Piden la renuncia del presidente de los Grammy, Neil Portnow, tras sus polémicos dichos sobre las mujeres de la industria

Portnow había dicho que las mujeres deben dar un paso adelante para tener más lugar en la música, las ejecutivas tildan al hombre de ajeno al vasto cuerpo de trabajo creado por y con mujeres
Portnow había dicho que las mujeres deben dar un paso adelante para tener más lugar en la música, las ejecutivas tildan al hombre de ajeno al vasto cuerpo de trabajo creado por y con mujeres
(0)
2 de febrero de 2018  • 11:40

Siguen resonando negativamente l os comentarios de Neil Portnow, el presidente de la Recording Academy, entidad encargada de entregar los Grammy a lo mejor de la música. Luego de la celebración de los galardones el fin de semana pasado, el hombre había dicho que para que las mujeres tengan más representación en el mundo de la música debían intensificar su trabajo. Ahora, un grupo de ejecutivas discográficas solicita la renuncia de Portnow.

La carta, firmada por más de una docena de ejecutivas de la industria, califica los comentarios de Portnow como "espectacularmente incorrectos" y dice que es "ajeno al vasto cuerpo de trabajo creado por y con mujeres".

Además, caracterizan con estadísticas y ejemplos la inequidad entre el hombre y la mujer en la industria de la música.

La polémica surgió debido a la poca representación femenina en los premios Grammy de este año, en donde las listas se vieron conformadas en su mayoría por hombres. Incluso, eso llamó la atención del público que seguía la transmisión y surgió en las redes el hashtag #GrammysSoMale. Por ejemplo, Lorde fue la única mujer nominada en las tres categorías principales. No solo no ganó ninguno de esos premios, sino que en la previa a la ceremonia se dio a conocer que no subiría a cantar porque los organizadores le ofrecieron hacerlo acompañada de otro músico y no sola, como ella quería. "De las 899 personas nominadas en las últimas seis ediciones de los Premios Grammy, 9 por ciento eran mujeres (este año, Lorde es la única mujer nominada a mejor álbum del año; no va a actuar)", escribió su madre en su cuenta de Twitter.

El miércoles, se abrió una petición en Care2 para que la gente firme por la expulsión de Portnow. Hasta el momento la petición tiene más de 13 mil firmas.

Ante las repercusiones negativas de los dichos de Portnow, ayer jueves, la Recording Academy anunció que estaba estableciendo un "grupo de trabajo independiente" para identificar el sesgo de género en la organización y el sesgo inconsciente para promover a las mujeres en la industria. "Aprecio que el tema del sesgo de género debe ser abordado en nuestra industria, y compartimos la urgencia de atacarlo de frente", dijo Portnow. "Nosotros, como organización, y yo como su líder, nos comprometemos a hacerlo".

"Mejoramos cada día y lo hemos estado haciendo durante mucho tiempo. El hecho de que no se den cuenta de esto significa que es hora de que renuncien", reza la carta que pide la expulsión de Portnow. "Estamos aquí no solo para reprenderlo", continua la carta, "sino para arrojar luz sobre por qué hay tanta protesta por sus comentarios y recordarle los desafíos que enfrentan las mujeres en nuestro país y, específicamente, en la industria de la música (...) Sus comentarios son otra bofetada a las mujeres, ya sea intencional o no, si se toman fuera de contexto o no. Está de más decir que, si usted no es parte de la solución, entonces debe aceptar que usted es parte del problema. Se acabó el tiempo, Neil".

Aquí la carta completa:

Estimado Sr. Neil Portnow:

La declaración que hizo esta semana sobre que las mujeres en la música necesitan "dar un paso adelante" fue espectacularmente errónea e insultante y, en esencia, ajena al vasto cuerpo de trabajo creado por y con las mujeres. Su intento de retroceder solo enfatiza su negativa a reconocernos a nosotras y a nuestros logros. Sus comentarios más recientes no constituyen un reconocimiento de los logros de las mujeres, sino un llamado para que los hombres tomen medidas para "darles la bienvenida" a las mujeres. No esperamos su bienvenida a la fraternidad. No tenemos que cantar más fuerte, saltar más alto o ser más amables para demostrar lo que valemos nosotros mismas.

