Carrió busca apoyo en el radicalismo para su disputa con el ministro Garavano

La renuncia de la abogada Stilman a la Unidad AMIA profundizó el enfrentamiento
La renuncia de la abogada Stilman a la Unidad AMIA profundizó el enfrentamiento Fuente: Archivo
Laura Serra
(0)
8 de febrero de 2018  

Quienes hablaron con ella cuentan que está furiosa con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica y socia de Cambiemos, está convencida de que Garavano manipuló, condicionó y presionó a los abogados del Estado que actuaron en la querella por la causa de encubrimiento del atentado contra la AMIA para dejar caer la acusación contra los ex fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia.

En las últimas horas, Carrió mantuvo contacto con dirigentes del radicalismo en busca de apoyo. De hecho, Mario Cimadevilla, titular de la Unidad AMIA, es radical y, en línea con Carrió, coincide en que el Estado debió acusar a los dos ex fiscales. Cimadevilla enviará en las próximas horas un informe al Comité Nacional del partido, presidido por Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, y a la jefatura de ambos bloques radicales del Congreso. Allí relatará su actuación en la causa AMIA y será impiadoso con Garavano, con quien está enfrentado desde hace tiempo.

Laura Serra comentó sobre la posibilidad de que haya un juicio político contra el Ministro de Justic

2:27
Video

En el entorno de Carrió, donde saben traducir los enojos de su jefa, no descartan impulsar un pedido de juicio político contra Garavano en el Congreso. "No está decidido; primero vamos a analizar el expediente. Pero es un recurso que no descartamos", anticiparon.

En el radicalismo, por ahora, siguen el caso con preocupación.

"Fue una sorpresa la posición del Gobierno. Müllen y Barbaccia (acusados de participar en el pago de coimas, amenazas y la construcción de pruebas falsas para desviar la investigación) fueron procesados en primera y en segunda instancia y que el Estado ahora pida su absolución llama la atención", sostienen en el centenario partido.

No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno
Germán Garavano

En el Ministerio de Justicia prefirieron no responder directamente a las acusaciones de Carrió. Sin embargo, dejaron trascender que los abogados de la Unidad AMIA estaban, en su mayoría, de acuerdo con no acusar a Müllen y Barbaccia, pero que Cimadevilla cambió el alegato a último momento. Garavano respaldó a los abogados oficiales; para el ministro, los ex fiscales no debían ser acusados porque, entre otras cosas, impulsaron la pista de Irán como responsable del atentado.

Fue así como Garavano desautorizó la decisión de Cimadevilla, le recordó que él tiene facultades para decidir en los juicios en los que el Estado es querellante y ordenó que intervengan los abogados que habían entendido que se debía pedir la absolución de Müllen y Barbaccia. Y así ocurrió: en la audiencia de la semana pasada, el abogado José Console, en representación del Gobierno, no acusó a los ex fiscales.

"Amiguismo"

La postura de Garavano enfureció a Carrió. "No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno", sostuvo anteayer la Coalición Cívica-ARI en un comunicado, en el que informó la renuncia de Mariana Stilman, abogada de la Unidad Fiscal AMIA y persona de máxima confianza de Carrió.

La líder de la Coalición Cívica reforzó ayer su embestida contra Garavano al reflotar una carta que le envió en abril pasado a la Oficina Anticorrupción (OA), en la que detallaba las presiones que sufrió Stilman mientras se desempeñaba en la querella del caso AMIA. Esas presiones, indicó Carrió, provenían de representantes de Garavano y motivaron que, finalmente, Stilman renunciara a la querella. Permaneció como abogada en la Unidad AMIA hasta ayer, cuando dimitió finalmente al cargo.

Este cargo le impide ejercer como representante del Estado en una querella
Coalición Cívica

Carrió está convencida de que Garavano pretende encubrir "a sus amigos" Müllen y Barbaccia. Y que repentinamente nombró a Console para efectuar la operación. Console es secretario del tribunal de disciplina del club Boca Juniors, que preside Daniel Angelici, operador político del macrismo y blanco de durísimas críticas de Carrió. Pero, además, Console se desempeña como secretario letrado del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, donde Angelici ejerce enorme influencia. Trabaja con la consejera Silvia Lorelay Bianco.

"Este cargo le impide ejercer como representante del Estado en una querella", critican en la Coalición Cívica.

Hace un año que Carrió no habla con Garavano. Las líneas están cortadas. En el Ministerio de Justicia dejan trascender que los días de Cimadevilla al frente de la Unidad AMIA están contados. Sin embargo, Cimadevilla no estaría dispuesto a renunciar a su cargo, al menos por ahora, indican quienes hablaron con él en las últimas horas. Lo que espera es el respaldo de su partido, que por ahora se mantiene en silencio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.