Consideraciones sobre el nuevo régimen para el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones

Martín Clément
Martín Clément PARA LA NACION
La modificación resuelta por el Gobierno formaliza los controles que la Afip y la Secretaría de Comercio hacían sin sustento normativo
(0)
1 de febrero de 2018  

Falta detallar varias cuestiones del nuevo régimen
Falta detallar varias cuestiones del nuevo régimen Fuente: Archivo

Recientemente, por una resolución conjunta de la Afip y la Secretaría de Comercio, se modificó el régimen de las SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), formalizando los controles que ambos organismos hacían sin sustento normativo. A partir del 23 de enero se pasó así a una metodología totalmente electrónica y sistémica, haciendo foco más en el importador, en su nivel de riesgo y capacidad económico-financiera y en la trazabilidad de sus importaciones. Si bien aún falta que se publiquen muchas precisiones -lo que en principio ocurrirá en el micrositio SIMI de la Afip-, se advierten varias modificaciones al régimen actual.

  • Para que los organismos oficiales puedan realizar sus tareas de control, la SIMI debe estar registrada antes del embarque de la mercadería en el exterior, y si esta se encuentra autorizada, se agilizarán los trámites pertinentes a su arribo. Nada se especifica sobre cómo será esa "agilización" ni las consecuencias en caso de incumplimiento, salvo la aplicación de las sanciones del Código Aduanero (probablemente una multa "formal"). Aunque probablemente se "premie" a los cumplidores con canales "verdes" y se "castigue" a los desordenados con mayores controles. Por otro lado, la idea de que se agilicen los trámites al "arribo" de la carga es novedosa, puesto que actualmente en esa instancia no existe cruzamiento de datos sobre las SIMI. Quizá se obligue a los transportistas a declarar al momento de ingresar el documento de transporte a qué SIMI corresponde la carga. Situaciones complejas de resolver si esta no ha sido registrada o en casos de despachos desde zonas francas.
  • La Afip realizará un análisis sistémico del importador basado en sus niveles de riesgo y/o respecto de su "capacidad económica financiera" para afrontar las operaciones que pretenda realizar (aunque no se indica con qué periodicidad). En caso de resultar pertinente, le solicitará información a través de un requerimiento electrónico, observando todas sus SIMI sin autorizar. De ahí puede ocurrir alguna de las siguientes situaciones: si el análisis de la respuesta del importador resulta favorable, sus SIMI serán autorizadas y las que este registre por los siguientes 90 días corridos "que se encuentren dentro de los montos del giro normal del negocio" serán exceptuadas de estos controles sistémicos; si el importador no se notificara del requerimiento en forma electrónica o si habiéndose notificado no diera cumplimiento dentro de los 10 días hábiles, o bien aportara información y/o documentación falsa, inexacta o incompleta relativa a la capacidad económico-financiera respecto de las operaciones de importación previstas, todas sus SIMI sin autorizar serán anuladas, pudiendo este presentar nuevas SIMI solo después de los 60 días corridos desde aquella anulación. La Afip permitirá levantar esa anulación y suspensión si el importador presenta información suficiente que justifique esos desvíos.

Es decir que la Afip discriminará -a su juicio- cuáles importadores y por qué monto podrán importar. ¿Qué considerará "giro normal del negocio"? ¿Posibilitarán que empresas recién inscriptas en el registro puedan realizar importaciones (por ejemplo comercios que antes no importaban y ahora desean hacerlo)? ¿A quién recurrir en caso de imposiciones irreales o caprichosas? Es deseable que, para darle transparencia al sistema, todo esto quede aclarado.

  • Para que haya una vinculación desde el registro de la SIMI hasta el despacho de importación sin "perder el hilo" y se agilicen los trámites "al arribo" se reglamentan los casos de rectificación, transferencia, cesión o endoso en zona primaria aduanera (ZPA) de documentos de transporte desconsolidados, exigiendo que el embarque se haya realizado después del registro de la SIMI oficializada (en el caso de rectificaciones) y que tanto el cedente y el cesionario del BL (bill of landing) tengan una SIMI autorizada. Nuevamente, estimamos que habrán muchos casos que no puedan cumplir con esta exigencia.
  • Se introduce un concepto novedoso de "proyecto" según el cual los organismos que intervienen en el SIMI podrán, por razones fundadas y en miras al cumplimiento de los objetivos o programas de su competencia, determinar aquellos proyectos (habrá que ver cómo se identifican las operaciones que los integren dentro de una misma CUIT) a los que solo se les aplicará el control de observancia de requisitos formales, es decir, que no pasen por el control "sistémico" mencionado y obligatorio para todos los importadores. O sea que habrá proyectos "mimados" por los organismos de control, quienes comunicarán a la Afip para que apliquen solo controles formales.
  • Las modificaciones de normas aplicables a las SIMI serán notificadas por el Sistema de Comunicación y Notificación Electrónica Aduanera (Sicnea), pero valdrán solo 30 días corridos después. Asimismo, todas las notificaciones de la Afip se harán siempre electrónicamente y no se hará ninguna notificación postal o por otro medio, en caso de que el importador no se dé por notificado electrónicamente.

En consecuencia, es muy importante ahora que:

. Se instruya correctamente al agente de cargas o transportista cuál es el CUIT del importador que deberá figurar en el documento de transporte para que su ATA lo ingrese correctamente en el SIM.

. Se verifique en Sicnea con suficiente periodicidad las notificaciones de requerimientos relativos a las SIMI y estos sean contestados dentro de los 10 días hábiles, bajo apercibimiento de quedar anuladas todas las SIMI que no estén aún en estado salida.

. Las SIMI se oficialicen antes de dar la orden de embarque al exterior.

. Los nuevos negocios de importación sean evaluados revisando los antecedentes que dispone la AFIP y que las informaciones y documentos a presentar justificando esas SIMI sean compatibles.

El autor es gerente general de Clément Comercio Exterior

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.