"Stalkeé a mi ex de hace diez años y ahora es un bombón, ¿le escribo?"

La llama se apagó hace tiempo...pero eso no quiere decir que no pueda volver a haber fuego
La llama se apagó hace tiempo...pero eso no quiere decir que no pueda volver a haber fuego Crédito: Shutterstock
Consuelo
(0)
5 de febrero de 2018  • 19:25

Hola Consuelo, ¿cómo estas?

Te cuento mi situación, espero puedas darme tu opinión y algunas sugerencias. Resulta que estoy con ganas de escribirle a un ex (¡con el cual termine hace casi 10 años!); estas ganas surgieron a raíz de una sueño que tuve con él y que derivó en que lo espiara en sus redes. El sueño fue como rememorar viejos tiempos, me desperté con una sonrisa y fue una sensación extraña, ya que no volvimos a tener contacto en todos estos años, y su yo del 2018 era un total misterio para mi (vaya a saber cómo trabaja el inconsciente que decidió volver a traérmelo a la mente). La situación empeoró cuando decidí stalkearlo y me encontré con un hombre centrado, profesional, con ideales fuertes, me encontré riendo con sus posteos y asintiendo y coincidiendo con tantos otros. Todo esto me lleva a que desde hace un par de semanas no pueda sacármelo de la cabeza y me de vueltas la idea de contactarlo.

Sé que no terminamos de la mejor manera (razón por la cuál no nos seguimos en ninguna red social y no mantuvimos ningún contacto) y me da temor que me rechace o que tenga un mal recuerdo de mí y le parezca descabellado que yo reaparezca después de tanto tiempo.

La realidad es que éramos muy chicos cuando fuimos novio y ya no somos para nada esas personas, yo no soy más esa persona que él conoció, jaja, por suerte he madurado.

En fin, ¿debo hablarle? ¿Es tan descabellado querer hacerlo? ¿Pueden ser reales estas ganas de querer contactarlo? ¿O sólo soy yo sintiéndome sola y buscando esperanzas en el pasado? ¿Debo olvidarme de esta locura y aceptar que no hay que remover y aferrarse a viejas historias porque es mejor darle la oportunidad a nuevas? Y además, ¿cómo se le habla por primera vez a un ex, después de 10 años?

Gracias, saludos.

La Reaparecida (27)

Querida Reaparecida:

Ay, el stalkeo. Todos hemos sido víctimas, y creo que nadie puede juzgarnos; una dice "bueno, solo un poquito, a ver en qué anda" y no sabés cómo terminás cuatro horas después mirando el álbum de casamiento de un desconocido total. Más allá de que hay que cuidarse de no caer en esos espirales de la obsesión, tu caso es interesante.

Primero lo primero: Facebook es Facebook, no es la realidad. En Facebook mostramos lo mejor de nosotros mismos; si es un cascarrabias, si se deprime los domingos o si está celoso de todos sus amigos no te vas a enterar ahí; de modo que mejor no enamorarse demasiado de esa persona que ves en Facebook, porque en definitiva es una ficción, no una persona. Por otro lado, me contás que te separaste de él cuando tenían 17.¡y ahora tienen 27! O sea, no te voy a decir que a estas alturas ustedes son prácticamente desconocidos.pero casi casi. Ahora, vengan de donde vengan (de la nostalgia, de la soledad, de la neurosis) tus ganas de contactarlo son reales, y vale la pena que te saques el gusto: si no vas a terminar dándole al asunto muchísima más importancia que la que amerita.

Mi consejo, entonces, es este: acercarte a él como te acercarías a un desconocido que te gusta en las redes. No le salgas con "me acordé de vos porque." y mucho menos "soñé con vos el otro día y.": agregalo a Facebook, esperá que te acepte y un día muy tranquila le preguntas "hola, ¿cómo andás?". Si no contesta, no insistas. Llamás a una amiga, le contás, se ríen un rato y a otra cosa.

Contame cómo sigue después que me intriga. Un cariño,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?