Marcelo Gallardo tiró la primera piedra: todos "levantan la guardia" para pelearse más

Francisco Schiavo
Francisco Schiavo LA NACION
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
(0)
6 de febrero de 2018  

Los arbitrajes siempre estuvieron bajo un microscopio. Antes había menos medios y, tal vez, se hablaba menos de ellos. Pero en el inconsciente colectivo siempre estarán figuras como las de Nimo, Dellacasa o Ithurralde. Más adelante, Lamolina, Loustau (padre), Mastrángelo o Espósito. Y más acá Baldassi, Elizondo o Ángel Sánchez. Son un puñado de casos. Muchos faltan, pero para el ejemplo lo mismo da. De los jueces se dudó, se duda y se dudará.

La gran cuestión es que los protagonistas se dieron cuenta de eso y actúan en consecuencia en tiempos de la gran difusión de las redes sociales. Es una gran caja de resonancia. En realidad, presionan delante de todo medio. Lo hacen aquellos que durante su carrera fueron pícaros y oportunistas. Y también lo hacen aquellos que dieron la imagen de pulcritud, de elegancia, pero que, sin embargo, guardaban botines tan filosos como la propia lengua. Es algo parecido a aquello de hazte la fama y... En definitiva, todos. Todos. Con tal de no quedar relegado en cuanto a los reclamos, más vale alzar la voz por cualquier tema. Después de se verá si eso tuvo un sentido o si fue una cortina de humo.

Sucede en todos los torneos. Siempre hay un disparador. Será cuestión de repasar el archivo. En este caso no conviene irse muy lejos. El que tiró la primera piedra fue Marcelo Gallardo , entrenador de River, en plena pretemporada. El Muñeco fue contra el poder presuntamente institucionalizado. Dijo que River siempre tenía que estar con la guardia en alto e involucró al presidente de la Nación, Mauricio Macri , y al mandamás de la AFA, Claudio Tapia. "Cuando te va bien, todos te quieren pegar. Es algo cultural. No lo podés cambiar", agregó Gallardo, en la entrevista con radio La Red.

A partir de entonces cada uno que se sintió autorizado "levantó la guardia". Lo dijo Guillermo Barros Schelotto , por si acaso, después del 1-1 entre San Lorenzo y Boca . Fue en broma, pero también en serio. Muy en serio. Algo parecido utilizó el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, después de tantas declaraciones cruzadas. En algún momento fue un recurso usado por los Moyano en Independiente y también por los dirigentes de Racing cuando las cosas no iban tan bien. La guardia en alto, de eso parece tratarse el fútbol argentino en los últimos tiempos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?