Cómo cuidar el pelo del sol

.
. Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Segú
Malú Pandolfo
(0)
3 de febrero de 2018  

El sol, el viento, el cloro y la sal, entre los factores ambientales que más inciden durante el verano, arman un combo que desorganiza la estructura que compone el pelo sano. Es que el pelo está formado mayormente por la proteína queratina, adosada a la glándula responsable de producir sebo para lubricarlo: raíz o bulbo y tallo integran el folículo piloso. Estar al sol y sin cuidado altera su composición y equilibrio graso, y lo convierte en quebradizo, seco, sin vida y con el color degradado.

Desequilibrios. En días de sol y agua, el cloro, el salitre, el viento y el sol descaman la cutícula del pelo. Entonces se percibe más poroso, seco y quebradizo, y su raíz, por ende, se debilita. El salitre y el viento desgastan la cutícula y lo envejecen. Además, las radiaciones solares pueden afectar sus proteínas, aminoácidos y lípidos, y aclarar el color. Si el pelo es claro o blanco, el cloro puede dejar un tinte verdoso.

Al calor. Como el calor suma daño, hay que tratar de reducir el uso del secador y la planchita, y preferir el secado natural. Para peinar son preferibles los peines de dientes anchos que traccionan menos el pelo. Hay que hacerlo cuando el pelo esté húmedo, no demasiado mojado.

Antes de exponerse. Antes de salir de vacaciones o antes de exponerse mucho al sol, se aconseja preparar el pelo con distintos cuidados: está bueno sellar las cutículas capilares. Un tratamiento nutritivo brinda un alto aporte y tiene un efecto de encapsulado, protector. De esta manera, se aísla el pelo del posible daño.

Para proteger el pelo del daño del sol, lo mejor es la barrera física de sombreros y gorras

Anticipación. Más para proteger el pelo antes de que ocurra el daño. No hay nada más eficaz que la barrera física, por eso es imprescindible usar sombrero de ala ancha mejor o gorra; llevar el pelo recogido, sobre todo si hay viento. Además, aplicar productos en spray, para pelo largo, y en emulsión o crema sin enjuague, para pelo corto, que contengan FPS 30 o más y filtros anti UVA y UVB. Colocar media hora antes de la exposición, repitiendo cada dos horas y al salir del agua. Antes, mojar el pelo con agua de la canilla para que este absorba menos salitre y cloro. Después del mar o la pileta, enjuagarlo con agua dulce y aplicar una crema reparadora que se debe dejar actuar un rato antes de enjuagar.

Cuidados en casa. Durante la estada en la playa o lugares al aire libre adoptar champús y acondicionadores suaves, sin detergentes ni alcohol. Para rehidratar el pelo, las mejores fórmulas son las que incluyen aceites de lino, cártamo y argán, entre otros. No abandonar los baños de crema. Son también efectivas y de fácil aplicación las ampollas que tienen alto contenido nutricional. También, sumar productos específicos para puntas dañadas. Y recortar las puntas florecidas.

A la vuelta. Terminadas las vacaciones se recomiendan baños de crema semanales. En lo posible esperar a la recuperación del pelo, que se da cuando se ve más sedoso y resistente, para teñirlo. Una o dos veces por semana recurrir a champús y acondicionadores con efecto détox, con manteca de karité, provitaminas, ceramidas, aminoácidos, proteína de trigo y extractos vegetales marinos. Y luego colocar una mascarilla o leche reparadora; cubrir con una toalla caliente y húmeda, y dejar actuar 20 minutos antes de enjuagar. Consultar con un dermatólogo, la posible ingesta de cápsulas de aminoácidos específicos. Por supuesto, llevar una alimentación rica en fibras, vitaminas y proteínas. En verano, los alimentos con betacaroteno y vitamina C y E ayudan a combatir los radicales libres que genera el sol. Por la estructura proteica del pelo, ingerir proteínas contribuye a fortalecerlo y a favorecer su nacimiento y crecimiento. En salón, se recomiendan los tratamientos personalizados que asocian cremas y aceites que agregan nutrientes y sellan la cutícula capilar.

Dixit

  • "Antes de salir de vacaciones, un tratamiento reparador personalizado minimizará los daños y dejará el pelo más protegido de las altas temperaturas y la erosión del mar y el cloro. Un corte previo elimina las puntas abiertas. En la playa usar bálsamos nutritivos y no olvidarse de sombreros y pañuelos. Y a la vuelta, un baño de luz corrige los matices en el color", indica Oscar Fernández Roho, director creativo de Roho.
  • "El verano afecta mucho al pelo largo y a las puntas. Por eso son indispensables las máscaras, ampollas y los aceites esenciales antes, durante y después de las vacaciones. A la vuelta, los tratamientos se diseñan según las necesidades. Se evalúa el estado del cuero cabelludo, si tiene caspa o no, si está tratado con color o alisados. Entonces se asocian ampollas, shots y máscaras específicas para cada problemática", detalla Pino Paparella.
  • "De regreso a casa, un buen corte de puntas fortalece la estructura del pelo. Durante las dos primeras semanas no decolorar. Si el tono se puso amarillento, un baño de luz devuelve el matiz natural. Aplazar por un tiempo el retoque de reflejos, desgaste o la coloración balayage. Tratar de que la planchita, pinza de rulos o el excesivo brushing formen parte del día a día. Reservarlos para eventos", aconseja Matías Costantini, dueño y estilista de Kickaboo.

Guía de productos

.
.

  • Reparación. Crema para peinar Hair Repair Alta Moda de Alfaparf, reconstruye las partes afectadas, mejora el brillo, refuerza y suaviza ($64)
  • Hidratación. Bruma de Argán de Perfumum Bue, ayuda a que el pelo se hidrate y no quede duro, después de salir del mar o la pileta ($420)
  • Protector + limpiador. Champú Elvive Óleo Summer Edición Verano de L'Oréal Paris, con óleo de flores y filtro UV ($46)
  • Nutrición. Advance Techniques Tratamiento Nutritivo Argán de Avon, nutre y repara de la raíz a las puntas ($215)
  • Recuperación. Crema para peinar Recuperación Extrema de Dove Nutritive Solutions, que nutre el pelo extremadamente dañado ($80)
  • Restauración. Acondicionador Reparador de L'Occitane, con un complejo vegetal y aceites esenciales ($676)
  • Fortificación. Cápsulas capilares de Natura Plant que protege y repara la estructura interna del pelo ($305)
  • Toque final. Tratamiento Moroccanoil con aceite de argán, para acondicionar, peinar o como toque final, da brillo y acelera el tiempo de secado ($1150)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.