quizá quienes mejor la pasen en esta época sean los chicos, libres de toda responsabilidad y con varias semanas aún por delante para divertirse a pleno antes de que empiece el colegio. Y como, si sos padre, es probable que para este momento ya te hayas quedado sin planes para entretenerlos, desde Club venimos a salvarte. A continuación, ideas para ponerle gracia al verano con niños de las más variadas edades en casa.

Turista en tu ciudad

La recorremos, la vivimos, la trabajamos. Pero pocas veces la exploramos. Lo cierto es que la ciudad en la que vivimos tiene múltiples variantes de entretenimiento, desde parques increíbles hasta barrios escondidos o museos y centros de cultura con propuestas de lujo. Y tomarse un tiempo para descubrirla con otros ojos será un programa perfecto tanto para los chicos como para los adultos.

Por estos días, por ejemplo, el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) expone hasta el 19 de febrero la muestra "México Moderno, Vanguardia y Revolución". Y aunque a primera vista pueda parecer un plan demasiado culto para los más pequeños, las obras de artistas como Frida Kahlo, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, entre muchos otros talentos, pueden ser más que impactantes e interesantes. Con aires de modernidad y fechados en la primera mitad del siglo XX, estos trabajos buscan la auténtica mexicanidad, con todo su color y fuerza, y serán atractivos para todas las generaciones. Además, un paseo por este museo, recientemente renovado, nunca viene mal, en especial si se termina con algo fresco en su café.

Otra zona que vale la pena explorar con niños es Puerto Madero. Su Reserva Ecológica, un oasis mágico en el medio de la urbe, ofrece 350 hectáreas para caminar, andar en bicicleta, hacer un pícnic o simplemente disfrutar del verde y sus muchas especies (hay aves, mamíferos, anfibios, reptiles y una gran vegetación autóctona). Sus numerosos senderos llevan hasta el río y permitirán que los chicos aprendan sobre los beneficios que nos brinda la naturaleza y cómo y por qué es tan importante cuidar el medio ambiente. Al salir de allí es posible tomar un rico licuado o té frente al río en Croque Madame, y también tentarse con alguna de sus dulzuras (o su emblemático y homónimo sándwich Croque Madame). El paso permanente de barcos, lanchas y kayaks será otro punto de disfrute para los chicos. Y justo enfrente, si las ganas de culturalizarse continúan, está la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, que permitirá conocer obras de artistas de enorme prestigio, tanto locales como internacionales (las de Antonio Berni en su época de más collage, por ejemplo, suelen ser un imán para los pequeños).

Más hacia el centro de Buenos Aires, Caballito espera con un programa ideal para unir la melancolía de los adultos con el entusiasmo de los niños: subirse a su tranvía, el único que aún funciona en toda la ciudad. Hace recorridos todos los fines de semana y feriados, ofreciendo paseos gratuitos a lo largo de dos kilómetros a bordo de tranvías históricos auténticos, que fueron restaurados y conservados de modo impecable. Luego de esta aventura seguro habrá ganas de consumir algo fresco, y entonces bastará caminar unas cuadras para llegar a la heladería Saverio, de larga trayectoria y cuyos helados con baño de chocolate son legendarios y harán las delicias de los chicos.

Adrenalina vital

¿Tus hijos son de los que no se quedan quietos nunca y lo que buscás es que pongan en acción todo su cuerpo y energía para que lleguen rendidos al final del día? También tenemos propuestas para vos.

En Aqua, en Parque Norte, se ofrecen actividades deportivas como natación, fútbol, sóftbol, rugby y hándbol, en un gran predio donde seducen tanto las piletas cristalinas como las canchas impecables. Además, ofrecen servicio de colonia de vacaciones y, para los que cumplen en verano, festejo de cumpleaños tanto en el lugar como a domicilio, llevando inflables para el agua. Asimismo, celebran minicampeonatos, organizan juegos didácticos y son expertos en canciones y manualidades. Todo como para que las más distintas personalidades de chicos puedan encontrar su lugar en el que sentirse cómodos y entretenidos.

