0

FCA pidió aumentar los reintegros a las exportaciones de autos

En la presentación del nuevo Cronos, los empresarios plantearon llevarlos del 6,5% al 10,5% para paliar la falta de competitividad por los impuestos que paga el sector
En la presentación del nuevo Cronos, los empresarios plantearon llevarlos del 6,5% al 10,5% para paliar la falta de competitividad por los impuestos que paga el sector Fuente: LA NACION
María Julieta Rumi
0
8 de febrero de 2018  

"Cuando exportamos autos, exportamos impuestos", repiten como una máxima los empresarios del sector automotor, y si bien la reforma tributaria ya fue aprobada, el efecto de los impuestos en los precios de los vehículos se seguirá sintiendo de aquí a cuatro años, por lo que están negociando con el Gobierno un aumento del reintegro por exportaciones del 6,5 al 10,5% para ganar competitividad en el mientras tanto. "Hay dos trabajos: uno en el largo plazo, que es la reforma tributaria, que va a dar una competitividad inteligente, y otro en el corto plazo con los reintegros, que dan espacio para ganar competitividad", afirmó Antonio Filosa, director general de Fiat Chrysler Automóviles Argentina, durante el lanzamiento del Fiat Cronos.

En este sentido, el presidente de la empresa, Cristiano Rattazzi, apuntó que "va a llevar cuatro años sacar Ingresos Brutos" y que, mientras tanto, se podría dar un reintegro que luego baje, a medida que descienden los impuestos. "Hoy, un 10,5% de lo que se exporta son impuestos. Si se pasa del 6,5% al 10,5% de reintegro por exportaciones, no perdemos más", afirmó. "Ingresos Brutos falsifica toda la situación, como el impuesto al cheque. Son los dos peores. De Sellos e impuestos municipales mejor ni hablar. Lo estamos hablando seriamente con los ministros, porque en el entretiempo tenemos problemas de competitividad. Sí podría existir un impuesto a la venta final, más allá del IVA", explicó Rattazzi.

Por otro lado, consultado por el proyecto de reforma laboral, el COO ( chief operating officer) de Fiat Chrysler Automóviles Latam, Stefan Ketter, dijo que lo ve con buenos ojos y se refirió al caso de Brasil, que, en su visión, tuvo "el coraje de modernizar las leyes laborales. Y eso da ventajas porque se definen mejores reglas, más claras".

En el mismo sentido, Rattazzi dijo que la reforma laboral "sería buena, porque hay que modernizar la legislación. Lo ideal es que se haga formalmente y con el acuerdo de todos los trabajadores", agregó.

Según el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, el empleo industrial dejó de caer, pero resta ver si empieza a crecer este año, y señaló que hay fábricas en el interior a las que les faltan profesionales y podrían tener gente para capacitarla y que luego se quede en la compañía.

Sobre este punto, el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, dijo que podría haber un convenio o una reforma de la ley de contrato de trabajo para mejorar los instrumentos. "Otra cosa que veíamos en España es la bolsa de horas, de manera que si un día hay un pico de producción y se trabajan dos horas más, el día siguiente se pueda entrar dos horas más tarde. La ventaja es que en la Argentina los sindicatos son fuertes, entonces hay pequeñas reformas que se pueden ir negociando", puntualizó. Respecto de las paritarias, insistió en la idea oficial de plantarlas en torno al 15%, con la posibilidad de volver a discutir los aumentos si hay cambios en la inflación.

Por último, Etchegoyen hizo foco en la industria automotriz y dijo que "si en 2018 se producen 600.000 unidades y con Brasil traccionando, va a estar la plataforma para transformar la industria con una mayor integración local". Destacó en este sentido la inversión de US$500 millones en tecnología que hizo FCA en la planta de Ferreyra, que empezó a fabricar el Fiat Cronos.

Nuevo modelo

Con ese dinero, la fábrica pasó de 50 a 225 robots, con los que se robotizó el 85% de la producción y se crearon 1000 empleos. Según los cálculos de la empresa, esto redundará en una mayor productividad: de 22.000 unidades producidas en 2017 pasarían a 75.000 este año, de las cuales dos tercios se exportarán mayoritariamente a Brasil mejorando el flex. Además, el 53% del auto se hace con piezas de proveedores locales que desembolsaron, a su vez, una inversión de US$110 millones.

Este modelo de sedán viene a disputar el segundo segmento de automóviles de Brasil, que solo en 2017 absorbió unos 330.000 vehículos. En la Argentina, este segmento representa casi 100.000 coches al año y se lo disputan varios modelos, como el Etios (Toyota), el Voyage (Volkswagen), el Prisma (General Motors) y el Ford Fiesta.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.