A los 42, Isabel Macedo ilusionada con la espera de su primera hija. "Lo disfruto al máximo porque no sé si voy a volver a vivir esta experiencia"

En el sexto mes de embarazo, la actriz habla de su presente de felicidad junto a Juan Manuel Urtubey. "La beba nacerá el 23 de mayo en Salta, el mismo lugar que su papá y sus hermanos" FOTO: Gabriel Machado
En el sexto mes de embarazo, la actriz habla de su presente de felicidad junto a Juan Manuel Urtubey. "La beba nacerá el 23 de mayo en Salta, el mismo lugar que su papá y sus hermanos" FOTO: Gabriel Machado
(0)
6 de febrero de 2018  • 16:36

En apenas dos años, el amor hizo que la vida de Isabel Macedo (42) diera un giro de 180°. En febrero de 2016 conoció a Juan Manuel Urtubey (48), el gobernador de Salta, y al poco tiempo se mudó a Finca Las Costas, la residencia de su pareja en las afueras de la capital salteña. Se casaron en septiembre de ese mismo año y ahora está embarazada de seis meses. Su primera hija nacerá el 23 de mayo en la ciudad que vio nacer y crecer a su marido. Isabel no quiere pensar en el futuro, ni siquiera proyectarse como mamá. Reconoce que una de sus mayores virtudes es vivir el presente al máximo y durante su encuentro con ¡Hola! Argentina -en un alto del shooting que protagonizó para la campaña otoño invierno de Calandra- pone en palabras la felicidad que vive en la dulce espera. "Estoy muy bien, feliz. Ahora me siento bárbara. Ya estoy mejor".

-¿Tuviste complicaciones?

-No fue lo que me imaginaba... Todo el mundo me decía que los primeros tres meses podía no sentirme bien, pero yo me sentía pésimo. Además, estuve con vértigo y un montón de sensaciones que se me juntaron en esa misma época.

-Y ahora ya estás disfrutando.

-Sí, estoy contenta con el minuto a minuto. Me parece tan milagroso que no puedo creerlo. Todo el tiempo paso y me miro en los espejos y me veo con la panza. La acaricio y me emociona. Siento que estoy bendecida.

-¿Cuál es la fecha de parto?

-El 23 de mayo. La beba va a nacer en Salta, como su papá y sus hermanos.

-Cuando estuvieron en el programa de Susana Giménez en diciembre pasado, Juan Manuel contó que en cuatro meses te habías hecho ocho ecografías.

-(Se ríe) Yo no sé si voy a volver a vivir esta experiencia y lo que me está pasando, lo quiero vivir al máximo. Al principio tuve un accidente: me caí por una escalera en mi casa, entonces iba todas las semanas al médico. Necesitaba más atención para saber si estaba todo bien. En ese momento no quise contar lo que me había pasado, porque estaba aterrada y muy preocupada.

-¿Seguís haciéndote una ecografía por semana?

-No, ahora estoy mucho más tranquila porque marcha todo bien. La siento desde el cuarto mes. Hace una semana que se me mueve mucho más la panza. Estoy viviendo como un reality, cada instante a full. Mi mamá me dice que me saque fotos todo el tiempo, que se las mande y las guarde también. Yo no soy tan así, necesito vivir el momento y verlo con mis propios ojos, no tan registrado.

"El embarazo no me parece una situación normal, más allá de que muchas lo vivan así. Debe tener que ver con que ya no tengo 20 años..." FOTO: Tadeo Jones
"El embarazo no me parece una situación normal, más allá de que muchas lo vivan así. Debe tener que ver con que ya no tengo 20 años..." FOTO: Tadeo Jones

EL AMOR TODO LO CAMBIA

-¿Qué sentiste cuando lo conociste a Juan Manuel?

-Todo. Me di cuenta de que algo se había modificado en mí. Siendo alguien que está siempre en el momento presente, de golpe con él empecé a pensar en el futuro y que no quería que nos pasara nada malo a ninguno de los dos. Me decía a mí misma: "No me quiero morir ahora que sé lo que es sentirme así de feliz". Me emociona decirlo ahora.

-Entonces cuando lo conociste, fue la primera vez que proyectaste.

-La única vez en mi vida.

-¿Quién tomó las riendas de la relación, porque a los siete meses de estar de novios se casaron?

-Juan Manuel es así de determinante. Si no tuviera esa personalidad, no podría gobernar una provincia. Igual yo soy bastante parecida. El casamiento no fue algo tan pensado: lo sentimos.

-¿Cómo viviste la mudanza de Buenos Aires a Salta? ¿Te costó despegarte de tus afectos?

-Yo siempre fui independiente y solitaria, más allá de que necesite cariño. El amor que pido lo tengo en mi casa, con Juan Manuel y los chicos [N.de la R: Marcos (23), Lucas (21), Mateo (17) y Juana (14), los hijos que Urtubey tuvo con Ximena Saravia Toledo, su primera mujer]. Ahí tengo mi nuevo mundo, que es el que más me importa. Mi mamá viene a visitarme seguido, nos reímos y recuperamos los momentos. Sería mucho más lindo vivir cerca, pero también somos grandes y cada uno tiene su vida. Si estuviera en Buenos Aires, seguramente estaría trabajando mucho. Y mis amigas viven por el mundo, sólo dos quedaron en Buenos Aires. Gracias a Dios existen el teléfono y FaceTime, y estoy muy conectada. En Salta lo acompaño un montón a Juan Manuel. Me interesa, quiero conocer, aprender.

-¿Cómo te llevás con el rol de Primera Dama salteña?

-Como es la realidad que tenemos en este momento, es lo más natural del mundo. A mí no me resulta un sacrificio, no lo veo como un trabajo. Yo estoy ahí acompañándolo porque quiero, también podría quedarme en mi casa.

"Todavía no decidimos el nombre de nuestra beba. Mi marido tiene diez hermanos. Están todos casados, con hijos. En total, son cuarenta primos y ninguno se llama igual que otro" FOTO: Gabriel Machado
"Todavía no decidimos el nombre de nuestra beba. Mi marido tiene diez hermanos. Están todos casados, con hijos. En total, son cuarenta primos y ninguno se llama igual que otro" FOTO: Gabriel Machado

LO MEJOR ESTÁ POR VENIR

-Juan Manuel tiene cuatro hijos. ¿Es un buen padre?

-El mejor del mundo, perfecto, espectacular. Tiene una agenda llena de compromisos, reuniones y viajes, pero se levanta todos los días para llevar a los chicos al colegio. No evade responsabilidades. Es un padre muy presente con un trabajo extraordinario.

-¿Cómo viven los hermanos la espera de la beba?

-Muy bien. La beba va a tener muchos brazos que la agarren. Lucas es el que más me toca la panza, le da curiosidad. Quiere saber qué me está pasando todo el tiempo.

-¿Pensaron el nombre?

-Somos un montón para decidirlo. Para empezar, Juan Manuel tiene diez hermanos. Están todos casados, con hijos. La bebita nace con cuarenta primos y ninguno se llama igual que otro. No me animo a decir ni uno, no quiero que nadie la llame de alguna manera hasta que lo decidamos con Juan Manuel. Estamos buscando opciones con los chicos. Los leemos en voz alta y vemos si ella nos da alguna señal: si patea o se mueve más.

Texto: Sebastián Fernandez Zini y Paula Galloni

Tapa ¡Hola! Argentina 378
Tapa ¡Hola! Argentina 378

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.