"Brasil decime qué se siente" tener a Creedence en el Luna Park

Creedence Clearwater Revisited tocará el viernes en el Luna Park y el sábado en Cosquín Rock
Creedence Clearwater Revisited tocará el viernes en el Luna Park y el sábado en Cosquín Rock
Sebastián Chaves
(0)
8 de febrero de 2018  • 07:30

“Nuestro objetivo era que alguna vez lleguemos a sonar en la radio”. Así de modestos eran los horizontes de Creedence Clearwater Revival según cuenta Doug Clifford, baterista y miembro fundador del grupo. Visto en perspectiva, el análisis no resiste más que una conclusión para él: “Misión cumplida”.

Antes de desembarcar el viernes en el Luna Park y el sábado en Cosquín Rock con Creedence Clearwater Revisited, una sutil variación del nombre original que lo tiene a él y al bajista Stu Cook entre sus filas pero no a John Fogerty (el cerebro compositor de Creedence), Clifford recuerda cómo fueron esos breves pero intensos años de vida del grupo. “Se cumplen 50 años de nuestro primer disco y los temas todavía se escuchan. Puede que uno vea de otra manera las cosas con el paso del tiempo, pero eso sigue siendo así”.

Constituidos como una banda de rock clásico capaz de hacer canciones de efectividad imbatible, Creedence forjó su carrera a base de trabajo duro y una agenda que no daba respiro. Sólo en 1969, por ejemplo, editaron tres discos de estudio e iniciaron giras de presentación para cada uno de ellos. “John Fogerty pensaba que si dejábamos de estar en los rankings aunque sea por un día, el público se iba a olvidar de nosotros”, recuerda riéndose Clifford. “Era obvio que no era tan así, pero nos ajustamos a ese plan de trabajo de manera consicente. Al otro año, editamos dos discos más y no dejábamos de tocar en vivo, como si estuviésemos llevando una antorcha por todo el país”.

Bad Moon Rising

2:19
Video

Y aunque desde el lado creativo todas las miradas estaban puestas en John Fogerty, guitarrista, cantante y principal compositor del grupo, Clifford reclama que se trataba de un trabajo en equipo: “La mayoría de los temas surgían de zapadas, aunque en los créditos sólo figurara John. Nosotros también pusimos ideas sobre la mesa”. El fin último era, sin embargo, tocar lo más posible. “Sabíamos que teníamos algo bueno y una base de fans muy grande, nos propusimos respetar los límites del género pero sin miedo a ir un poquito más allá”, explica.

–¿Por qué creés que una música tan clásica de una región particular tuvo resonancia en todo el mundo?

–El secreto es que es música bailable y eso trasciende el lenguaje. Ahora mucha gente habla inglés, pero en ese momento llegabas si tenías ritmo. Eso también explica el éxito en América latina, donde el componente rítmico y las percusiones son tan importantes. Si tocás rock and roll y no hacés bailar a la gente, mejor dedicate a otra cosa (risas). La música es ritmo desde sus orígenes.

Suzie Q

5:24
Video

–¿Creés que el hecho de haber tenido una carrera tan corta hizo que el mito se vuelva más grande y que, de alguna manera, ayudó que no lleguen a tener crisis de creatividad?

-No lo sé, realmente, creo que siempre hubiésemos mantenido ese sonido Creedence y cambiar un poco para no cambiar nada. Me hubiese gustado que siguiéramos un tiempo más, pero no se dio. La realidad es esa. Es difícil saber si hubiésemos seguido teniendo éxito.

–Las chances de que vuelvan a tocar con John Fogerty son nulas, entonces.

–Sí, no hay chances. Si hubiese pasado debería haber pasado hace 25 años. Ahora no tiene sentido. Nosotros somos felices así y él debe ser feliz haciendo lo suyo, porque lo hace muy bien. Le deseo lo mejor, de verdad, yo tengo mi mundo, mi familia y sigo con mi mejor amigo, Stu Cook.

Have You Ever Seen The Rain?

3:16
Video

–¿Y de qué hablan cuando tienen que hacerlo por temas legales?

–De nada (risas). No hablamos mucho. Sabemos que tenemos obligaciones que son estrictamente de negocios así que solo se trata de eso. A veces me cuestiono cómo se maneja en algunos asuntos, pero tratamos de llevarnos bien y llegar todos a buen puerto.

Cuatro clásicos inmortales según Doug Clifford

“Suzie Q":Originalmente compuesta por Dale Hawkins, en 1957, Creedence la versionó en su disco debut y terminó por convertirse en el primer éxito del grupo. “Fue un sentimiento agridulce porque no era un tema nuestro, había sido un hit 10 años antes. Pero nosotros le dimos nuestra impronta, le cambiamos el beat para que pase de ser un rockabilly a algo más poderoso y bailable. Nos gustaba mucho lo que se generaba cuando la tocábamos en vivo, pero sabíamos que teníamos que meter un tema nuestro en el ranking para no ser una banda pasajera”.

“Bad Moon Rising”: Por esos giros inexplicables del destino, la melodía del tema que Creedence incluyó en su disco Green River (1969) fue utilizada por varias hinchadas de fútbol y luego como canto emblema del público argentino en el Mundial pasado con el famoso inicio: “Brasil decime que se siente”. “La escuché, es muy excitante y muy divertida, sabemos que el fútbol es el deporte más popular a nivel mundial y sobre todo en América latina. Y ese gesto significa, de algún modo, que nos hayan incluido en el juego. Es algo maravilloso. Es algo similar a cuando en nuestros recitales corean nuestro nombre, nos devuelven un canto para demostrarnos que les gustó como tocamos. Es muy lindo que hagan eso”.

Looking Out My Back Door

2:25
Video

“Have You Ever Seen the Rain?": “Desde que el streaming y la música digital cambiaron el mercado musical descubrimos que es nuestro tema con más downloads y más escuchado en las plataformas. Solía ser «Proud Mary»… pero, como sea, «Have You Ever Seen The Rain?» siempre fue de mis favoritas. Es una balada pero tiene groove y se vuelve majestuosa en el estribillo. Es un gran mérito de John Fogerty. Es una de sus grandes canciones”.

“Looking Out My Back Door”: En pleno revival del rock clásico, el tema se volvió parte central de la banda de sonido de El gran Lebowski, la comedia de 1998 dirigida por los hermanos Coen y protagonizada por Jeff Bridges, cuyo personaje era fanático de Creedence. “Fue un honor, la parte que más me divirtió fue cuando le llevan el auto y lo único que le importa es recuperar el cassette de Creedence. Y después discute con el taxista que escucha The Eagles y lo termina echando del auto. Eso marcó que fuimos parte de la película, no es que simplemente usaron nuestras canciones. Tengo afiches de El gran Lebowski en mi estudio, porque además Jeff Bridges me parece un gran actor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.