Lautaro Martínez enloquece a Racing, apura a Jorge Sampaoli y deslumbra a Europa

Crédito: Mauro Alfieri
Nicolás Zuberman
(0)
5 de febrero de 2018  

En 45 minutos Lautaro Martínez ya le había marcado a Huracán dos goles con la zurda -su pierna inhábil-, había hecho amonestar al arquero rival Marcos Díaz y había generado el penal que terminó en el segundo gol de Racing, después de la ejecución de Lisandro López. En un palco del Cilindro lo observaba el entrenador de la selección, Jorge Sampaoli, que tiene pensado incluir al delantero en la lista para los amistosos de marzo y evalúa la posibilidad de llevarlo al Mundial de Rusia. En otro sector estaba Piero Ausillo, director deportivo de Internazionale de Milan, el club que ahora lleva la delantera en las negociaciones por Martínez, que el mes pasado renovó su contrato y se le fijó una cláusula de rescisión de 20 millones de euros.

Nada parece desenfocar al goleador de 20 años, que juega, vive y declara como si ya hubiera pasado varias veces este tipo de situaciones que pondrían nervioso a cualquiera. A Martínez, no. Hace exactamente un año que Lautaro Martínez aprueba con diez cada examen que le ponen delante para que demuestre si es crack. Vale la pena repasar el itinerario.

En el arranque de este 2018 mundialista debía demostrar por qué aparece en el borrador de la lista de 23 jugadores que prepara Sampaoli. El técnico de la Argentina ya había pasado el jueves por este mismo estadio para ver el entrenamiento de Racing y charlar con el delantero.

En el Sudamericano Sub 20 que se jugó en Ecuador el verano pasado, el bahiense fue el goleador -junto con Marcelo Torres- y el salvador de un equipo que se clasificó de manera agónica al Mundial. A su regreso, se encontró con que la rodilla izquierda había traicionado a Lisando López y lo mantendría tres meses fuera de las canchas. Al pibe no le pesó reemplazar al capitán: fue el goleador del año. Fue figura en la Bombonera y en el Monumental, en victorias ante Boca y River, y comandó junto con Marcos Acuña una serie de triunfos que depositaron a Racing en la Copa Libertadores de este año.

Los tres goles de Lautaro ante Huracán

También se fue a jugar el Mundial Sub 20 a Corea del Sur, donde mediante el VAR le mostraron la roja en el debut. La frustración no le cambió el eje: regresó a Avellaneda con el mismo hambre de gol, pese a que estuvo algunos meses parado y debió ser operado por la fractura del quinto metatarsiano de su pie izquierdo. A lo largo de todo ese año, además, le fueron cambiando el precio y su destino: Atlético de Madrid, Real Madrid, Valencia, Liverpool, Borussia Dortmund. Para todo eso ya estaba preparado Martínez, un adolescente con mentalidad de hierro desde que dormía en la pensión del club.

En el arranque de este 2018 mundialista debía demostrar por qué aparece en el borrador de la lista de 23 jugadores que prepara Sampaoli. El técnico de la Argentina ya había pasado el jueves por este mismo estadio para ver el entrenamiento de Racing y charlar con el delantero. No fue la primera vez: el seleccionador también lo visitó en la clínica cuando lo operaron y lo citó al predio de Ezeiza para contarle cómo quiere que juegue su equipo. La manera de ganarse un lugar en esa lista será descollar en estos meses. Ayer ya dio una muestra. Ante la mirada de Sampaoli, la hinchada de Racing pidió: "Para Lautaro, la selección".

Antes, había liquidado un partido él solo con cuatro intervenciones decisivas. Además, regaló algunos controles precisos con el pecho y generó peligro pivoteando de espaldas. A los diez minutos, recibió en el vértice derecho del área un pase de Matías Zaracho, se hamacó, enganchó para su zurda y sacó un remate cruzado al segundo palo, bien lejos del arquero de Huracán. Golazo. A los 30 minutos, pescó un rebote en el área y en un solo movimiento generó la falta de Adrián Calello. Jorge Baliño cobró penal. Sobre el final del primer tiempo se encontró con un rebote tras un zapatazo de Zaracho y, de primera, sacudió una vez más el zurdazo. Díaz, otra vez, ni siquiera llegó a tirarse. Pese a sus dos goles con la pierna inhábil, cuando a Martínez le preguntan una falencia responde que debe mejorar su zurda. Esa, la autoexigencia, es una de las clave para entender al pibe que sigue salteando los obstáculos que le ponen para demostrar que es crack: anoche metió su primer hat-trick.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.