El plan republicano extendería la hegemonía blanca hasta 2049

Trump mantuvo ayer un encuentro con autoridades migratorias en Washington
Trump mantuvo ayer un encuentro con autoridades migratorias en Washington Fuente: Reuters - Crédito: Jonathan Ernst
También frenaría el ingreso de 20 millones de migrantes en los próximos 40 años
Jeff Stein
Andrew Van Dam
(0)
7 de febrero de 2018  

WASHINGTON.- Según un análisis de The Washington Post, la propuesta del presidente Trump para recortar el número de inmigrantes legales retrasaría entre uno y cinco años la fecha en que los estadounidenses blancos pasen a ser una minoría de la población.

Publicado por la Casa Blanca el mes pasado, el plan reduciría un programa que permite que las personas que residen en Estados Unidos puedan presentarse como garantes para que sus familiares que viven en el exterior puedan solicitar un permiso de residencia y eliminaría el "programa de visas de diversidad" que beneficia a inmigrantes de países con niveles de emigración históricamente bajos. En su conjunto, los cambios afectarían a los inmigrantes de África y América latina.

La Oficina del Censo de Estados Unidos proyecta que para 2044 las minorías superarán el número de blancos estadounidenses. Los análisis de The Washington Post prevén que si el plan de Trump fuera puesto en práctica, la fecha se aplazaría a 2045 o 2049.

En total, la propuesta podría frenar la entrada de más de 20 millones de inmigrantes en las próximas cuatro décadas. El cambio tendría efectos profundos en el tamaño de la población y su composición, alteraría las proyecciones de crecimiento económico y la edad de la fuerza laboral de Estados Unidos, y también influiría en su política y su cultura.

El plan de Trump exige eliminar todos los programas de visa familiares que no se utilizan para patrocinar ni a menores ni a esposas.

The Washington Post calculó cuál sería el menor y el mayor número de personas afectadas por los recortes a la inmigración legal según el plan de Trump. La estimación menor, calculada por Numbers USA, un grupo que está a favor de limitar la inmigración, sugiere que serían admitidos 300.000 inmigrantes legales menos por año. La estimación mayor, propuesta por el Instituto Cato, que favorece la inmigración, sugiere que podrían ser admitidos unos 500.000 inmigrantes menos.

En agosto, Trump respaldó un proyecto de ley que reduciría la inmigración legal en 500.000 personas por año. Si el plan de Trump no se implementa, se prevé que la proporción de la población blanca en Estados Unidos caiga desde más del 60% de 2018 a menos del 45% para 2060. En las estimaciones más bajas del impacto de la propuesta de Trump, los blancos siguen siendo el grupo mayoritario hasta 2046.

En el orden económico, el plan podría reducir el crecimiento de la economía estadounidense. Si se implementara, dentro de dos décadas la economía podría contraerse más de un billón de dólares respecto de lo proyectado anteriormente. Eso se debe principalmente a que la economía tendría menos trabajadores.

El plan también aumentaría la edad promedio de los trabajadores. Según datos de la Oficina del Censo, unos 4 de cada 5 inmigrantes tendrían actualmente menos de 40 años, mientras que solo la mitad de la población total del país se encuentra en esa franja etaria. Ya se prevén puntos de escasez demográfica, porque en el futuro cercano se jubilarán millones de trabajadores, lo que genera preocupación sobre la solvencia a largo plazo de programas como la seguridad social y el Medicare.

Además, el plan podría tener repercusiones a largo plazo en el sistema político, ya que el 54% de los inmigrantes se naturalizan en un plazo de 10 años y acceden al voto.

Según el Centro Pew, los inmigrantes hispanos registrados como votantes prefieren a los demócratas antes que a los republicanos por un margen de 70 a 18, y los votantes registrados que son inmigrantes asiáticos están a favor de los demócratas por un margen de 50 a 33.

Pero mientras que este retraso de la diversificación estadounidense podría ser significativo, en el fondo, sin embargo, el destino demográfico del país no cambiará. Los expertos dicen que el principal conductor de la diversificación en Estados Unidos es la población hispana nativa, que según datos oficiales creció 5 millones entre 2010 y 2016, mientras que la población blanca nativa perdió 400.000 habitantes en el mismo período.

Traducción de Jaime Arrambide

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.