0

¿Quién sabe más de los famosos?Juegos que desatan charlas muy jugosas y entretenidas

Ricardo Marín
0
8 de febrero de 2018  

El festejo final del primer programa
El festejo final del primer programa Fuente: LA NACION

¿Quién sabe más de los famosos? / Idea: Noel Vila y José Nuñez / Conductor: Adrián Pallares / Guión: Juan Mesa / Locución: Tamara Tarrio / Producción ejecutiva: Emilio Deicas / Dirección: Lucas Arecco / Canal: América / Horario: Sábados, a las 22 / Nuestra opinión: Muy bueno.

No se puede soslayar: el formato de ¿Quién sabe más de los famosos? trae indefectiblemente a la memoria el recuerdo de ¿Que fue primero, el huevo o la gallina?, el programa de entretenimientos que condujo Gustavo el "Pelado" López, en 2015, por la pantalla de Telefé.

Obviando ese hecho, que no es menor, la propuesta que conduce Pallares cumple con eficacia el objetivo de entretener que se le pide a un programa de juegos. La mecánica consiste en la competencia de seis personas conocidas en el ambiente mediático. Estas deben superar varios desafíos que les plantean las consignas, que reciben la mayoría de las veces mediante una tablet. Los aciertos que logren en esos retos acumulan puntos que le permiten llegar a la final al que más sume. Quien llega a esa instancia convierte a sus puntos en dinero y puede ganar en principio 25.000 pesos más si resuelve un acertijo. De hacerlo accede a otro juego con el que puede agregar otros 25.000 pesos a lo ya ganado.

En el desarrollo de esta mecánica, el conductor reúne dos características que aportan a generar y mantener el interés en cada emisión. Su labor al frente del programa resulta divertida y la desempeña con soltura y simpatía. A esto le suma que conoce en profundidad de la materia prima con que se nutre la temática de los juegos, léase: los famosos y el espectáculo. De esta manera, cada segmento en que los participantes juegan se enriquece con las charlas y debates que Pallares consigue generar, dirigir y hacer crecer a partir de las consignas de los juegos. Por momentos, el programa se convierte en una suerte de Polémica en el bar en la que las consignas juegan el papel de disparadores para la conversación, el intercambio de anécdotas y opiniones que muchas veces derivan en discusiones sobre temas que se mantienen en el terreno de lo divertido.

La tarea de la producción y el guionista en cuanto al contenido de los juegos planteados es muy bueno. La variedad de información que se pone en juego es muy rica y la manera en que se diseñan los desafios resulta ingeniosa.

En cuanto a los participantes, el grupo que participó del primer programa consiguió una dinámica atractiva y el bagaje de anécdotas y situaciones vinculadas a cada uno de ellos resultó muy productiva. Sin embargo, aun con la recompensa que ofrecen los premios parecería que, por ahora al menos, el convite no tienta a figuras cuya fama actual genera convocatorias masivas. Seguramente con el correr del tiempo esto se revierta. Condiciones para lograr esto no le faltan al programa.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.