Caos en el transporte y pistas de esquí improvisadas: una nevada alteró la vida de París

La caída de entre 15 y 20 centímetros de nieve provocó embotellamientos, cancelaciones de vuelos y la apertura de refugios
La caída de entre 15 y 20 centímetros de nieve provocó embotellamientos, cancelaciones de vuelos y la apertura de refugios Fuente: AFP
(0)
8 de febrero de 2018  

PARÍS.- Snowboard en mano, Gilles contempla entusiasmado los jardines nevados de la Basílica del Sagrado Corazón, uno de los lugares más turísticos de París, convertido ayer en una pista de esquí improvisada. "Es una nieve buena, aunque no tanto como la de 2010", dice el joven, con su traje amarillo fluorescente, sorprendido de haber podido descender por los jardines durante una hora sin haber sido desalojado por la policía.

París quedó ayer cubierta por un manto blanco tras la caída de entre 15 y 20 centímetros de nieve en 24 horas, más que en 2013, el año récord de las últimas décadas. La cantidad de nieve superó todas las previsiones de los meteorólogos. La capital y la región Ile-de-France quedaron virtualmente bloqueadas, con grandes embotellamientos en los alrededores de París.

Cientos de personas pasaron la noche atrapadas en sus vehículos o en refugios improvisados en las afueras de París, ya que las autoridades francesas no lograron limpiar los caminos a tiempo. Varios vuelos que salían de los aeropuertos de París fueron cancelados o retrasados, mientras que la policía de la prefectura parisina instó a los conductores a dejar sus vehículos en casa para no empeorar los embotellamientos. En el subte de la capital, los pasajeros afrontaban largos viajes en vagones abarrotados.

Mientras tanto, otros, como Gilles, aprovecharon la nevada para volver a la infancia. Si bien el parque frente a la Basílica del Sagrado Corazón está cerrado al público, un puñado de esquiadores saltó la valla para disfrutar del inusual placer de esquiar en plena capital francesa.

"El mejor lugar en París es la calle del Chevalier de la Barre, es la que tiene más pendiente", justo detrás del Sagrado Corazón, dijo Gilles, fundador y único miembro del Montmartre Ski Club, en alusión al barrio donde está la basílica, en el norte de la capital.

El césped resurge entre la nieve en algunos lugares, la bajada solo dura unos segundos y luego hay que volver a subir a pie. "Es ya un placer decir que esquiamos en París", explicó Lucas. Otros, con menos técnica, se contentan con un trineo improvisado de cartón duro. "Antes no vine porque trabajaba, pero hoy [por ayer] aprovecho", contó Yacine.

Pero poco después de las 10 (hora local) policías municipales subieron las escaleras y muchos de los esquiadores se fueron del lugar. "¿Ya saben que los podríamos multar? Son 68 euros", les dijo uno de los efectivos.

"Me hubiese gustado que me impusieran una multa por eso, creo que la habría enmarcado", murmuró uno de los esquiadores, tras saltar la valla para salir del parque. "Trataré [de seguir esquiando] en el pequeño cinturón [una vía ferroviaria semienterrada y fuera de uso que rodea la capital], hay buenas pendientes. Estoy seguro de que a nadie se le ocurrirá".

En Velizy, una pequeña localidad en los suburbios de París, unas 200 personas que no habían conseguido volver a casa pasaron la noche en un centro comercial y un polideportivo, mientras que otras 1500 durmieron en 46 refugios abiertos en la capital.

"Hicimos todo lo que pudimos para adelantarnos a esta situación -afirmó Johanna Primevert, vocero de la prefectura de París, a la radio RTL-. Entre 2500 y 3000 personas han sido movilizadas para facilitar el tránsito y prestar asistencia".

La operadora ferroviaria nacional, SNCF, se vio obligada a reducir la velocidad de sus trenes TGV de alta velocidad debido a la nieve, y recomendó a los pasajeros que aplazaran sus viajes. En tanto, los jardines maternales cerraron ayer por precaución.

En total, 25 departamentos franceses seguían ayer en alerta naranja por las condiciones meteorológicas y el hielo en las rutas, y en varias regiones se suspendió el servicio de ómnibus escolares.

Un fenómeno inusual

15-20 Centímetros de nieve

Cayeron en París en 24 horas, una cantidad "excepcional", según explicó Benjamin Griveaux, vocero del gobierno francés

739 Kilómetros

Se produjeron de embotellamientos (en suma) en la región de la capital francesa desde anteayer

900 Vehículos atrapados

Hubo en los alrededores de París, en especial en la ruta 118 (sudoeste); entre 1500 y 2000 personas tuvieron que pasar la noche en sus autos en ese tramo

46 Refugios

Fueron abiertos en la capital para recibir a damnificados de la nevada

Agencias AP, AFP y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?