Para los que estén en Salta, en tanto, Extreme Games propone actividades sumamente adrenalínicas (aunque las más vertiginosas no son aptas para chicos). Se destacan la tirolesa a 40 metros de altura sobre el agua, el paseo en banano con capacidad para seis personas, rappel y un paseo en moto de agua. Ubicado en Cabra Corral, un embalse a 85 kilómetros de la ciudad de Salta, ofrecen además un paseo por las islas, descendiendo en la principal para observar el majestuoso paisaje del espejo de agua desde las alturas y pudiendo bañarse con salvavidas en una bahía.

Bajo la misma premisa de alturas y acción se encuadra Euca Tigre, un parque aéreo con más de 105 juegos divididos en nueve niveles, con diferentes grados de dificultad. Hay hasta una torre llamada Verti-GO, que consiste en un dispositivo de caída libre controlada que permite que, tras 13 metros de descenso veloz, se logre un aterrizaje controlado y muy suave. Para los más chiquitos, también cuentan con el sector Euca Mini, con juegos a partir de un metro de altura. Comprometidos sobre todo con la seguridad, desde el complejo aseguran que siguen las más estrictas normas europeas, dado que el parque cuenta con la primera línea de vida continua Safe Roller instalada en el país (proveniente de Suiza), que genera que, a partir del inicio del juego y hasta que se esté en el suelo nuevamente, la persona no tenga posibilidad alguna de soltarse.

Amantes del agua

¿Tus chicos son los de que no quieren salir del agua ni con los labios morados? Existen muchos programas acuáticos para tentarlos.
¿Tus chicos son los de que no quieren salir del agua ni con los labios morados? Existen muchos programas acuáticos para tentarlos.

Finalmente, pocas cosas gritan más verano que el agua. Y, de hecho, pocas les gustan tanto a los chicos como permanecer horas ahí dentro, hasta que los dedos están arrugados como pasas de uva y sus labios empiezan a ponerse violetas. Solo entonces accederán a envolverse en la toalla y reposar al sol por un rato.

Para esos niños con alma de pez, La Fontana del Paseo, en Mendoza, ofrece tres piletas climatizadas en las que realizar actividades como natación, aquagym, watercycling ( spinning bajo el agua), crosswater (la mezcla perfecta de crossfit y entrenamiento funcional + aquagym) o simplemente disfrutar de la belleza de flotar libremente y nadar al estilo que se quiera o jugar con amigos. Amplias, techadas y al aire libre y con andariveles delimitados, estas piletas ofrecen un espacio en el que pueden convivir niños de diversas edades, aprendiendo a manejarse en el agua con una soltura y una destreza que los acompañarán toda la vida.

También en plan de enseñanzas súper útiles, Escala Náutica propone la maravillosa experiencia de aprender a navegar. Su curso de timonel de yate a vela y motor, si bien para chicos más grandes y adolescentes (así como adultos), formará a los alumnos en conocimientos teóricos y prácticos que permitan el gobierno de embarcaciones deportivas. De hecho, al finalizar, quienes lo deseen podrán rendir un examen teórico-práctico para obtener la habilitación deportiva. La premisa es tanto aprender de seguridad, meteorología, mareas y navegación en general como disfrutar el increíble contacto con el agua estando a cientos de metros de la costa, allí donde todo parece inmenso e inabarcable.

Para los afortunados con pileta propia o mar, río o lago cerca, en tanto, los inflables y juegos de agua son los grandes protagonistas de este verano. Tal cual muestra nuestra foto de tapa, las donuts, los flamencos, cisnes y unicornios y hasta las sandías, ananás, helados y pizzas son formatos posibles de imitarse en versión para inflar y echarse a flotar. Invertir en uno será diversión asegurada por varias horas, y hasta un buen rincón donde las madres puedan tomar sol después. También siguen vigentes los delfines, ballenas, orcas y cocodrilos, y se suman para los espacios más grandes los kayaks y botes de goma, bien generosos en su capacidad. Eso sí, todo debería ser usado bajo la supervisión de los adultos, para evitar cualquier accidente o imprevisto.

Cuando parece que no hay más programas posibles de hacer con los chicos en casa (sea propia o de veraneo), siempre es posible sumar un poco de creatividad y ponerles gracia a los días de calor. Nuestros beneficios e ideas te acompañan a seguir poniéndole chispa al verano 2018.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.