0

El provocador festejo de Gerard Piqué que reavivó viejas peleas en el clásico Espanyol-Barcelona

Una bandera con una frase que levantó revuelo en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey entre Barcelona y Espanyol
Una bandera con una frase que levantó revuelo en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey entre Barcelona y Espanyol
0
4 de febrero de 2018  • 19:29

Gerard Piqué logró empatar el clásico catalán entre Barcelona y Espanyol con un cabezazo en el minuto 82 después de un córner enviado por Lionel Messi . En el festejo, el defensor culé mandó callar al público en el estadio, en una celebración polémica en la que llevó su dedo índice a la boca en forma desafiante.

El partido, friccionado y con faltas violentas, se jugó bajo una lluvia torrencial en un campo de juego inundado y en el que poco se podía hacer. Espanyol, local, se había adelantado en el marcador con un gol de Gerard Moreno, jugador que luego del gol de Piqué tuvo un cruce fuerte con el defensor, al que dejó tirado en el campo de juego luego de una falta violenta.

Piqué y sus peleas en el clásico

Piqué aseguró que silenció a los hinchas de Espanyol después de haber escuchado silbidos y abucheos durante el partido contra él y su familia, y como muestra de disconformidad a la investigación que le iniciaron por decir que "Espanyol es de Cornellà" (en referencia al barrio de Barcelona donde está ubicado el estadio). La situación entre Piqué y la afición de Espanyol ya venía complicada desde la ida por los cuartos de final de la Copa del Rey, que Barcelona perdió 1 a 0, cuando el defensor también había recibido insultos hacia él y su familia.

El show de patadas en el clásico catalán

Espanyol está cada vez más desarraigado de Barcelona y tiene un presidente chino
Piqué

Después del partido y ya en la zona mixta, Piqué fue directo cuando le preguntaron por el polémico gesto en el festejo del gol. "¿El gesto una falta de respeto? Falta de respeto es que me denuncien por decir que son de Cornellá, cuando es una obviedad, y en cambio no denuncien los insultos de parte de su afición", señaló el defensor.

"Decir que Espanyol es de Cornellà no es una falta de respeto, es una obviedad. El Espanyol está cada vez más desarraigado de Barcelona y tiene un presidente chino. Se quejan de que diga esto y no investigan los insultos a mi familia. Mandar callar era lo mínimo que podía hacer. Los jugadores tenemos responsabilidad, pero también somos personas y reaccionamos según lo que pasa" manifestó Piqué.

El resumen del partido y el polémico festejo de Piqué

"Si los que mandan no toman decisiones y no dicen nada, no nos quedaremos callados. Mando callar en general a todo el campo, y tal vez no debería, pero si el club o los propietarios no denuncian ciertas cosas...", concluyó el defensor.

Piqué aseguró que su gesto hacia los hinchas de Espanyol después de haber escuchado silbidos y abucheos durante el partido contra él y su familia

Las declaraciones de Piqué que generaron la polémica fueron pronunciadas por el defensor luego del partido de vuelta por los cuartos de la Copa del Rey, que clasificó a Barcelona a la semifinal. "Como ya sabíamos el Espanyol de Cornellá siempre que plantea un partido en el Camp Nou se cierra. Hemos podido hacer rápido el gol, no hemos sufrido y esta seguridad nos sirve para seguir pasando ronda y estar donde estamos en la Liga", dijo Piqué. E insistió en que "jugar contra el Espanyol de Cornellà siempre es un partido oficial. Allá ganaron 1 a 0 y tuvieron su semana de gloria, pero al final nos pudimos clasificar".

Finalmente, a la pregunta de un periodista de por qué se refiere al equipo blanquiazul como "Espanyol de Cornellá" cuando se trata de un club de Barcelona, Piqué respondió simplemente que "juega en Cornellà" y se fue con una sonrisa pícara en la boca. La polémica parece no tener fin.

Piqué, en el empate entre Barcelona y Espanyol
Piqué, en el empate entre Barcelona y Espanyol Fuente: AFP

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.