San Lorenzo-Boca: un historial de un siglo cargado de historias, curiosidades y controversias

Este domingo se miden por la Superliga
Este domingo se miden por la Superliga Fuente: Archivo
Fernando Vergara
(0)
3 de febrero de 2018  • 09:01

San Lorenzo y Boca disputarán este domingo un nuevo desafío de un clásico que tiene todos los condimentos y que tendrá en el Nuevo Gasómetro su edición Nº 196. Un cruce que lleva más de un siglo de vida, con decenas de historias, curiosidades y controversias.

La particularidad del caso es que en el historial del profesionalismo el conjunto de Boedo se impone por 10 partidos de diferencia y es el club de la Argentina que más ventaja le lleva a los auriazules, que tienen registros favorables ante River , Independiente y Racing . Muy lejos quedó aquel 5-0 de los xeneizes en el primer encuentro, en 1915. En la etapa profesional, Boca y San Lorenzo jugaron 185 encuentros, con 73 victorias para los azulgranas y 63 para los de la Ribera. Sucede que, como el historial del amateurismo es claramente favorable a los xeneizes, según la forma de conteo, los números cambian. Las estadísticas indican que si se tiene en cuenta el lapso anterior a 1931, Boca recorta demasiado las distancias. No obstante, el Ciclón sigue arriba en el mano a mano entre ambas entidades. Suma 74 victorias contra 71 de Boca, con el agregado de 50 empates. Se sabe que el revisionismo histórico viene en auge en la Argentina. Hay quienes sostienen que lo amateur tiene tanto valor deportivo como lo profesional. Como todo, en materia de fútbol, es opinable.

Para San Lorenzo, no es casualidad que el cruce contra Boca esté cargado de historias: es el rival que más veces en la historia enfrentaron quienes serán locales el próximo domingo, mientras que para los visitantes es el segundo detrás de River.

Para Boca, el Nuevo Gasómetro resulta un karma, fundamentalmente en los últimos 18 años. En terreno azulgrana apenas logró cuatro victorias en ese lapso. La última, justamente en el Bajo Flores, le trajo alivio: los xeneizes estuvieron durante seis duelos, con cinco derrotas -dos goleadas, una en una final- y un empate sin convertirle a uno de sus máximos adversarios. Un golazo de emboquillada de Darío Benedetto cortó la sequía. Esa tarde, el 27 de noviembre de 2016, Tevez y Gago manejaron la batuta que coronó el 2-1 con un tanto de Walter Bou.

La particularidad de esa última victoria fue que Boca espantó fantasmas y sugestiones. El grito permaneció atragantado durante años. Hasta el festejo de Benedetto, Rolando Schiavi había marcado el último tanto auriazul, el 3 de noviembre de 2012, un 3-1 en la Bombonera.

Como local, San Lorenzo históricamente se hizo fuerte contra Boca: 43-26 en 93 encuentros es el registro. Una de esas cuatro victorias conseguidas por Boca en el Nuevo Gasómetro desde el 2000 hasta hoy resultó la mayor goleada en la historia entre ambos. El 27 de agosto del 2006, venció a San Lorenzo por 7-1. ¿Los goles? Tres de Palermo, dos de Palacio, uno de Neri Cardozo y otro de Andrés Franzoia, mientras que Hirsig marcó para el Ciclón.

Hasta 1960, Boca tenía ventaja de 29-27 en el historial, pero la remontada de San Lorenzo fue notoria. La mayor diferencia conseguida por los de Boedo se dio justamente entre 1951 y 1960. Allí ganó la mayor cantidad de partidos respecto a su rival: cinco. De 22 encuentros, el Ciclón se quedó con 12 y cayó en siete. Ya no habría tiempo para Boca para volver a ponerse al frente en los registros.

Uno de los clásicos más recordados en este siglo de rivalidades lo tiene como protagonista a Héctor Veira, autor de cuatro tantos en 1967. El 5 de noviembre San Lorenzo apabulló a Boca en el Viejo Gasómetro ganándole 4 a 0, en un partido en el que el Bambino convirtió todos los goles en la primera hora de juego. Épico.

En los últimos días, el Ciclón fomentó una campaña en las redes sociales, bajo el lema #TodosJuntosPodemos. Allí mostraron videos de triunfos rutilantes ante Boca en condición de local. Por ejemplo, difundieron las imágenes del 2-0 del Clausura 1995. Y también el 4-0 del Clausura 1997. Paulo Silas y Néstor Gorosito fueron protagonistas principales de aquellos duelos.

En torneos locales, la última celebración de San Lorenzo también exhibió una particularidad el 6 de septiembre de 2015: con el marcador 0-0 en la Bombonera, Matos metió el gol decisivo a los 45 minutos del segundo tiempo luego de un error grosero de Bentancur en la salida. Con eso, el equipo Bauza logró desplazar al local de lo más alto del campeonato. Finalmente, Boca dio vuelta los números en la tabla y terminó consagrándose campeón (64 puntos contra 61 del Ciclón).

Con lógicas diferencias, aquel encuentro de 2015 mostró una situación similar a la que vivirán el próximo domingo, con dos elencos que llegan con diferencias estrechas en la cima del torneo doméstico. En un clásico cargado de historia, San Lorenzo y Boca siempre tienen alguna particularidad para ofrecer.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.