0

Córdoba y Mendoza: el superclásico para quedarse con la Supercopa Argentina

La Supercopa todavía no tiene escenario definido
La Supercopa todavía no tiene escenario definido
Fernando Czyz
0
3 de febrero de 2018  • 10:00

El estadio Mario Kempes de Córdoba ya preparaba sus mejores galas para volver a ser anfitrión de un partido histórico para el fútbol argentino: el 14 de marzo Boca y River definen la sexta edición de la Supercopa Argentina. Pero dos contratiempos por el estado del campo de juego y unas obras en la avenida de la Circunvalación abrieron un signo de interrogación que dejó al estadio Malvinas Argentina de Mendoza como la gran opción.

"Se va a jugar en el Kempes. Vamos a llegar con las obras en tiempo y forma, y todavía hay tiempo de sobra para que el césped esté a la altura de este partido. Además hace menos de un mes se jugó un clásico cordobés entre Talleres y Belgrano, y todo funcionó a la perfección", sostiene Emeterio Farías, presidente de la Liga cordobesa, en diálogo con LA NACION.

"Estamos muy confiados en poder cumplir con todos los requisitos para recibir este partido en Córdoba. Vamos a atender los pedidos de la empresa organizadora y estaremos a la altura del desafío que significa organizar un superclásico en el Kempes", añadieron desde la Agencia Córdoba Deportes.

Luego de descartar opciones como Rosario, Salta, Mar del Plata, La Plata y San Juan, la empresa organizadora Torneos había tomado la decisión por cuestiones de seguridad, capacidad (el Kempes puede recibir 57 mil espectadores), logística y condiciones del espectáculo que Córdoba sea la anfitriona de este duelo que, por segunda vez en la historia, pondrá a Boca y River frente a frente por un título oficial.

Sin embargo, el comienzo de 2018 generó algunas dudas sobre el estado del campo de juego del Kempes, que fueron certificadas por un estudio de suelo que encargó la empresa organizadora, y que volvieron a despertar viejos fantasmas de aquella definición de la Copa Argentina en 2016 entre River y Rosario Central.

El otro punto que pone en puntos suspensivos a la capital cordobesa es la obra que se está realizando en la avenida de la Circunvalación con la construcción de un puente que genera muchos escombros en las adyacencias del estadio.

De esta manera, además de complicarse el acceso de ambas hinchadas al Kempes, estos escombros son un posible foco de conflicto para el día del partido, en un encuentro que resultará clave para la futura vuelta de los visitantes en la Superliga .

Por el lado de Mendoza, el operativo para convertirse en la alternativa comenzó a principios de este 2018. Primero, según le ratificó Carlos Suraci, presidente de la Liga Mendocina, a LA NACION hubo un acuerdo con la empresa Torneos por una vieja deuda documentada sobre viejos partidos en el Malvinas Argentinas que donde no se había pagado en canon a la liga.

La capital cuyana ofreció compensar económicamente la diferencia de capacidad del estadio (42 espectadores en Mendoza contra 57 mil en Córdoba) para fomentar esta mudanza que sería muy importante para darle una continuidad turística a la provincia luego de la tradicional Fiesta de la Vendimia.

"A los organismos de seguridad le preocupan las obras, hay muchos escombros en las zonas aledañas, y aparte el campo de juego no está 10 puntos. Si se mejora esto se jugará ahí, en Córdoba; si no, se hará en Mendoza", expresó Claudio Tapia ayer en declaraciones a Radio La Red.

"Vamos a darle un tiempo a Córdoba para que pueda solucionar estos dos aspectos y sigue teniendo la prioridad para recibir este partido tan importante... pero mantenemos a Mendoza como la gran alternativa en una definición que no irá más allá de la semana próxima", le confiaron a LA NACION los organizadores del certamen en este mismo sentido.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.