Así es Glovo, la aplicación para hacer pedidos on line de cualquier producto o servicio

Busca posicionarse como un complemento en los procesos de entrega de las plataformas de comercio electrónico y para cubrir las necesidades de usuarios particulares
5 de marzo de 2018  • 10:53

Según el estudio que realizó Kantar TNS para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) el 92% de los internautas de nuestro país ya realizaron al menos una compra online y la cantidad de sesiones de los sitios ascendía a 1407 millones en los primeros seis meses de 2017.

Además esta investigación también revela que los cinco productos más vendidos en forma on line son pasajes de avión, estadías en hoteles, equipos de telefonía móvil, pasajes de cabotaje y televisores. Por lo tanto el delivery de alimentos y productos de supermercado tiene aún un gran potencial en el mundo del e-commerce .

Frente a este contexto recientemente se anunció la llegada, a nuestro país, de la aplicación española Glovo, que te permite comprar, recibir y enviar cualquier producto de su ciudad en menos de 60 minutos.

Esta empresa, creada por el español Oscar Pierre en 2015, ya tiene presencia en 23 ciudades del mundo, cuenta más de 3000 establecimientos asociados, logró 2.000.000 de descargas y ya supera los 500.000 pedidos mensuales. "En Buenos Aires comenzamos cubriendo una zona con 1.000.000 de usuarios potenciales y en los próximos meses nos expandiremos para llegar a recibir más de 15.000 órdenes mensuales", asegura Matías Gath, gerente general de Glovo y creador de la aplicación Kadabra, adquirida hace dos años por la firma española.

¿Cómo funciona?

Lo interesante de esta nueva propuesta es que quienes la utilicen pueden pedir lo que sea. Tiene la opción de elegir uno de los locales adheridos o comprar en otro local y pedirle a los cadetes o " glovers" -quienes generalmente manejan moto o bicicleta- que retiren el producto y lo lleven a la dirección solicitada. "Podes pedirnos que te llevemos el hielo para una fiesta o que busquemos el cargador del celular, que te olvidaste en casa", ejemplifica Gath. Es decir, que permite resolver situaciones cotidianas, imprevistos y olvidos que pueden complicarnos el día.

Para poder comenzar a usarla el usuario tiene que descargar el programa desde Google Play Store, el App Store de Apple, o acceder vía online a través de glovoapp.com, registrarse y en pocos minutos podrá pedir lo que quiera.

Govlo busca ser un delivery aplicado para diversas empresas, servicios y necesidades particulares, explica Matías Gath, gerente de Glovo y creador de la app Kadabra

La plataforma dispone de diferentes categorías como restaurantes, snacks y bebidas, farmacias, regalos, mercados, y si ninguna de estas opciones es lo que busca puede ingresar en: "Lo que sea". Ésta última permite pedir cualquier producto de cualquier tienda o lugar. Una vez realizada la solicitud, el cliente puede ver, mediante geolocalización qué mensajero llevará su pedido y el recorrido que realizará, en tiempo real.

La aplicación se instala sin costo, el usuario sólo tendrá que abonar $30 por el servicio de entrega, que se sumarán al momento de adquirir un producto. Mientras que las empresas que forman parte de esta plataforma deberán pagar un porcentaje de comisión a Glovo, por los pedidos que se hagan a través de este servicio. "Este porcentaje varía según el acuerdo realizado con cada socio", aclaran desde Glovo. Los cadetes, por su parte, reciben un pago cercano a los $100 la hora, por el servicio prestado.

El mercado

Los cadetes o "glovers" se manejan en moto o bicicleta y pueden retirar un producto, que puede ser hielo para una fiesta o unas llaves olvidadas en casa

En nuestro país las aplicaciones de delivery más usuales son las de comida preparada y entre ellas se destaca PedidosYa, que cuenta con más de 11 millones de descargas y 15000 restaurantes adheridos en más de 400 ciudades. Además tiene presencia en más de 100 ciudades argentinas.

Otras plataformas que suelen utilizar los argentinos para hacer pedidos a través de sus móviles o computadoras son las de los supermercados como Coto Digital, Disco, Jumbo y Walmart, entre otras.

El desafío para Glovo es grande porque, aunque es verdad que el e-commerce a nivel local promete un gran crecimiento, también es cierto que algunas compañías que compitieron en este mercado quedaron en el camino. Este es el caso de LeShop, el primer supermercado totalmente virtual en Argentina, que después de once años de operación en el país tuvo que cerrar sus puertas.

Sin embargo Gath asegura que hay una gran diferencia entre su empresa y este supermercado virtual. "LeShop manejaba un concepto y estructura de negocios distinta a nuestra propuesta. Con Glovo buscamos ser una herramienta que ofrezca a los usuarios delivery de cualquier cosa, no solamente alimentos, y todo a través de la base de una economía colaborativa. Buscamos convertirnos en la aplicación que haga que los usuarios terminen borrando muchas otras aplicaciones de sus celulares porque consigue todo a través de la nuestra", resume.

Pero más allá de todos los desafíos y la competencia local, Gath asegura que su llegada a nuestro país es una gran oportunidad para su empresa. "Estamos ofreciéndole al público local una solución de logística que hasta ahora no tenía, que les hará la vida un poco más fácil y les permitirá invertir sus tiempos en otras tareas. Arrancamos en Buenos Aires porque es la principal ciudad del país, pero pronto estaremos expandiendo el servicio hacia otras grandes ciudades", adelanta.

TEMAS EN ESTA NOTA