La AMIA desnudó una interna en Justicia

La mutual respaldó a Garavano y atacó a Cimadevilla
Mariano Obarrio
(0)
3 de febrero de 2018  

El gobierno de Mauricio Macri entró en una crisis interna cuando el ministro de Justicia, Germán Garavano , retiró anteayer las acusaciones contra los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia en su alegato como querellante en la reanudación del juicio oral por la causa de encubrimiento del atentado contra la sede AMIA en 1994, que dejó 85 muertos.

En cambio, el titular de la Unidad Especial AMIA, Mario Cimadevilla, sostenía la postura contraria a acusarlos, al igual que la exprocuradora general Alejandra Gils Carbó .

Para Garavano y los abogados oficiales, Mullen y Barbaccia no debían ser acusados porque, entre otras cosas, impulsaron la pista de Irán. Esa línea fue retomada años después por el fiscal Alberto Nisman, asesinado en enero de 2015 luego de denunciar un encubrimiento a Irán del kirchnerismo.

La AMIA, conducida por Agustín Zbar, se pronunció ayer en favor de Garavano y cuestionó a Cimadevilla, que según admiten en la Casa Rosada quedó al borde de la renuncia luego de un desgaste de sucesivas crisis internas.

Según fuentes oficiales, los abogados de Cimadevilla habían presentado un proyecto de alegato que no acusaba a Mullen y Barbaccia, que originalmente fue aprobado. A último momento, Cimadevilla cambió el sentido y los abogados fueron a hablar con Garavano, que ratificó la postura de no acusarlos.

La AMIA apoyó en un comunicado el retiro de las acusaciones y lamentó las diferencias entre el Ministerio de Justicia y la Unidad Especial. "Vemos con preocupación las desinteligencias, a esta altura inocultables, entre el Ministerio de Justicia y el titular de la Unidad Especial AMIA, Mario Cimadevilla, que actúa en carácter de querellante en el juicio", sostuvo.

La AMIA señaló que los exfiscales no solo no cometieron delito, sino que "fueron los principales impulsores" de los fundamentos que "dieron lugar a las órdenes de captura internacional dictadas por Interpol contra los ciudadanos iraníes imputados".

El Ministerio de Justicia aseguró ayer que la posición de Garavano y los abogados representa la "postura mayoritaria" dentro del equipo de letrados "designado oportunamente por el titular de la Unidad".

"La querella -siguió el ministerio- formularía cargos a Carlos Menem, Hugo Anzorreguy, Juan José Galeano, Carlos Telleldín, Juan Carlos Anchezar, Patricio Finnen, Ana Boragni, Víctor Stinfale, Carlos Castañeda y Rubén Beraja. No solicitando pena en relación a los exfiscales y Jorge Palacios porque no son suficientes los elementos probatorios".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.