0

El regreso de Bergoglio

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
0
7 de febrero de 2018  

Dicen que ni Dios sabe lo que piensan los jesuitas. Pero, al menos, la reciente visita de los obispos argentinos al Vaticano confirmó, una vez más, que al menos sí hay un pensamiento muy firme en Jorge Bergoglio, que no cambia desde que se convirtió en papa: no venir a la Argentina.

Tal vez ese empecinamiento encubra una verdad contraria y sorprendente: que no solo piensa en regresar, sino que cuando lo haga será para siempre. ¿Cómo?: siguiendo el ejemplo de Benedicto XVI, que renunció al trono de Pedro hace ya cinco años.

Pero una cosa es convertirse en papa emérito y quedarse retozando en los jardines detrás de la Basílica de San Pedro y otra mandarse a mudar a un lugar tan alejado como la Argentina. Si esa hipótesis llegara a confirmarse, la milenaria diplomacia vaticana, ¿vería con buenos ojos tener por fuera de su radar y sin control a uno de los protagonistas máximos de su historia?

Pero por más que renunciara y volviera, el aura pontificia nunca terminaría de evaporarse y ello impediría a Bergoglio recuperar la vida sencilla y frugal sin sobresaltos que supo tener hasta ser elegido en el cónclave de 2013.

¿Cuándo sucedería? Ni Dios lo sabe.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.