Ese paso adelante lo damos todos los días y lo hemos estado haciendo durante mucho tiempo. El hecho de que no se de cuenta de esto significa que es hora de que renuncie.

Hoy estamos intensificando nuestro trabajo y participando para exigir su renuncia.

Los estrictos requisitos para que los miembros de NARAS voten, reflejan el equilibrio distorsionado y desigual de ejecutivos y creadores en nuestra industria. Simplemente no hay suficiente oportunidad e influencia otorgada o accesible para las mujeres, las personas de color y aquellos que se identifican como LGBTQ. Podemos seguir desconcertados acerca de por qué los Grammys no representan el mundo en el que vivimos, o podemos exigir un cambio para que todos los creadores y ejecutivos de la música puedan florecer sin importar su género, color de su piel, antecedentes o preferencia sexual.

Echemos un vistazo a algunos hechos, la mayoría de los cuales son cortesía de un informe reciente sobre la inclusión en la música popular de USC Annenberg School para la división de Comunicación y Periodismo: En 2017, el 83.2% de los artistas eran hombres y el 16.8% eran mujeres. Un total de 899 personas fueron nominadas para un premio Grammy entre 2013 y 2018. Un asombroso 90.7% de estos nominados fueron hombres y un 9.3% mujeres. El 10% de los nominados en la categoría Disco del Año, en una muestra de 6 años, fueron mujeres. En los últimos seis años, cero mujeres han sido nominadas como productoras del año. De las 600 mejores canciones en 2017, de los 2.767 compositores acreditados, el 87.7% eran hombres y el 12.3% eran mujeres.

En la muestra que comprende un estudio de seis años, los primeros nueve compositores masculinos reclaman casi 1/5 (19.2%) de las canciones.

La proporción de género entre los productores masculinos y las productoras es de 49 a 1. Solo 2 de los 651 productores eran mujeres de un grupo racial / étnico subrepresentado. El 42% de los artistas pertenecían a grupos raciales / étnicos subrepresentados. El mejor escritor tiene 36 créditos, la mejor escritora tiene 15 créditos. Del recién lanzado Billboard Power 100, el 18% eran mujeres. En la historia editorial solo ha habido 1 CEO femenina y 1 CEO masculino. Actualmente tienen estos puestos. El cargo de Presidente actualmente solo lo tiene una mujer de color. Las mujeres constituyen el 51% de la población.

Estamos aquí no solo para reprenderlo, sino para arrojar luz sobre por qué existe tal protesta por sus comentarios y para recordarle los desafíos que enfrentan las mujeres en nuestro país y, específicamente, en la industria de la música. Sus comentarios son otra bofetada a las mujeres, ya sea intencional o no; ya sea que se sacó de contexto o no. Está de más decir que, si usted no es parte de la solución, entonces debe aceptar que usted es parte del problema. Se acabó el tiempo, Neil.

Respetuosamente,

Marcie Allen, MAC Presents, Gillian Bar, Carroll Guido & Groffman, LLP, Renee Brodeur, Tmwrk, Rosemary Carroll, Carroll, Guido & Groffman, LLP, Kristen Foster, PMK-BNC, Jennifer Justice, Superfly Presents, Renee Karalian, Carroll, Guido & Groffman, LLP, Cara Lewis, Cara Lewis Group, Corrie Christopher Martin, Paradigm Talent Agency, Natalia Nastaskin, UTA, Elizabeth Paw, Carroll, Guido & Groffman, LLP, Carla Sacks, Sacks & Co., Ty Stiklorius, Friends at Work, Lou Taylor, Tri Star Sports and Entertainment Group, Beka Tischker, Wide Eyed Entertainment, Marlene Tsuchii, CAA, Caron Veazey, Manager- Pharrell Williams, Katie Vinten, Warner Chappell, Marsha Vlasic, Artist Group International, Gita Williams, Saint Heron, Nicole Wyskoarko, Carroll, Guido & Groffman, LLP.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?