0

Rodrigo Mora todavía disfruta el regreso a River: "Me dormí a las 7 de la mañana pensando en todo lo que viví"

El delantero volvió a jugar en el Monumental luego de ocho meses y se conmovió
El delantero volvió a jugar en el Monumental luego de ocho meses y se conmovió Crédito: Prensa River
Juan Patricio Balbi Vignolo
0
6 de febrero de 2018  • 14:34

El domingo 4 de febrero de 2018 será uno de los días más recordados en la vida de Rodrigo Mora . Luego de casi nueve meses sin pisar el césped del Monumental por la lesión que lo mantuvo al margen de las canchas, el delantero uruguayo regresó y fue recibido con una ovación por el público millonario, en una noche a pura ansiedad y pasión.

"Viví dos situaciones distintas. Contra Huracán fue el primer partido, con la felicidad por el llamado del Gallardo. Perdimos y estaba mal por eso, y después reflexioné en el vestuario que después de 8 meses había vuelto a jugar. No podía estar mal por un resultado. Superé algo increíble y lo sigo haciendo cada día", contó hoy Mora en rueda de prensa luego del entrenamiento matutino de River. "Estaba ansioso por volver al Monumental, por el momento en que Gallardo me llamara para entrar. Estoy feliz por el cariño, tanto en la cancha como en las redes sociales. Deseo poder seguir entrando y dar lo máximo de mi para devolver todo el afecto".

El delantero volvió a jugar en el Monumental luego de nueve meses y se conmovió; "me dormí a las siete de la mañana pensando en todo lo que viví"
El delantero volvió a jugar en el Monumental luego de nueve meses y se conmovió; "me dormí a las siete de la mañana pensando en todo lo que viví" Crédito: Prensa River

Todo comenzó en junio del año pasado, cuando le realizaron un "forage de la cadera derecha" por la necrosis aséptica en la cabeza del fémur, producto de un infarto en el hueso por falta de flujo de sangre. Su último juego oficial había el 14 de mayo en el 3-1 ante Boca, y el retorno recién se dio en enero en un amistoso ante Miami United durante la pretemporada, en el que ingresó unos minutos en lugar de Carlos Auzqui. Finalmente, volvió el 28 de enero en la derrota 1-0 con Huracán y pisó otra vez el Monumental el último domingo en la victoria 1-0 ante Olimpo.

"Cuando entré la ovación fue algo increíble. Llegué a mi casa y me pasé para el otro lado: me dormí a las siete de la mañana pensando en todos los momentos que viví. No pude hacer el gol pero cumplí lo que me propuse en cada día que atravesé con la lesión. En la jugada que erré no podía creer cómo no la emboqué, pero fue una señal de que estuve cerca. No estoy ansioso por el gol, vivo el día a día y vengo a entrenar feliz, esperando que no me moleste nada. El gol después va a llegar", comentó el atacante de 30 años. "Cuando pasó todo, el médico me dijo que hasta enero me olvidara de jugar. Yo lo primero que pensé fue revertir la situación y quise saber cuándo me operaba, deseando que saliera con éxito para dar el 100 por ciento de mi en la recuperación y poder estar bien de la cabeza. Veía a River desde mi casa, fue algo muy difícil".

Eso sí, la rehabilitación no resultó nada sencilla: pasó tres meses con muletas y recién a fines de septiembre pudo entrenarse en Ezeiza con sus compañeros, haciendo trabajos de kinesiología y gimnasio. "Superar cada obstáculo, pasar cada mes, fueron pasos importantes. Si bien el médico me había dicho que volvía en enero, no era seguro. Volver a ponerme los botines y pisar una cancha a la par de los compañeros me hace feliz. Como jugador me voy sintiendo mejor y espero demostrarle al entrenador día a día para poder estar en la lista de concentrados", señaló Mora, quien anotó su último gol el 10 de mayo ante Emelec, justamente en el que había sido su último partido en Núñez.

"Todos los que dijeron cosas de mí estarán pensando 'para qué abrí la boca'", atinó únicamente a comentar el charrúa sobre las distintas versiones que circularon acerca de su lesión, y agregó que no va más allá del partido del próximo domingo ante Lanús. "La gran ilusión que tenía era volver a pisar una cancha. Hoy estoy dentro de una. La ilusión más próxima es estar en la lista de los concentrados del próximo partido. Yo, antes de la lesión, pensaba muchas cosas que podían pasar, y me pasó eso y lo viví en muletas en casa. Hoy ya no pienso más que en estar bien y no tener molestias para entrenar en un año nuevo lleno de ilusiones".

Finalmente, y luego de un regreso a pura emoción, Mora contó su deseo de vestir únicamente la camiseta de River hasta el final de su carrera: "Ojalá así sea, es una de las cosas que siempre pensé cuando decidí quedarme porque soy feliz en este club y no me arrepiento. Lo que pasó fue un momento tan difícil en mi vida y sentí el respaldo de la gente, dirigentes, compañeros, amigos y cuerpo técnico. Acá soy feliz".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.