Tanta: peruano en pleno centro

Con el sello de Acurio, cebiches y mucho más en una propuesta casual
Con el sello de Acurio, cebiches y mucho más en una propuesta casual Crédito: Dafne Gentinetta
Alicia Delgado
(0)
4 de febrero de 2018  

Tanta, que significa pan en quechua, es en Lima una propuesta de comida con varios locales, creada por Astrid Acurio a imagen de las tiendas parisinas consagradas a la cocina casual pero exquista, de cuando ella y Gastón se conocieron estudiando en el Cordon Bleu. El cocinero instaló la peruanidad en la gastronomía mundial, primero con Astrid y Gastón -cocina elitista de base francesa- y luego con el maravilloso La Mar. Este último, ubicado en Palermo, logró rápidamente el éxito como cebichería peruana. Y hace casi dos meses, Tanta se instaló en pleno centro porteño, una plazoleta desértica en esquina sin pizca de verde, aunque ya está instalándose en un container, con barra, despacho, mesas cómodas, y jardín más informal que el interior pero muy bien puesto.

Pasando la pesada puerta de Tanta, siguen la barra del bartender Hugo de la Selva, y enfrente un mostrador de montaditos y sanguchitos para elegir, y luego las dulzuras de Astrid para que el camarero deje en la mesa indicada. En el sorprendente doble salón comedor, con vidriera curva altisima que transparenta plantas selváticas, entre mesas marrón profundo y sillas de cuero, circulan correctos camareros en look decontracté. Anthony Vásquez, el chef gerente operativo en Buenos Aires hace cuatro años en La Mar de Buenos Aires, define la carta de Tanta como de cocina peruana de la casa, o de familia con aquellos sabores y la influencias de otras partes de mundo. El venezolano Allen Mezzono, cocinero en jefe de Tanta, se ha formado con Anthony en Palermo

Hay una completísima carta de cebichería, pero mas simple que la de La Mar. De los piqueos, las croquetas Tanta ($90) de ají de gallina se llevan los laureles, aunque el cebiche clásico (220) es lo primero a considerar, con el pescado del día, así como las causushis, minicausas variadas (220), y la gran causa limeña (150).

También hay ensaladas (150-200) y sándwiches con papas fritas: el Tanta Burguer de 250 gramos (200), el de pavo criollo (200), el vegetariano (160) y de milanesa de lomo, para cualquier hora. Como principales, típico tallarin salteado (200-250), de pasta casera, y las especialidades: ají de gallina (220), lomo salteado al wok (250), y clásico el seco de ternero con tacu-tacu (490).

Tanta

Crédito: Dafne Gentinetta

Puntaje: 8

  • Dónde: Esmeralda 938
  • Otros: De lunes a sabados, de 12 a 0. Tarjetas. Estacionamiento enfrente. 140 cubiertos, 40 afuera. No se cobra cubierto
  • El plato: Gran causa limeña
  • Precios: Desde 120 un bocado y una bebida
  • Para beber: Correcta oferta de vinos en acuerdo. Por copa, 12 etiquetas ($105 a 190). Cervezas de Stella Artois (100), Quilmes (80), Corona y Patagonia (120).
  • Tragos: El bartender Hugo de la Selva en los cócteles tradicionales, (150-180), peruanos ideales para comer con ellos (150) y sin alcohol (120). Además, batidos especiales y jugos
  • Para mejorar: un Sunday Brunch

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.